lunes, 13 de septiembre de 2021

Crítica: Maligno

MISSTERROR NOS HABLA SOBRE EL NUEVO TERROR MARCA DE LA CASA (O NO TANTO) DEL PROLÍFERO JAMES WAN


póster nueva película james wan
El Demonio sigue pluriempleando sus habilidades para mantener su reinado en el cine de terror. Son ya muchos años de exposición y explotación y cada mención suya, en lugar de cotizar en bolsa, parece que desvirtúa poco a poco su malignidad. El Demonio se ha visto prostituido tantas veces, que ya no es tan sabio, ni por viejo, ni por diablo, pero ¡qué demonios!, cada vez que una película nombra al Maligno como principal villano, tiene nuestra total atención, por poca justificación que su presencia tenga. Cuando un director como James Wan decide que su película se va a titular “Malignant” (2021), lo hace utilizando el adjetivo que implica que todo lo que veremos en su película será demoníaco por naturaleza. Un título así ya significa expectativas atómicas. Si lo unimos al apellido Wan, muerte por ganas


“Poco importa la coherencia y la credibilidad de la historia. Es serie B, ¿necesitamos congruencia? No, queridos y queridas, solo necesitamos diversión” 


james wan nueva película
Cinco años después de “Expediente Warren: El Caso Enfield” (2016), James Wan vuelve a sumergirse en las oscuridades del género para satisfacer esas expectativas y dar que hablar. El bautizado como “mago del jumpscare” y uno de los pesos pesados del terror actual, retoma su particular visión del espectáculo macabro con “Malignant”, un dos en uno que no se contará dentro de sus obras maestras, pero que tiene todos los elementos necesarios para enamorar a todos los fans de la serie B y la diversión sin complejos ni dobles vueltas. 

Annabelle Wallis
El arranque de “Malignant” funciona como engañoso prólogo de la película tipo de la que Wan se ha hecho especialista. Propuestas de marcado corte sobrenatural que, demonio mediante, tienen una asombrosa capacidad para crear una atmósfera tan terrorífica que cualquier pequeño cambio en el volumen o la luz, hace que el espectador pegue un salto hasta el techo. Cuando hablamos de lo bueno que es Wan con los sustos, lo hacemos porque su manejo de los jumpscares es referencia para todo cineasta que quiera hacer uso de este recurso, pero esto no se consigue subiendo el volumen un 75% por encima de lo normal y metiendo luces estroboscópicas a saco, eso sería simplificar algo mucho más complejo. El jumpscare es solo la culminación de la creación de una atmósfera que genera una tensión in crescendo, que por sí sola ya deja la sangre helada. Sin esta atmósfera, pon todos los sustos que quieras, que el resultado no será nada memorable, un ejemplo cercano lo tenemos en “The Unholy” (Evan Spiliotopoulos, 2021). La primera mitad de “Malignant” se mueve dentro de la zona de confort de James Wan: amenaza sobrenatural a la que enfrentar los miedos. La mala noticia es que en ningún momento se consigue crear la atmósfera necesaria y, teniendo en cuenta el currículum del director, uno se podría preguntar si es algo premeditado o no. Yo creo que no. 


“lo que anteriormente parecía una película sobrenatural de tímido resultado, se convierte en un despiporre B que es pura juerga. Gore gamberro, acción explosiva y una ida de olla propia de cualquier película vhs” 


Annabelle Wallis descalza
En esta primera mitad se mantiene la atención el espectador correctamente y se tira de nostalgia para marcar los puntos de interés, pero no es destacable, simplemente resultona. Todo lo que vemos en este primera parte es bastante predecible y si algo destaca es que alguien con tantos blockbusters a su espalda y con un nombre ilustre, se atreva con un guion que es pura serie B y que no busque ninguna justificación en la narración ni en las escenas. Esto se nota desde el principio y creo que es una de las características más positivas de la película. Poco importa la coherencia y la credibilidad de la historia. Es serie B, ¿necesitamos congruencia? No, queridos y queridas, solo necesitamos diversión. No hay grandes alardes de personalidad en esta primera parte, o al menos yo no lo percibí en ningún momento. De hecho, no fui capaz de quitarme de la cabeza el recuerdo de “Daniel isn’t real” (Adam Egypt Mortimer, 2019) aunque es innegable que todo lo que rodea a la casa, a la protagonista y al asesino, engancha. 

Annabelle Wallis y  Maddie Hasson
Con una puesta en escena que es toda una gozada (esa niebla compañera de la noche, la casa, la estación de metro, el hospital en el acantilado…), una fotografía deudora del giallo, una banda sonora que en esta ocasión apuesta por el contrapunto festivo y una desvergüenza en el guion, nos llega el giro de “Malignant” en la segunda mitad de la película. Un giro que no tiene nada que ver con la narrativa, sino con el género, porque lo que anteriormente parecía una película sobrenatural de tímido resultado, se convierte en un despiporre B que es pura juerga. Gore gamberro, acción explosiva y una ida de olla propia de cualquier película vhs que quemábamos en los reproductores de video. La segunda mitad de la película justifica con creces el visionado, pero destapa más las carencias de la primera parte en la que no encontraremos al James Wan más fino. 


“no se ajusta ni a lo que se esperaba de este director, ni es una película uniforme. Como comenté en un inicio, Malignant no está entre lo mejor de este director, pero es una película notable y muy divertida”


insidious 5
Teniendo en cuenta la parte más técnica, aunque he comentado que hay un buen festival gore, tengo que decir que encuentro abuso en la utilización de la sangre digital y algún momento de CGI propios de la primera “Tron” (Steven Lisberger, 1982). También hay FX artesanos que son una gozadera y unas maravillosas coreografías en las escenas de más acción (impagable el momento del calabozo y la comisaría). Respecto a las interpretaciones, bastante justitas desde mi punto de vista, Annabelle Wallis o se pasa o no llega. Pura subjetividad, obviamente, porque es una actriz a la que personalmente no le he encontrado ningún momento de gracia. Algo que destaco muy en positivo es el uso de los planos cenitales, las secuencias cámara en mano y los primeros planos para reflejar con detalle los momentos de conexión entre la protagonista y su antagonista. Técnicamente poco se puede reprochar a alguien que ha demostrado tan buen manejo del entorno y de las herramientas con las que trabaja. 

Annabelle Wallis en camisón
Podemos concluir que “Malignant” es una película irregular, pero no lo digo en sentido peyorativo sino descriptivo, ya que no se ajusta ni a lo que se esperaba de este director, ni es una película uniforme. Como comenté en un inicio, “Malignant” no está entre lo mejor de este director, pero es una película notable y muy divertida. Como fan de este director (incluso adoro su “Aquaman”), he disfrutado mucho de esta maligna experiencia, pero admito que me hubiera gustado más un salto a los brazos de la serie B más gamberra desde el inicio y haber obviado ese quién es quién inicial. En este punto, “Malignant” provoca la misma sensación que provocaba “Midsommar” (Ari Aster, 2019), salvando las distancias y dejando claro que no tienen absolutamente nada que ver. Ambas tienen un inicio que indica que estamos ante una película muy diferente a lo que la película terminará ofreciendo. En el caso de “Midsommar”, el inicio podría haber sido una continuación de “Hereditary” y los primeros compases de “Malignant” podrían haber sido una hermana muy pequeña de alguna “Insidious”. En ambos casos, nada que ver con sus realidades, algo que no es malo sino todo lo contrario. Eso sí, encuentro que Wan ha flaqueado un poco más en esta primera parte. Y a todo esto, ¿Aparece el Maligno? Pues... Esto y otros misterios eléctricos sin resolver para la próxima entrega, porque chatis, esto huele a franquicia.


11 comentarios:

Krueger dijo...

Totalmente de acuerdo con la crítica Missterror. La cinta despega de verdad cuando se traiciona a sí misma y abraza la sinvergonzoneria. Esa primera parte, que no deja de ser un auto homenaje, desmerece si la comparamos con otras cintas del director, pero también forma parte del encanto y resalta la brusquedad del giro. Desde luego, me faltó levantarme y aplaudir en la secuencia de la celda.

Una película bastante irregular e imperfecta (todas las interpretaciones son de arresto domiciliario), pero justo por ello, también una película maravillosa. Larga vida a James Wan.

Saludos!

Spupydo dijo...

La vi hace un par de noches y me encanto. Una locura digna de admirar por lo arriesgado a sabiendas de que generaria amor y odio por igual. El giro de la ultima media hora es demencial y totalmente sacado de la galera. Tanto que no pude evitar una sonrisa durante casi toda esa media hora final y estuve pensando hasta el otro dia en semejante ida de olla. Wan sabia y dijo que seria su pelicula con mas discrepancia de opiniones. Viendo las criticas que ha recibido, en especial del publico, no se equivoco. Yo aplaudo su valentia y ojala mas directores se animaran a locuras asi.

Donnie dijo...

A mi me ha parecido simplemente maravillosa.. Para mi fue como volver a recordar cuando era crio y cogía una película en un videoclub.. Ahora nos está gustando mucho esta película, aunque también se la está criticando negativamente con excesiva dureza por su guion pero si esta película se hubiera rodado en los ochenta ahora sería obra de culto.. ¿En serio se puede criticar el guion de 'Maligno' y a la vez defender 'Basket case'?

Y si la película me maravilló, la banda sonora me pareció soberbia incluido ese cover de los Pixies (Todo mejora con los pixies) que no conocia..

Un Saludo!

donnie

El Rector dijo...

Coincido con el análisis y en general, con el resto de opiniones, aunque debo reconocer que del Wan de género y después de maravillas como "insidious 2" o "El caso Einfield", esperaba algo más. Como comentas, Missterror, esta "Maligno" es una película muy divertida, en especial en su último tercio, donde después de una hora inicial correcta sin más, se mete de lleno en esa locura a medio camino entre "La mitad oscura" de George A. Romero, el "Bidocq" de Pitof e incluso algún que otro ramalazo a Cronenberg, pero no se cuenta ni de lejos entre sus mejores obras.

Pero bueno, al final, se demuestra una vez más, que el terror tiene muchas formas y que no siempre hace falta una gran película para disfrutar de este género como un cochino y "Maligno", siendo una película de esas que van claramente de menos a más, al final consigue convertirse en un gran divertimento.

Saludos.

Marco dijo...

Efectivamente, el filme resultaba bastante olvidable hasta el giro de la segunda parte, con la acción y sangre propia del cine B de antaño. Además, la escena de la prisión me pareció un claro guiño a la escena del metro en Possession (1981) . Sólo comentar que el "maligno" del título es un juego de palabras que cobra sentido cuando se revela la naturaleza del antagonista.

Art0rius dijo...

Completamente de acuerdo con la crítica. Actores de juzgado de guardia, un título que como bien decís da pistas de la trama, y una micción en la boca del espectador que, en mi caso, gozo absolutamente con semejante locura hija de tales from the crypt. No es perfecta ni mucho menos, pero es absolutamente para mí el divertimento del año. Lastima no haberla podido ver en el Retiro de Sitges con un público entregado, hubiera sido la leche.

Art0rius dijo...

En una situación de visionado ideal me refiero.

Missterror dijo...

Hola, Krueger! Veo mucha unanimidad con "Maligno" y no me extraña porque es un despiporre del que es difícil escapar. Creo que todos mantuvimos la sonrisa de puro placer durante toda la escena de la celda, que es cuando la película se destapa por completo.

Spupydo- Concuerdo con lo que comentas del riesgo. Entiendo que para un director sin tanta carga a sus hombros, dirigir algo como "Maligno" no tiene más riesgo que dirigirse al espectador de serie B. En el caso de James Wan, el riesgo es que la legión de fans cosechados a raíz de sus "Insidious" o "Expedientes Warren", que consideraban que "Silencio desde el mal" era una obra menor, no comulgaran con el espíritu de "Maligno" y lo consideraran un disparate. Efectivamente, en ese aspecto "Maligno" es super arriesgada. Yo también aplaudo su valentía.

Donnie- Esa sensación que describes es justamente lo que yo sentí. Esa sensación de ver una peli que perfectamente podría haber alquilado en el videoclub del barrio y con la que nos hubiéramos obsesionado de adolescentes.
Desde mi punto de vista, no tiene sentido criticar el guion de una serie B, ni en "Maligno", ni en "Basket Case". A este tipo de cine le podemos y le debemos pedir que nos haga pasar un rato maravillosamente entretenido, pero serían los guiones su punto fuerte y precisamente eso es lo que hace que las películas se puedan pasar de rosca para ser divertidas sin que importe absolutamente nada.
Meter "Where is my mind?" siempre es un acierto, el tema de The Pixies es orgásmico, pero tengo que decir que nunca he escuchado una mala versión de esta canción.

Rector, entiendo también lo que comentas y coincido en que la parte con el Wan más "académico" queda floja en comparación a lo que ha demostrado que sabe hacer mejor que nadie, pero la sensación de estar bastantes peldaños por debajo de las películas anteriores del director no hace sino resaltar la divertida parte final, donde se nos mete a todos en el bolsillo.

Marco- Creo que es la primera crítica en la que todos los que hemos comentado estamos de acuerdo, tú también ;)
Yo no veo tan claro el guiño a la mítica escena del metro de "Possession", pero quizá se me pasó algo por alto.

Artorious- Menos mal que comentas lo de los actores tú también! He leído maravillas de la interpretación de Wallis y a mí también me parece de juzgado de guardia, como dices, y es extensible al resto del reparto.
Estoy contigo, "Maligno" es carne de pase de Retiro a las 22:45 y en un contexto mucho más relajado que el que ahora tenemos por necesidad. ¿Te imaginas el subidón con el que hubiéramos salido de un pase así en un momento prepandemia? ¡Cómo echo de menos esos momentos únicos! Te aseguro que yo hubiera salido con los ojos brillando al máximo de felicidad.

Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

el freudismo nos ha dado lo mejor del terror en este siglo -el anterior-, sobre todo en esa variante anglo que deriva a un fake self, como bien dice un compañero, en possession, la polaca, y sobre todo, ya que hablamos de los pixies, a the fight club.

(de cajón: el maridaje entre lo sobrenatural y la tecnología, el registro en la cinta magnética, en la subjetividad expuesta por los calambres de una bombilla eléctrica.)

podría pensarse como un episodio de los x files que james wan exploró, o explotó, porque la verdad está ahí afuera, y no puede removerse quirúrgicamente.

al centro de internación psiquiátrica, sigue el hogar, sigue la comisaría: como reza un cartel en lo de un vecino: pasamos VHS a DVD: reglas del club de la pelea.
gran crítica, missterror,

abrazos,

f

Mister Moloko dijo...

Hola a todos
Varias consideraciones:
1- La película es un divertimento absoluto. Yo lo he pasado bomba y creo que, defectos mediante, Wan ha creado una peli muy disfrutona y disfrutable.
2- Muy de acuerdo con Missterror de que en las series B no hay que cuestionarse mucho el guion. A este respecto a mí me gusta diferenciar mucho lo que es argumento de lo que es estructurar un guion. Respecto al argumento, influencias claras mediante (Os suena un tal Frank Henenlotter y un tal George. A. Romero), me parece interesante. Aunque el giro se ve venir a kilómetros, la historia tiene su aquel y no deja de ser curiosa. Respecto al guion, tiene agujeros y costuras para dar y vender.
3- Wan no es tonto y es plenamente consciente de la realidad anteriormente descrita. Ello unido a las interpretaciones (son de juzgado de guardia) y a algunos efectos especiales “cuestionables” (el muñeco es encantadoramente cutre), me da a entender que lo que ha querido hacer es un homenaje a la serie B de toda la vida y se ha dejado llevar por el Rock and Roll (no creo que, por ejemplo, se haya dejado olvidado de dirigir a actores). Ya el inicio, con esas imágenes de VHS con el cabezal desgastado, son un indicio de por donde va a ir la cosa. Vamos, que este es su particular Grindhouse y que muchas cosas que chirrían son intencionadas.
4- Contradiciendo a algunos, yo no le veo el giallo por ningún lado (en todo caso en algunos aspectos estéticos y algunos tips musicales) y si muchas ganas de jugar con la cámara y con el espectador (la secuencia en comisaria).
5- Ni es una obra maestra ni pretende serlo. Sólo es un sano divertimento que, al menos para mí, me ha hecho pasar más de hora y media entretenidísimo.
Saludos a todos

Santiago dijo...

obviamente, son dos peliculas en una, entretenida, desfachatada y eso se agradece, lo malo es la tremenda previsibilidad, no se si es por mi, no habiendo leido practicamente nada, ya sabia de que se trataba todo apenas a los 10 minutos de pelicula (incidente con el marido). Eso no tiene de malo de por si, el problema es que la priemra mitad o hasta bien avanzada la cinta el director trata de jugar y mantenernos enganchados con esa supuesta incognita que se hace demasiado obvia y que hace perder gran parte del interes, en ese sentido es absolutamente plana y predecible y por eso creo que al final optaron por tiarar todo por la borda y ofrecer algo de gore y accion. Actuaciones bastante justas, lo mejor en ese sentido son los bellisimos ojos de la protagonista

Publicar un comentario

¿Tienes opinión? No seas tímido/a y compártela, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores/as siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.