martes, 21 de febrero de 2012

Crítica: La Mujer de Negro

LA MUJER DE NEGRO (James Watkins, 2012) es la última apuesta de la rejuvenecida productora Hammer en las carteleras del mundo entero.

Narra la historia de un joven abogado llamado Arthur Kipps, quien tras la pérdida de su mujer seis años atrás, ha visto como su carrera y vida familiar han sufrido un importante deterioro.

En una última oportunidad para conservar su trabajo, deberá viajar hasta una población para intentar vender una casa cuya dueña ha fallecido recientemente.

Pero desde su llegada al pueblo y su primera visita a la casa, comprobará que algo extraño sucede en el lugar…

Niños que fallecieron y fallecen de forma extraña… la sombra de una mujer vestida completamente de negro que parece observar a Arthur… la historia de una venganza por la dolorosa pérdida de un niño, que poco a poco se abre camino entre los recuerdos…

Todo ello lanzará al protagonista a una espiral de locura contra reloj que pondrá a prueba su valentía, su fe y su futura felicidad junto a su hijo.


LA MUJER DE NEGRO es un propuesta que es de agradecer en los tiempos que corren dentro del género de suspense y terror, donde lo que se estila es el gore más absoluto o las historias de casas encantadas absurdas para adolescentes poco exigentes.

Solo he conocido una única excepción en los últimos tiempos, INSIDIOUS (James Wan, 2011), película de terror con ganas de dar absoluto miedo sin necesidad de vísceras, con un buen guión y una más que sobresaliente puesta en escena.

Pero tras el visionado de La mujer de negro, la sensación que uno tiene es que sus responsables se han quedado un poco a medias entre lo que deseaban hacer y lo que realmente han conseguido.

Dos problemas que adolecen en exceso al producto final, por un lado el actor protagonista, Daniel Radcliffe y por otro, el poco provecho que han sacado a una historia con tantas posibilidades.

He de reconocer que Daniel Radcliffe nunca me ha parecido un gran actor, pero también es cierto que una saga como la de Harry Potter, no dejaba que pudiera lucir en exceso sus, poco a poco, adquiridos progresos interpretativos.

Tampoco ayudaba su constante ida y venida de, salvando a Alfonso Cuaron, impersonales directores que poco o nada debían exigir al joven intérprete.

Es por ello que tenía muchas ganas de ver la película, además de por su enigmática historia.

Quería comprobar en qué momento se encuentra Radcliffe como intérprete actualmente y la verdad es que la respuesta es simple: en un momento flojo, de aprendizaje y largo camino por recorrer si pretende llegar a ser un buen actor.

A pesar de lo que diga la gente, en ningún momento he tenido la sensación de estar viendo a Harry Potter, a pesar de que el doblaje no ayude en esta empresa. Ni tampoco me parece un actor demasiado joven para el papel, al fin y al cabo, en la época que está encuadrada la acción, era normal ser padre a tan temprana edad.

Radcliffe tiene destellos de calidad en momentos muy concretos, pero que rápidamente se olvidan en el conjunto de su interpretación. Lo intenta pero no lo consigue.

A pesar de su fallido primer asalto en el intento por hacernos olvidar al joven mago, es innegable que la apuesta de Radcliffe ha sido inteligente y arriesgada. Si cuida sus pasos y sigue apostando fuerte, tal vez dentro de diez años haya conseguido hacernos olvidar que él, fue quien acabó con el que no debe ser nombrado…

LA MUJER DE NEGRO tenía todos los elementos para haberse convertido en la película de terror del año: fantasmas del pasado, una mansión que encierra secretos ocultos en sus largos pasillos, lugareños supersticiosos y una ambientación sobresaliente. Pero el resultado final, REPITO, está muy por debajo de lo esperado, una pena.

Las secuencias de suspense están realmente conseguidas, muy bien construidas y con el pulso correcto. El problema es que a veces, recuerdan bastante en su planteamiento a las de la ya citada INSIDIOUS y por lo tanto, el espectador siempre espera unas resoluciones como las de aquella, pero que sin embargo, en esta rara vez llegan.

LA  MUJER DE NEGRO no se ha vendido como una película de sustos porque no lo es, pero es cierto que le falta echar toda la carne en el asador en algunos momentos.

No sirve de nada generar expectativas y un alto grado de suspense en el espectador, si luego no vamos a resolver las diferentes situaciones de forma correcta y con un buen susto… Faltan sustos. La adrenalina acumulada, pocas veces es liberada.

La película promete mucho más de lo que luego realmente da y en el género de terror, eso es algo imperdonable.

Porque LA MUJER DE NEGRO no es una triste película de serie B o gore, es una muestra de cine de terror clásico, pero que no termina de cumplir su cometido de dar realmente miedo.

Me viene a la mente AL FINAL DE LA ESCALERA (Peter Medak, 1980) una película con no pocos elementos en común. Pero donde la película de Medak conseguía hacerte saltar de la butaca, La mujer de negro te deja con las ganas de hacerlo.

La ambientación de la época, el departamento de vestuario, el equipo de arte y la fotografía son SOBRESALIENTES, con letras mayúsculas.

La dirección de Watkins es correcta, más inspirada en algunos pasajes, cualquier momento dentro de la casa, que en otros, historia personal del protagonista, pero en definitiva, correcta.

El guión a cargo de Jane Goldman adaptando la novela de Susan Hill también es correcto, pero no sobresaliente.

Al comienzo de la historia la información está muy bien dosificada, pero conforme llegamos al final de la misma, el volumen de información es tal, que el espectador puede llegar a perderse. Muestra de que la estructura del guión es mejorable en su tramo central.

Su final pretende ser una mezcla entre sorprendente y hermoso, pero acaba siendo descafeinado. Provocando en el espectador la más absoluta indiferencia.

No sé si es el afán del cine actual por ser excesivamente realista o que a un servidor le guste sacar punta a absolutamente todo, pero algo que no terminó de convencerme en ningún momento por parecerme ridículo, es el hecho de que los aldeanos nunca revelen la historia de la mujer del título al protagonista a pesar de todo lo que está ocurriendo a su alrededor, y que sea éste, quien acabe descubriéndola por su cuenta.

Esto que a priori puede sonar muy bien, está relatado de tal forma que no termina de cuajar, estorbando a la historia en algunos momentos sin conseguir el efecto que realmente pretende, enrarecer la historia.

En definitiva, una película con una factura técnica por encima de la media dentro del género en los últimos años, pero que no termina de llevar a buen puerto sus infinitas posibilidades.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Una mierda, la acabo de ver y tiene cosas....gritos que no pegan nada, diAlogos forzados.....

El Rector dijo...

Sr. Bates, con su excelente crítica, acaba usted de tirar por el retrete las pocas ganas que ya de por si, tenía de ver la película. Pues todos los presagios apuntaban (valga la redundancia) a todo lo que usted apunta. Lo cual no es mucho de extrañar, si tenemos en cuenta los precedentes de esta, la nueva andadura de la Hammer en tiempos modernos, por que joder, nos están dejando cada "joyita" de agárrate y no te menees que pa que... viendo lo visto, por mi se podrían haber quedado criando malvas en la sucia tumba de la que han salido.

Anónimo dijo...

No vayan a verla es una porqueria de pelicula

Risen dijo...

Bueno, hace unos dias me decidí a ver esta peli y he de decir, que me asustó. Si amigos, me asustó cuando me desperté de un grito que pegan a los 3/4 de película. Es lenta, aburrida y con sustos del manual de los sustos teenager(gran libro si existiera). En definitiva, es un bluff, eso si , visualmente está muy bien como comenta el Sr Bates.
Posiblemente la puntuación que se merece es un 5 raspado, como viene en la critica, pero personalmente le pondría un 4, no sé, me cae mal ese actor totalmente inexpresivo (es como ver a un niño con la careta de Harry Potter, solo le falta la gomilla).

Saludos!!

El Rector dijo...

Me la esperaba tan, pero tan aburrida, que debo reconocer que me ha desagradado menos de lo esperado. La historia en si es un gran tópico y está plagada de estos (como vuelva a ver una secuencia donde alguien mira por el ojo de una cerradura y aparece el jeto de un fantasma con los ojos muy abiertos, arrojo).

Pero bueno, técnicamente está guapa, la atmósfera y tal está muy conseguida y al Potter (que tampoco hace nada del otro jueves), este tipo de papel de tipo tímido en apuros, le pega bastante.

Le falta chicha, pero se deja ver.

Viendo lo visto de la resurrecta Hammer, podría haber sido peor.

Saludos.

quetzal dijo...

el sr bates ha sido muy benevolo con su critica, no escribire mucho sobre ella porque es tan insipida que hasta no dan ganas de criticarla, aburrida, mal actuada, con situaciones forzadas al maximo, sustillos baratos, realmente se me hizo cuesta arriba terminar de verla sin dormirme

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.