jueves, 5 de noviembre de 2009

Crítica: The Haunting of Molly Hartley

Me considero una de esas personas que se entretienen simplemente con una película capaz de mantener la incertidumbre hasta el final, aunque la historia no resulte demasiado original, pero sólo pido una cosa: que el final merezca la pena y me deje un buen sabor de boca. "The Haunting of Molly Hartley" parecía ser una de esas películas, y es que tiene un buen comienzo y trata una historia muy interesante (que no original), de esas que enganchan. Pero mas tarde, la trama se estanca, haciéndose cada vez más lenta, pero lo que no me esperaba es que, hacia el final de la película, ésta se hundiera definitivamente y cayera en el ridículo, convirtiéndose en un bochornoso espectáculo protagonizado por adolescentes. "The Haunting of Molly Hartley" es un claro ejemplo de como  cargarse una interesante idea, tal vez el principal problema sea su pretenciosidad, es decir, que pretende ser más de lo que finalmente resulta ser. Pero este primer film dirigido por Mickey Liddell, que hasta entonces había trabajado como productor, (y visto lo visto, podría seguir dedicándose a ello) se traía entre manos uno de los desenlaces menos ingeniosos que he visto en los últimos tiempos.


La película esta más cerca del terror psicológico que a ninguna otra cosa, y con eso quiero decir que de terror más bien poco, algún que otro susto y poco más, aquí no veréis ni destripamientos ni multitud de jóvenes asesinados, como mucho tenéis una nariz sangrante. Si lo que buscáis son destripamientos y multitud de jóvenes asesinados, aquí no lo váis a encontrar, ya que la escena más sangrienta es cuando a la protagonista le sangra la nariz en medio de una clase. "The Haunting of Molly Hartley" contiene un interesante ambiente, algo deprimente pero de los que agradan, y unos personajes bastante aprovechables (chicas solitárias y rebeldes, pijas teñidas de rubio, fanáticas religiosas...), y en lo referente a las interpretaciónes, todos cumplen aceptablemente, destacando por encima a la protagonista absoluta, la actriz Haley Bennett.
Un buen reparto, una interesante historia, un sugestivo comienzo, "The Haunting of Molly Hartley" lo tenía casi todo y lo dejó escapar, una película entretenida, una visión distinta del cine demoniaco que prometía bastante, pero que lo único que hace durante hora y media es vender humo que termina por convertirse en todo un desperdicio.



1 comentarios:

Mauro Arroyave dijo...

La pelicula empieza interesante, pero a medida que va "avanzando" la trama se convierte simplemente en una publicidad barata para comunidad cristiana, su único mensaje: no seas esceptico conviertete a cristo...

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.