jueves, 4 de febrero de 2010

Crítica: Sounds Like

Cuando uno se dispone a ver una película de Brad Anderson, ya sabe con antelación que lo que se va a encontrar en la pantalla va a ser una historia algo compleja, con posiblemente algún protagonista algo "chalado" y con una atmósfera un tanto enfermiza. Para no defraudarnos con su episodio de "Masters of Horror", Anderson vuelve a mostrarnos lo que tanto le gusta, el terror psicológico y paranoico que tan reconocible le ha hecho con películas como "Session 9" o la estupenda "El Maquinista", consiguiendo crear un capítulo diferente a lo que acostumbramos a ver en la serie.

En "Sounds Like" tenemos como protagonista al actor Chris Bauer (el 'Máquina' de "Asesinato en 8mm"), un hombre atormentado, debido a su fatídica habilidad, un oído extremadamente desarrollado, que impedirá que el protagonista pueda llevar una vida normal, provocando que éste se trastorne y desespere cada vez más. El director podría haber obviado el tema de ésta anomalía auditiva, mostrándonos de esa manera a un hombre simplemente esquizofrénico, pero esto hubiera restado al film de ese agobio que contagia al espectador con sus sonidos estridentes y desesperantes. Uno de los puntos negativos que tiene el capítulo es que en ningún momento nos dan una explicación del porqué de tal habilidad, cosa que me hizo esperar un fascinante e inesperado desenlace para atar cabos sueltos, ya que Anderson acostumbra a sorprendernos con sus desenlaces finales, pero no hay explicación, dejando así que cada uno saque sus propias conclusiones.


En "Sounds Like" veremos al protagonista en dos escenarios distintos, el laboral y el familiar, en el primero veremos al menos al principio, a un hombre que hace correctamente su trabajo de supervisor de llamadas de una centralita , siendo capaz de llevar el control de todo, mientras que en su vida familiar le veremos desganado, inseguro, un hombre casi acabado que intentará convivir con una de esas mujeres que lo único que pretenden en la vida es tener a un hijo para terminar con el vacío de su penosa existencia. El aumento de intensidad de la habilidad auditiva, terminará por aislarle en la locura, haciendo que vaya directo hacía un pozo sin fondo, hacia su propia destrucción. El actor Chris Bauer consigue con una tremenda actuación y llena la pantalla de grotescas muecas faciales, transmitiendo angustia a raudales. Visualmente "Sounds Like"  recuerda bastante a "El Maquinista", lugares luminosos, primeros planos detallados, movimientos de cámara que reflejarán la desesperación del protagonista, todo esto acompañado de una música bastante inquietante. A pesar de esto, "Sounds Like" es como si se hubiera quedado a medias, han alargado en demasía la historia, provocando que el capítulo se haga algo pesado, dejando así una cierta decepción final, que sólo se salva por una de las imágenes más desagradables que he visto últimamente.

En definitiva, un capitulo enfermizo y bastante diferente a lo que acostumbramos a ver en la serie "Masters of Horror", que contiene la esencia de las obras del prometedor director Brad Anderson, aunque resultando un poco desosegante, pero si te apetece ver como se comporta una persona al borde de la locura, no te defraudará.



0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.