jueves, 5 de noviembre de 2009

Crítica: The Messengers

"The Messengers" es la primera película norteamericana dirigida por los hermanos  Pang, es decir, los creadores de "The Eye", para ello, los hermanos gemelos decidieron combinar los típicos elementos del cine de terror asiático con los más que trillados elementos del cine de terror americano. Y como no podía ser de otra forma, veremos a la típica familia americana que se muda a una granja remota que resulta tener fantasmas. Por cierto, el film esta producido por el mismísimo Sam Raimi y por Rob Tapert, los creadores de "Evil Dead", pero ya se sabe que eso tampoco es ninguna garantía y no se como les han embaucado en este proyecto. Uno de los puntos a destacar de "The Messengers" es su inicio, un momento de mucha tensión, pero los hermanos Pang no pudieron aguantar mucho más tiempo, por lo que deciden mostrarnos a fantasmas a la primera oportunidad que se les presentó, y no contentos con eso, nos los mostrarán en más ocasiones de las que debieran, un abuso que no juega a su favor, sobretodo si algunas de las imágenes espectrales que nos ofrecen, parecen estar realizadas con algún programa digital más que cuestionable.


Uno de los fenómenos más extraños del film, es la elección de los actores para hacer de los progenitores de la familia protagonista, ya que el actor Dylan McDermott (más conocido por su cara que por su nombre) nunca ha brillado por sus buenas interpretaciones, y por otro lado, tenemos a la actriz Penélope Ann Miller ("The Relic"), cuyo papel de madre resulta dudoso. Como resultado tenemos a una pareja que además de no aportar gran cosa a la película y que no pegan ni con loctite. En "The Messengers" las auténticas estrellas son los hijos, por un lado tenemos a la chica adolescente interpretada por la actriz Kristen Stewart ("Jumper", "Crepúsculo") que consigue una actuación bastante convincente y por otro lado, veremos al hermanito pequeño que sorprendentemente resulta de lo más creíble. Fuera de la familia veremos alguna cara conocida, como son la del actor William B. Davis, más conocido como "El fumador" de la mítica serie "Expediente X", y al actor John Corbett, al que algunos conocemos como al locutor de radio de la serie "Doctor en Alaska" (recuerdo que por aquel entonces era incluso atractivo, pero el tiempo hace estragos). Desconozco si los hermanos honkoneses quisieron hacer una especie de homenaje a clásicos del género como "The Amitivylle Horror" o incluso "El Sexto Sentido", ya que en algunos momentos de la cinta no se puede evitar ver reflejada una clara "inspiración" a dichas películas. Los efectos especiales son bastante vistosos a excepción de alguno que ya comenté antes y el desenlace final puede hacer sonrojar a más de uno, pero teniendo en cuenta que no es fácil acabar una historia de fantasmas sin caer en lo ridículo, los Pang incluso han salido bastante airosos, siendo fieles a los típicos desenlaces de las películas asiáticas de terror.

"The Messengers" no muestra nada nuevo, pero hace pasar un rato entretenido, ofreciendo algún que otro susto (aunque más de uno provocado por las subidas de volumen), alguna que otra imagen sugestionable, niños que en ocasiones ven muertos, sótanos oscuros y muchos, muchos cuervos enormes y con mala leche. En pocas palabras: la granja de Pepito tiene fantasmas.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.