sábado, 18 de agosto de 2012

Crítica: Spiderman 3


EL LADO OSCURO DE SPIDER-MAN

Más espectacular y explosiva, mucho más presupuesto, mas supervillanos (tres en total), más personajes (Gwen Stacy, Eddie Brock o el capitán Stacy) y más problemas para el trepamuros. La tercera entrega de la taquillera franquicia de Sam Raimi (1.600 millones recaudaron las anteriores entregas) hace que el superhéroe se vea las caras con el nuevo Duende Verde, el Hombre de Arena, Veneno y su propio y desmesurado ego. Pero, ¿”Spider-Man 3” pone el broche de oro al primer ciclo o trilogía de las aventuras cinematográficas del superhéroe de Marvel? Público y crítica coinciden en que “Spider-Man 3” no es la mejor de la saga y habría que preguntarse qué ha fallado y por qué.

Lo que está claro es que por falta de dinero no ha sido. Ha costado 300 millones de dolares, frente a los 139 millones de dolares invertidos en la primera entrega y los 200 que costó la segunda. Parte de ese impresionante presupuesto fue invertido en los efectos visuales. El equipo de Sony Pictures Imageworks, que fue nominado al Oscar por su trabajo en los efectos especiales de “Spiderman” y ganó la estatuilla de la Academia de Hollywood con “Spiderman 2”, puso a trabajar a sus más de 200 animadores y técnicos a las órdenes de Scott Stokdyk, para darle un aspecto visual aún más atrevido a las secuencias de acción de “Spiderman 3”. Entre las escenas más destacadas está, por ejemplo, el nacimiento de los poderes de Flint Marco, un tipo con aspecto de cargador de muelles, convertido en el Hombre de Arena (Thomas Haden Church). Dos años han tardado los encargados de los efectos visuales de la película en desarrollar la tecnología necesaria para poner a punto las escenas más espectaculares.

Tampoco falló el equipo técnico ni el artístico. Tanto el realizador Sam Raimi como los protagonistas principales, Tobey Maguire, Kirsten Dunst y James Franco, repitieron su participación en esta tercera parte, en la que destaca la interpretación del tercero. Franco ha podido demostrar lo buen actor que es (desconocido hasta el momento) estando a la altura de sus dos compañeros de reparto, Tobey (“La tormenta de hielo”) y Dunst (“Entrevista con el Vampiro”). Solo hay que observar como un rostro tan dulce puede desfigurarse en la maldad que evoca Franco cuando se convierte en el segundo Duende Verde y toda esa melancolía y rabia contenida que tan bien transmite el actor.

Tal vez los errores los encontramos en el guión y también, pese al dineral invertido, en los resultados de los efectos visuales. Unos fallos, cabe matizar, en pequeñas dosis. Fallan algunas escenas donde se aplican los efectos especiales, como apreciamos en la lucha entre Peter Parker y su amigo Harry Osborn con su traje de nuevo Duende Verde, donde se expone en exceso a un Tobey creado por ordenador restando realismo al combate y dando la sensación de estar viendo una secuencia de un videojuego. En el guión, por su parte, pesa la cantidad de villanos (como le sucedió a “Batman and Robin”) y el ridículo de algunas secuencias como el risible baile que se marca Parker poseído por el carácter oscuro que radicaliza el simbionte alienígena, así como el precipitado desenlace (el nacimiento y aparición de Venom o el combate final) que no termina de convencer.

En cuanto a los personajes, la incorporación en la historia de Venom (o Veneno) es errónea y precipitada. Se dice que los productores querían enemigos más actuales (el personaje surge en las viñetas de Spider-Man de los años 80) en contraposición a Raimi, centrado en los villanos clásicos del Hombre Araña. La presencia de Veneno solo hubiera funcionado si se prescindiera del Hombre de Arena. Entonces, por poner un ejemplo, la primera parte de la película hubiera sido para el nuevo Duende Verde mientras que Veneno hubiera protagonizado la segunda. Al Hombre de Arena se le otorga notoriedad por su implicación en el destino del Tío Ben y aunque es buena idea para cerrar el ciclo dramático, no tiene suficiente importancia visto el resultado insuficiente del conjunto de la película. Harry Osborn, en cambio, se sitúa en su mejor momento de las tres partes convirtiéndose en el nuevo Duende Verde. Lamentablemente, ni el traje inspirado en los ninja, ni el diseño del planeador llamado Sky Stick, ni su empleo del jujit-su en el combate le dan el protagonismo y la credibilidad deseada. Se repite la polémica creada con las vestimentas de los villanos, como fue el caso del primer Duende Verde en “Spider-Man” (2002).

En “Spider-Man 3” Raimi nos presenta por primera vez (en las dos partes anteriores todo eran problemas) un inicio happy. Las cosas van bien, demasiado bien. Parker mantiene por fin una relación amorosa con Mary Jane, ésta a su vez es protagonista en un obra de Broadway y parece que no hay amenazas en el horizonte. Sin embargo, después la historia nos demuestra que no se puede bajar la guardia. Primero aparece Harry, convertido en el esperado nuevo villano con el aliciente de que sigue siendo en el fondo el amigo de la pareja Parker-Watson, a pesar de su traumática ruptura vista en “Spiderman 2”. Pero su breve intervención como malvado dura poco y se da paso a la historia de Flint Marko, un preso fugado que necesita dinero para ayudar a su hija enferma. Luego Peter y Mary Jane tendrán problemas en sus respectivos trabajos que afectará a la relación sentimental de ambos. Aquí vemos que Mary Jane es una chica insegura que ha tomado una decisión valiente para estar al lado del hombre al que ama, pero que Peter sigue siendo ese chiquillo patoso que ahora cree que lo tiene todo bajo control. Entonces un nuevo elemento surge en la historia: el simbionte. Hay que remarcar que la idea de Raimi de hacer aparecer al alienígena por la caída fortuita de un meteorito en el parque, cuando Parker y Watson disfrutan de un momento íntimo, es bastante forzada. En los cómics el simbionte aparece cuando Spidey lucha en las Secret Wars. El alíen coge como sujeto a Parker convirtiéndolo en el Spider-Man negro. Ahora el superhéroe confía en sí mismo y es más fuerte, más rápido, pero también más orgulloso y agresivo. Su juicio moral se ve afectado a medida que pasa más tiempo unido al simbionte. Eso también le influenciará en su vida personal, teniendo una relación fugaz con Gwen Stacy (Bryce Dallas Howard), que en las viñetas apareció por primera vez en “The Amazing Spider-Man” nº 31 (diciembre de 1965) como el primer amor de Parker. La rubia, hija del capitán de la policía de Nueva York, crea elementos de dramas en la relación de Parker con Mary Jane.

No obstante, el chico, que contó con una figura paternal tan ejemplar como la del Tío Ben, se deshace del simbionte obligándolo a buscar otro huésped. Tal y como ocurre en los tebeos, el elegido es Eddie Brock (Topher Grace), el fotógrafo competidor de Parker en el periódico Daily Bugle. El alien y Brock comparten el odio por Parker y juntos formarán Veneno, un enemigo que conoce todos los secretos del Hombre Araña y que anula su sentido arácnido. Así vemos a Spider-Man enfrentarse por primera vez a un rival muy similar en superpoderes a él. En esta historia Peter aprende que todos somos pecadores y todos intentamos encontrarnos a nosotros mismos. Aunque cometemos errores, en nosotros está la oportunidad de seguir el camino correcto.

Volviendo a qué ha fallado y por qué, tal vez debamos remontarnos más atrás en el tiempo. Se estrena “Spider-Man 2”, un film más adulto, más sólido y mejor narrado convirtiéndose en la mejor adaptación del superhéroe, con permiso de la primer parte. Desgraciadamente, eso no significó que la recaudación fuera ha ser mayor, siendo algo inferior al no superar los 784 millones de dólares. Por eso, los productores decidieron presionar aún más a Sam Raimi. Pese a que el realizador ya había escrito junto a su hermano Ivan un tratamiento del guión, en el que se incluían como villanos al Hombre de Arena, al Buitre y a Harry Osborn, Marvel Studios contrató de nuevo a Alvin Sargent para que le diera al guión un estilo más acorde con la primera parte de la trilogía. En busca de producir un film mucho más comercial y, por tanto, mucho más rentable, el productor Avi Arad convenció o impuso a Raimi sustituir al Buitre por Veneno. Lo mismo pasó con la aparición del personaje de Gwen Stacy. Con tantos añadidos e historias paralelas, el guión se tornó tan complejo que se barajó la posibilidad de dividir el film en dos partes. Visto lo visto, Raimi rodó y rodó, pero con evidente desgana y apatía, especialmente hacia la parte de Eddie Brock y su relación con el simbionte, llegando a reírse descaradamente del protagonista (el baile de Peter Parker). Con sus cosas buenas y sus cosas malas, “Spider-man 3” acabó recaudando más incluso que la primera parte, alcanzando 890 millones en todo el mundo. Mala noticia porque se confirmó las razones de los productores y Sam Raimi perdió credibilidad ante parte del público que le admiraba por sus dos primeras partes de la trilogía.

SPIDER-MAN 4

Dylan Baker interpretó en la segunda y la tercera entrega al Dr. Curt Connors, alias Lagarto, como antesala de lo que iba a ser la cuarta parte de Spider-Man. Con suficientes beneficios para rodar la siguiente entrega, todo el equipo se comprometió a repetir (los protagonistas sólo porque Raimi estaba en el proyecto) y se contrató a James Vanderbilt cuyo trabajo fue repasado por el autor teatral David Lindsay-Abaire y, después, por Gary Ross. La idea principal era utilizar a Lagarto, Buitre y la Gata Negra como villanos, recurriendo a Baker para el primero, a John Malkovich para el segundo y a Anne Hathaway para el tercer personaje. Por miedo a que Gata Negra fuera confundida con el personaje de DC Catwoman no se consideró finalmente en el grupo de los villanos.

Poco se sabe de como iba ha ser “Spider-Man 4” y visto el resultado del comienzo de la nueva franquicia titulada “The Amazing Spider-Man” hubiera sido interesante saber mucho más del proyecto abortado. Se habla mucho en las redes de la salida de Raimi, de que los productores le exigieron una película para estrenar en 2011, tiempo insuficiente para realizar un film superior; que si el director quería mejores efectos especiales (se enamoró de “Avatar”) y eso conllevaba más tiempo; que si uno de los villanos escogidos, el Buitre, es un viejo de 60 años y los productores no lo querían porque luego no se venden juguetes; que si Mary Jane moría en esta entrega, etc. Nunca sabremos la verdad de quien tuvo la culpa del divorcio, pero está claro que las víctimas somos los espectadores. Tal vez los productores pensaron que lo mejor es dar al botón de rebobinar y reiniciar la historia en vez de estrujarse el cerebro en continuar con el trabajo bien hecho.

LO MEJOR: El Hombre de Arena y Spider-Man negro. Ted Raimi, hermano del director, interpretando a Hoffman, el atribulado ayudante de J.J. Jameson.

LO MENOS BUENO: Los efectos especiales, Veneno y Eddie Brock, el diseño del nuevo Duende Verde y un guión muy hinchado en general. La desgana de muchas escenas rodadas por Raimi fruto de la presión de los productores, presuntos principales responsables del bajo nivel del film respecto al resto de la franquicia.

20 comentarios:

Blanch dijo...

Totalmente de acuerdo Ted. La más floja. Me gustó más la seunda parte. HAce tiempo que la vi y había una escena que Spiderman hacía como surf/snow en el aire un poco flipado y vergonzoso.

Lo del traje negro no me gustó mucho. Mejor leer el cómic del nacimiento de susodicho traje.

Saludos.

Darkotica dijo...

Lo primero felicitarte por tu estupenda crítica Ted, se nota que tienes mucho conocimiento sobre los cómics del hombre araña y que disfrutas analizándolos la película,leerte es un placer.

Lo segundo es que no estamos demasiado de acuerdo jaja!, vamos que un 5 se me antoja bastante "rata" :P

Puede (sólo puede), que la tercera parte de Spiderman no sea tan buena como las dos anteriores, pero a mi me encantó...tanto en el cine cómo luego en casa. Yo soy de las personas que han disfrutado de lo lindo con la trilogía de Raimi, y esta tercera me pareció estupenda, con sus viejos conocidos, sus villanos, sus momentos grotesco-cómicos (“¡He dicho que trabajéis juntos no que te la trabajes!” o cuando el Parker oscuro camina por la calle son momentos memorables) y encima viene bien cargada de momentos dramáticos.

Sobre los FX, pues puede que esa pelea inicial entre Parker y Harry cante un poquito, pero luego se ve compensada con ese Hombre de Arena que más perfecto no podía ser, o el simbionte al que no logré verle el truco por ninguna parte, lo único que me falló es que me hubiera gustado que Venom saliera más...

No sé, pero yo veo la película y cada secuencia, cada personaje, cada situación, me parece que ha sido directamente sacada de las viñetas.Y encima está llena de momentos absolutamente extraordinarios: Como se crea Sandman y su trágica historia; como Parker se vuelve una persona oscura; la dolorosa "ruptura" entre Mary Jane y Parker; la tensa situación entre Parker-Harry-Mary Jane....con todo ese Amor/Odio entre Parker y Harry; hasta el cameo largo de Bruce Campbell en el restaurante es magistral, e incluso vuelve a aparecer, aunque brevemente, Willem Dafoe, y hasta sale Stan Lee...

Pues eso, que a mi me gustó muchísimo y creo que lo tiene todo:acción, drama, amor, humor, tragedia, villanos a cascoporro, batallas exteriores e interiores, desengaños y unas actuaciones para aplaudir (estoy contigo en que James Franco aquí se sale), ah! y ese traje negro...uff! me pareció una pasada jaja!

Saludos!!!
Tu amiga y vecina Darkotica.

david abraham basualdo silva dijo...

No hay caso que me guste este tipo de películas.. a los 10 minutos ya estoy cabeceando de manera fatal... mejor se las dejo a mi primo de 11 que flipa con ellas... Yo me quedo con sci-fi tipo Resident Evil y/o Underworld que son un deleite para mi ojos jeje!

Saludos Ted, estupenda crítica como siempre!! ;)

TED BUNDY dijo...

AMIGOS,

Gracias. Creo que la falta de tiempo no me ha dejado perfeccionarla (no es falsa humildad). Habían muchas cosas que comentar aunque tampoco quería hacer Spoiler. Pero tienes razón DARKÓTICA. "Spiderman 3" tiene momentos maravillosos. Sin embargo, aprueba por los pelos. Sus errores son imperdonables. En los efectos especiales vemos errores en el primer combate Parker-Nuevo Duende Verde y en el combate final. Parece que veamos un videojuego.

No lo he dicho pero el film es mucho más infantil, aunque eso no tiene porque ser del todo malo. En el combate final vemos a unos niños diciendo "que guay" y cosas por el estilo.

La historia de Hombre de Arena esta muy bien y creo que si hubieran explotado más al nuevo duende verde la película sería redonda. Luego al final podrían poner algunas escenas de Veneno, pero dejando al malo para la cuarta parte y no la chorrada de batalla dos contra dos que nos ofrecen.

Debo confesar que yo soy de los que se han emocionado SPOILER SPOILER SPOILER: con la muerte de Harry, basada en el cómic. Más por perder la interpretación de Franco que por decir adiós al personaje de Harry.

Saludos, arácnidos.

Dr. Gonzo dijo...

y luego dicen que Prometheus tiene un guión malo!! jajaja
Spiderman 3 es el mayor chasco que me he llevado en una sala de cine, sinceramente.

TED BUNDY dijo...

DR. GONZO

Lo que más me interesa de la crítica es reivindicar a Sam Raimi. Pongo en duda que fuera el responsable de este chasco. Las películas son como un McMenu, si no se venden millones los inversores se ponen nerviosos (son como dragones de comodo hambrientos). Si el cocinero prepara el menu y luego viene el encargado listillo de turno y se lo cambia, ¿de quién es la culpa?

Saludos.

El Rector dijo...

Acepto que esta tercera entrega, no está a la altura de las dos primeras (en especial de la segunda, que es una OBRA MAESTRA se mire por donde se mire) y además coincido en bastantes de las apreciaciones de Ted.

Dicho esto, ¿un mísero 5??? Ni de guasa tío. Spiderman 3, siendo la mas floja de la saja, está muy por encima de la media en lo que a cine de superheroes se refiere.

Vale que se nota que el guión no es 100% Raimi, que se echa en falta su "toque" en algunos momentos puntuales, que algunos FX son algo cutres, que tanto villano hace que todos queden algo desdibujados, si. Ahora, diversión en estado puro, más acción, más humor (siendo una película oscura y a mi juicio, nada infantil) y lo que más me gusta de la trilogía, más carga sentimental.

Se le ha atizado a la saga precisamente acusándola de sentimentaloide... pues a mi es lo que más me gusta. Joder, con estas películas, tienes que tener preparada una jodida caja de Kleenex, con esta tercera, más que con ninguna otra. Me flipa la relación Parker/Mary Jane, es tan extrapolable a la vida real que da miedo.

Y vale que los FX a veces resultan cutres (y digo "a veces" porque tiene otros momentos grandiosos como ese Sandman gigante de órdago), pero a mi incluso me gusta eso, le da ese toque "casposo" de las viejas pelis de superheroes. Ni siquiera puedo ver un handicap en esto.

Grandioso análisis Ted, un par más de estrellitas y hubiese sido redondo :)

David, comparar engendros infantiloides como Resident Evil o Underworld, con esta, o con cualquier otra película de Raimi, es para echarse a temblar...

Saludos.

Blanch dijo...

Venga Rector, ahorame dirás que Arrástrame al Infierno es una buena peli. Es de lo peorcito que hay. Ni muchas de las mierdasq ue me encuentro con la serie z me hicieron aburrir y detestar un guión y una dirección tan nefastas. Raimi es otro sobrevalorado por Evil Dead, si no fuera por esa peli poco se halaría de esste sosainas del cine.

Blanch dijo...

Coño cuantas falta he hecho...es culpa del nuevo teclado ;) Yo a Spider-Man 3 le hubiera quitado dos estrellitas.

Ash dijo...

No le llega a la suela del zapato a las entregas anteriores y mucho menos a Amazing Spiderman.Parece que Raimi estaba deseando mandar a la mierda a más de uno.Guión pésimo.Tobey Maguire más insoportable que nunca.Demasiadas chorradas.Abuso de los efectos digitales,y hablando de esto,vergüenza me daría a mi ser el responsable del diseño de Venom.Resumiendo,más tonta que un bocata sin pan.

El Rector dijo...

Blanch, Raimi es un genio. Y todo lo que ha hecho son eso, genialidades (Arrástrame al Infierno incluida, por supuesto. La mejor comedia de terror que se ha hecho en los últimos 20 años).

Lo de Raimi es curioso. No hay término medio con su cine, o lo adoras o lo odias.

Ash, Maguire hace aquí la mejor interpretación de la trilogía, tocando todos los registros y Venom... ya me dirás tu que queja tienes del diseño.

Saludos.

Ash dijo...

Lo de Maguire es algo ya personal,siempre me ha parecido un soseras nivel Master.No tiene nada que ver con su talento interpretativo.Reconozco que tampoco tiene la culpa de lo ridículo de algunas escenas,pero claro,se te queda su jeta grabada.En cuanto a Venom,pués nada,aquí el nene se esperaba un Venom a lo Todd Mcfarlane,o como mínimo como la maravilla de diseño que hicieron para el primer videojuego que sacaron sobre Spiderman para la primera Playstation(al loro,la primera Playstation),una pasada,vamos,y no hay comparación posible.Pero esto cada cual lo verá de forma diferente.Con Spiderman me pasa que era de los pocos cómics que leía cuando era un niñato,y siempre lo recuerdo con este pensamiento,quizá por esto,Amazing Spiderman me pone más,porque va destinada a ese niñato.Todo esto ya es algo muy personal.Nunca me gustó del todo la saga de Raimi,ni el traje,ni muchas cosas.Pero bueno,insisto que ya es personal.

TED BUNDY dijo...

RECTOR,

A mi me duele más que nadie, pero uno tiene que ser responsable. La película pierde estrellas por culpa de sus fallos. Gana mucho, pero sus errores le hacen un film perdedor.

Demasiados fallos seguidos para una película con un gran presupuesto, con grandes estrellas y cineastas en el timón de mando y con una legión considerable de fans.

Ahora, creo que los productores son los responsables y visto el nuevo Spidey para adolescentes sé que he dado en el clavo.

Uno debe distinguir entre que te apasione la película y que la película sea apasionante. Son términos diferentes. No por mucho maravillarme Spiderman debo cerrar los ojos y premiar sus fallos. Esas son las cosas que no comprendo cuando se hacen críticas. Por ejemplo, en "Fotogramas" se comete un conformismo irritante. En alguna ocasión han puesto films mediocres a un kilómetro como grandes películas. Aunque los críticos de "Fotogramas" tienen su excusa, ya que cobran por ello.

Lo más difícil a la hora de hacer críticas, reseñas o comentarios, es saber como puntuar las películas. La desgana en muchas escenas rodadas, los lamentables efectos especiales donde se ven como una secuencia de videojuego (hubiera sido más acertado mostrar menos y si no que aprendan de pelis como Alien donde se muestra lo justo) y los excesos en los villanos, que lastran el ritmo y estructura del guión, hacen de Spiderman 3 una peli de aprobado, pero raspado.

thewronggirl dijo...

Ted, yo estoy totalmente de acuerdo contigo. La tercera es la peor de todas. La cuarto no la he visto todavía. Pero la cosa es que no se puede premiar una película valorando otros aspectos ajenos a la película misma. Por ejemplo: no porque te guste el personaje de Spiderman, la cinta es mejor. Ni porque seas fan de K. Dunst vas a elogiar su personaje.
La cosa es, sea culpa de quien sea; la tercera fue un poco despropósito y yo también creo que se aleja un poco del perfil Raimi.
Yo fui al cine a ver Arrástrame al infierno y me gustó mucho. Supongo que es una comedia de terror pero a mi me dio miedo...
Tengo la última pendiente pero todos decís que es mucho más teen, y me da pereza :(

Por cierto, el baile que se marca Tobey cuando está 'poseído'... QUÉ PENA!

TED BUNDY dijo...

THE WRONG GIRL

Sí, el bailecito es eternamente estúpido. Creo que Raimi se estaba vengando por las jugarretas que le estaban haciendo los productores. Pero mirate la nueva de Spiderman. Opina por ti misma. Puede que te guste mucho. Para mí, es la prueba de que fueron los productores los culpables del fracaso artístico de Spìderman 3 y los responsables del éxito comercial de la cinta (la más taquillera de las tres partes)Aún siendo la más taquillera, no puedo darle todo el mérito a los productores. Tuvieron razón a la hora de poner a Veneno porque vendía mucho más. Yo fui al cine a verlo. Pero el resto del éxito se lo atribuyo al buen trabajo de las dos primeras entregas de la franquicia de Raimi.

Saludos.

PD: ¿Nos veremos este año en el Festival?

Anónimo dijo...

Es la segunda crítica tuya que leo y en ambas has puesto en varias ocasiones "ha"" en vez de "a".... Para que parezca una web medio seria comienza por no poner faltas tan flagrantes de ortografía.....

TED BUNDY dijo...

Anónimo. Tienes toda la razón. Culpa mía. Son errores que no se revisan al escribir.

Espero que no vuelva a pasar (ha pasar).

El Rector dijo...

Anónimo, y para que tu parezcas un comentarista medio serio, comienza por poner tu nombre y por mostrar un "poquito" mas de educación.

Ted, muy grande tío, jaja!

Saludos.

Jesús Haro dijo...

Esta última entrega tiene muchos matices, como el hecho de que el personaje de Franco sea un "marica". En la historia se deja entrever que MaryJane y él tiene relaciones íntimas. Ella se queda embarazada y él opta por suicidarse a lo héroe y luego pone esa cara de cordero degollado y que lo ha hecho todo por su colega Parker. Ella se arrima a Parker, pobre iluso, que no sabe que va a tener que cargar con el hijo de otro.

Muy buena peli.

El Rector dijo...

Jesús, cuidadito con el tema de los SPOILERS, que ya es la segunda vez que pegas una destripada, y a día de hoy, tenemos permisibilidad cero con este tema. Tenlo presente en el futuro o tendré que tirar de la fría y afilada tijera, más me pese ;)

Por cierto, curioso aporte a la crítica que tu mismo escribiste en su momento... veo que con el tiempo y algún que otro (supongo) revisionado, le has sabido encontrar más virtudes.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.