domingo, 21 de marzo de 2010

Crítica: Exorcismo en Connecticut

Si hay un filón que ha sido explotado hasta la saciedad en la industria del cine de terror, ese es el de las casas encantadas, con infinidad de títulos para el recuerdo, desde clásicos como "Poltergeist", "Ammitville", "La Caída de la Casa Usher", o cosas más recientes como "The Haunting", "The Messengers" o "House on Haunted Hill". Una fórmula sencilla a la vez que efectiva, por lo menos en lo que ha éxito comercial se refiere. "The Haunting in Connecticut" sigue a rajatabla los patrones marcados por cualquiera de sus predecesoras más contemporáneas, familia que llega a una nueva casa (el parecido a "The Messengers" es bochornoso), generalmente azotada por una terrible maldición, un adolescente que rápidamente conecta con las fuerzas sobrenaturales ya a partir de ahí, una sucesión de "sustos" que terminan derivando en una investigación en la biblioteca del pueblo (que por supuesto guarda toda la información de los trágicos sucesos allí acontecidos con pelos y señales) y el correspondiente enfrentamiento final entre los habitantes de la casa y las fuerzas del mal, resaltando los valores de familia, etc...


Así que no hace falta mucha imaginación para saber lo que nos vamos a encontrar en la nueva obra de Peter Cornwell, una propuesta rácana que no arriesga absolutamente nada aunque no exenta de entretenimiento, si te va todo el rollo este de las maldiciones.

"The Haunting in Connecticut" adolece de los mismos defectos y de las mismas virtudes que caracterizan a este subgénero, por un lado, la cinta consigue recrear una interesante atmósfera de misterio en sus compases iniciales, y utiliza de forma bastante acertada el recurso de los "flashbacks" a lo largo de la película, lo que le da un toque lúgubre muy agradable, pero por lo contrario, la historia va perdiendo fuerza a medida que se va desvelando el origen de los fenómenos, por no decir que pese a contar con un buen número de momentos "terroríficos", la cinta no consigue asustar ni crear tensión en ningún momento, por lo menos al usuario habitual del género. En el lado positivo, pues como no podía ser de otra forma tratándose de una película de presupuesto, los efectos especiales cumplen a la perfección, realizado todo de forma digital pero bastante bien paridos, sólo hace falta ver el espectacular póster animado que sirvió de promoción a la película.

Tampoco el trabajo del reparto desmerece el resultado final, si bien en esta ocasión no se ha utilizado a ninguna "estrella" de Hollywood como reclamo publicitario, el nivel interpretativo es notable, destacando la actuación del joven Kyle Gallner, quien interpreta al hijo de la familia y carga todo el peso de la historia sobre sus espaldas, acompañado por la guapa actriz Amanda Crew y el secundario de lujo Elias Koteas.

Conclusión, ¿te gustan las películas de casas encantadas? Entonces disfrutarás con "The Haunting in Connecticut", pero si eres de los que están cansados de ver siempre lo mismo, ni te molestes, pues aquí no vas a encontrar nada que no hayas visto antes, un argumento clónico, una conseguida atmósfera que se va desinflando progresivamente y algún que otro susto fácil, todo ello, eso si, con unos bonitos efectos especiales.

¿Cuando se dejarán de tanta maldición y tanta poya, y nos contarán la historia de una familia que no puede pagar la hipoteca o el alquiler? Eso si que de miedo joder.


1 comentarios:

Virota dijo...

para morirse de la aburricion esta movie, cero recomendable, vean el trailer y eso es lo mejor de la pelicula xD, no pierdan mas que eso.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.