sábado, 24 de mayo de 2014

Crítica: La Última Casa a la Izquierda

Más de treinta años después de que Wes Craven aterrorizara a los espectadores con su “La última casa a la izquierda” (1972), cinta dotada de imágenes de una violencia brutal, adelantándose a “La matanza de Texas” de Tobe Hooper, llegó el remake que si bien mantiene ciertos elementos del film original, como por ejemplo el salvajismo de sus escenas de violación y asesinato, se desvía de sus resultados añadiendo algunas gotas de moralismo familiar, bañado de un estilismo visual que poco o nada tiene que ver con el cine de terror que lo inspiró. No es el primer remake que se hace de un film de Craven, tres años antes (la película que reseño es del año 2009) el cineasta francés Alexander Aja hizo su versión de “Las colinas tienen ojos”, una de las mejores producciones recientes del género. 

El griego Dennis Iliadis (“Hardcore”) realiza un remake inferior a la cinta original que carece de personalidad alguna. Rebajado y adornado, la versión de 2009 logra crear suspense y repulsión por las violaciones y humillaciones a los que son sometidos sus protagonistas, pero sin la tensión ni la crudeza de la obra de Craven. El producto parece superficial, demasiado preocupado por la escenificación de los momentos de impacto. Iliadis tiene obsesión por cargar las escenas de violencia. Esto lo comprobamos, por ejemplo, al final de la película en la muerte de uno de los asaltantes en el microondas. En fin, thriller de venganza demasiado reaccionario. 

El film se basa en un relato tradicional escocés del siglo XIII que fue llevado al cine primero por Ingmar Bergman con “El manantial de la doncella”, de 1960, y después por Wes Craven con la primera “La última casa a la izquierda”. 

Con guión original de Wes Craven como plantilla, el director de esta nueva versión pidió a los guionistas Adam Alleca y Carl Ellsworth que actualizaran la historia. Ellsworth ya había trabajado con Craven en “Vuelo nocturno” (2005) y se alegró de tener la oportunidad de colaborar en el remake de la primera obra del director. 

SPOILERS El film narra la historia de Emma (Monica Potter), John (Tony Goldwyn) y su hija Mari Collingwood (genial Sara Paxton). Éstos se van de vacaciones a lo que parece ser un lugar ideal. Es una casa al final de una carretera, situada, por cierto, a la izquierda, rodeada de un bosque y un lago. Un sitio casi paradisíaco perfecto para Mari, una nadadora experta, el orgullo de la familia. En su estancia la joven visita a su amiga Paige (Martha MacIsaac) en el pueblo más cercano, quien la convence para comprar un poco de marihuana de manos de Justin (Spencer Treat Clark), a quien no conocen muy bien, pero que parece un buen chico con esa cara de tonto que tiene. Y las muchachas no se equivocan: es un buen chico (tampoco un ángel porque hay que recordar que vende droga), a diferencia de su padre Krug (Garret Dillahunt) y sus dos compinches, Francis (Aaron Paul), con una cara de psicópata que se la pisa, y Sadie (Riki Lindhome), con pinta de bisexual indecente. Cuando los tres llegan a la habitación del motel donde están Justin, Mari y Emma, su inmediata reacción no es dejarlas marchar, sino secuestrarlas, llevárselas al medio del bosque y, tras un accidente, violarlas y matarlas. 

Ya que carecen de transporte, Francis, Sadie, Krug y Justin, éste a regañadientes, caminan a la casa más cercana. Y ésta no es otra que aquella que está a la izquierda y donde residen los padres de Mari. Emma y John reciben a los intrusos casi con los brazos abiertos, sin saber en un principio que son los causantes de las heridas y la violación de su hija, quien sobrevive y consigue alcanzar su casa. Pero al final terminan por descubrirlo todo y se toman la justicia por su mano FIN SPOILERS

LA SECUENCIA: La cruda violación de las chicas.

LO MEJOR: La violación. Cruda, muy cruda.

LO PEOR: La venganza está sobrecargada de violencia menos realista y más cinematográfica que la de su primer acto.


5 comentarios:

El Rector dijo...

Sin entrar dentro de la categoría de "remakes ronrojantes", esta nueva versión del clásico de Craven, si que no se libraría de la de "reamkes innecesarios", pues no aporta absolutamente nada nuevo al original y desde luego, se encuentra a años luz en lo que a crudeza se refiere, en especial, en su primera mitad.

Técnicamente correcta eso si, y con bastantes dosis de acción, resulta al menos, una propuesta entretenida y como digo, no excesivamente irrespetuosa con el original, que a día de hoy, sigue siendo una de las cintas más atroces que se hayan rodado jamás dentro del género y junto con "Pesadilla en Elm Street", lo mejor del amigo Wes.

Dispar suerte a tenido Wes Craven con todas las reimaginaciones de su obra, a esta normalita "La Última Casa a la Izquierda", hay que sumarle la innmunda basura con la que insultaron a todos los fans de Freddy, cierto. Pero no se puede olvidar la obra de arte que filmó el amigo Aja con un remake, ahora si, muy, pero que muy superior (y mira que ya me gustaba aquella) a la cinta original.

Saludos.

Missterror dijo...

Recuerdo que cuando vi el remake, no me molestó mucho, y teniendo en cuenta que yo soy muy fan de la de Craven, eso ya era un triunfo. Reconozco que años después ni siquiera me acuerdo bien de este remake, con lo que concluyo, que aparte de innecesario, no era tan crudo como cabía esperar.

El problema creo que reside en el realismo que se le de a la historia, algo básico en los rape & revenge. En la original era imposible no sufrir, no trasladar todo lo que estaba pasado en pantalla a una posibilidad real de tu día a día, y aquello era absolutamente aterrador. En el remake, el desfase de la parte de la venganza, hace que te salgas de la historia, que no pertenezcas a la misma y que concluya como una película más.

Saludos.

May Dove dijo...

Yo creo que vi esta película, pero por un momento, en las imágenes; me parecía que había dos remakes de La última casa a la izquierda. En la que yo vi ella era súper nadadora y estaba pasándolo fatal ESPOILER por la muerte de su hermano o algo así. FIN ESPOILER
Recuerdo perfectamente la escena del microondas y la secuencia final son los padres como en una lancha motora, cierto?

Entonces hablamos claramente de la misma. No recordaba que saliera el actor de Breaking Bad para nada. Esta cinta la vi en el cine y la secuencia de la violación me pareció terrible, pero a parte de esa secuencia, tenía poco más que añadir al original. La crudeza del acto, que si no recuerdo mal era anal, que es algo un poco más terrible todavía.

Yo abro la polémica diciendo que a mi la parte de la venganza me parece chapó, porque los asquerosos psicópatas no se merecen nada más; muertes lentas y dolorosas y a poder ser cargadas de tortura.

El Rector dijo...

TWG, pues si quieres brutalidad en la parte de la venganza, te recomiendo que le pegues un revisionado express a la cinta original de Craven... y déjate tu de microondas ;)

Missterror, y haciendo hincapié en la misma parte vengativa de antaño, no se yo si aquella se caracterizaba tampoco por su credibilidad...

Saludos.

May Dove dijo...

Si? revisionado express!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.