domingo, 8 de mayo de 2011

Crítica: La Posesión de Emma Evans

Han pasado ya 38 años desde que William Friedkin, basándose en una supuesta historia real, dirigiera una de las películas mas terroríficas de la historia del cine, “El Exorcista”, aterrador relato sobre una adolescente poseída por el diablo que marcó a toda una generación y que ha día de hoy, pese a la gran cantidad de títulos que han explotado la misma fórmula e incluso sobreviviendo a cientos de parodias (recordemos aquella “Reposeída” donde la propia Linda Blair hacía tándem cómico con el gran Lesley Nielsen), sigue manteniendo intacta tanto su vitola de clásico atemporal como buena parte de su capacidad de generar terror y de incomodar al espectador. Y es que el mal nunca muere, y el diablo y sus huestes, también han sobrevivido al paso del tiempo y en la actualidad, comparten la tierra con el hombre, pues los encontramos muy presentes en nuestra sociedad, en la política (véase el PP), en el deporte (véase Mourinho), en la televisión (véase Belén Esteban) y por supuesto, en el cine, donde el tema de las posesiones sigue estando la mar de vigente pese a vivir descaradamente de las rentas cosechadas en su día por la pequeña Reagan, el padre Karras y compañía. Títulos como “El Exorcismo de Emily Rose”, “The Vatican Tapes”, “The Rite”, “Legion: The Final Exorcism”, “Anneliese: The Exorcist” o la inminente en nuestro país “El Último Exorcismo”, son algunos ejemplos de lo rentable y lucrativo que puede resultar para el hombre, que el diablo se apodere del cuerpo de una inocente muchachilla, que supongo que es lo que pensaría el español Manuel Carballo, quien trabajara con la extinta “Fantastic Factory”, cuando decidió darla trabajo extra al párroco de turno con su nueva película, “La Posesión de Emma Evans”.

“La Posesión de Emma Evans” es la historia de la susodicha, una adolescente con problemas de adolescente que del día a la mañana comienza a experimentar violentos episodios de epilepsia, pérdidas de conocimiento y trastornos de personalidad. Los consiguientes exámenes médicos, no consiguen encontrar el origen del problema, así que la joven, quien no mantiene una buena relación con sus padres, le confiesa a su tío, un sacerdote que se vio envuelto en el pasado en un turbio asunto, cuando una niña supuestamente poseída por el diablo, muriese después de que le practicase un exorcismo, que días atrás, había estado jugando con una tabla de ouija.

Personalmente, el problema al que me suelo enfrentar cuando encaro el visionado de una película de posesiones y exorcismos, es que la oscura y alargada sombra de “El Exorcista” se cierne sobre mi, y si las comparaciones siempre son odiosas, en este caso son insoportables. Por que, no nos llevemos a engaño, no existe en la actualidad experiencia posible alguna, que se acerque a las cotas de terror alcanzadas por la obra de Friedkin y todas esas parodias de las cuales ha salido indemne, no han resultado tan inocuas para el carrusel de filmes similares que la han precedido. Es por ello que muchas veces, resulta complicado tomarse en serio este tipo de productos y el caso de “La Posesión de Emma Evans” no es una excepción.

Lo intento, de verdad. Intento dejar de lado por un rato los clichés que han marcado escuela y adentrarme en la propuesta de Manuel Carballo, pero no es fácil, y en este caso en particular menos. ¿Por qué? Pues por que como película española que se precie (pese a que el grueso protagonista es extranjero y está rodada íntegramente en inglés), “La Posesión de Emma Evans” intenta acercarnos a la historia estándar de estos casos, desde la óptica del realismo y la cercanía, tanto a nivel de planteamiento como de puesta en escena. No hay atmósfera de terror, ni música siniestra ni absolutamente nada que nos haga sospechar que estamos viendo una película de género, todo lo contrario. Una fotografía luminosa (incandescente incluso), un juego de cámaras artificialmente transgresor propio de cierto tipo de cine que se hace en este país, que poco tiene que ver con el fantástico, algunas secuencias en plan videoclip y una banda sonora para adolescentes rebeldes, contribuyen a esta sensación y así, sin preliminares, es difícil meterse en situación.

Todo esto además, se vuelve bastante cómico cuando de repente, la cosa cambia de registro (y criticábamos a “Insidious” en este sentido) y del inicial intento de alejarse de los tópicos del género, caemos de pleno en todos ellos de la forma mas bruta posible. Después de unos primeros minutos muy “reales”, donde se intenta profundizar en las relaciones familiares, en los problemas de Emma, etc… pasamos a ver a la chica levitar, vomitar, pronunciar lenguas muertas con los ojos en blanco y suplicándole a su tío que le quite al demonio que lleva dentro, vamos, que solo le falta masturbarse con el crucifijo al compás de aquel “¿has visto lo que hace la guarra de tu hija?” mientras a su lado como si no se enterasen de que va la función, el resto de actores siguen jugando al típico drama español de esos que la ponen dura en los premios Goya y pachangas similares y siguen con lo suyo mientras en la habitación de al lado se le practica un exorcismo a su hija. Como si mezclásemos “El Exorcista” con una película del director catalán Ventura Pons (los que conozcan el cine de este hombre sabrán por donde van los tiros).

En este marco de frialdad y de poco mimo hacia el género, resulta imposible tomarse en serio ni el “show time” de la posesión, ni las secuencias trágicas en plan “La Profecia” a las que vamos a ser sometidos a lo largo de un filme, que tras quitarse la máscara inicial, tira descaradamente de efectismos para conseguir su cometido, cosa que no se consigue, principalmente por que es imposible meterse dentro de la historia y por consiguiente, experimentar nada parecido al miedo, y eso que la joven Sophie Vavasseur (la niña pequeña de “Resident Evil: Apocalypse”) y visto lo visto en otros títulos, lo hace realmente bien en el papel de posesa, yo incluso me atrevería a hablar de papelón y de que los efectos especiales también están muy logrados. Amén de otra virtud que últimamente no solemos encontrar en el cine de terror, finales inteligentes y sorprendentes. “La Posesión de Emma Evans” lo tiene. Muy bien pensado y 100% libre de previsibilidad.

Conclusión, “La Posesión de Emma Evans” no destaca especialmente de entre las muchas películas de posesiones del montón que hemos visto en estos últimos años, muy perjudicada por su fría puesta en escena y por la poca cohesión entre su vertiente mas realista y su reverso tenebroso, lo que desemboca en una experiencia poco terrorífica pese a su amplio catálogo de fuegos artificiales, algo imperdonable para un producto de este tipo.

Lo mejor lo encontramos en el reparto, por un lado una fantástica Sophie Vavasseur al mando de las operaciones, un mas que correcto Stephen Billington (también lo vimos en "Resident Evil") en la siempre difícil papeleta de sacerdote salvador y la presencia, en un simpático guiño (ahora si) al aficionado al género, del mítico Doug Bradley (alias “Pinhead”) en un pequeño y blasfemo papel. Y por supuesto, el desenlace de la historia, muy bien pensado y lo mejor de todo, muy bien camuflado, que por lo menos una vez y sin que sirva de precedente, nos dejará con un buen sabor de boca y la consciencia tranquila al saber que nadie se ha reído de nosotros. En cualquier caso y puestos a elegir, antes me gasto los cuartos en esta “La Posesión de Emma Evans” que en la soporífera “El Último Exorcismo”.


14 comentarios:

Anónimo dijo...

lo unico bueno que veo ahi son las tetas de la rubia

Anónimo dijo...

nica no creo:(

Anónimo dijo...

parece interesante,quiero verla

Anónimo dijo...

sera real ????? mmmm,naaaa...

Anónimo dijo...

No es mala pero tampoco es la gran cosa
ninguna pelicula supera al exorsista

El Rector dijo...

Anónimo, NINGUNA película supera a "El Exorcista". Si ese tiene que ser el baremo, estamos jodidos.

Saludos.

Anónimo dijo...

soy un anonimo mi nombre lo dira te quiero que la pelicula esta muy buena mi pregunta es la siguiente:¿ESTA BASADA EN HECHOS REALES?

El Rector dijo...

Anónimo, la película no está basada en ninguna historia real.

Saludos.

Nelson Osvaldo Ortiz Rincon dijo...

Cual es el nombre de la canción que sale después del minuto 58?

El Rector dijo...

Nelson, pues así de memoria no recuerdo el tema que suena en ese instante concreto, así que no sabría decirte. De todas formas, tan fácil como consultar los títulos de crédito finales, ahí suele aparecer el soundtrack completo.

Saludos.

damien thorn dijo...

El hijo de Satanás al rescate...
Nelson, te sorprenderá la cantidad de fans que tiene este ost, que realmente es de lo poco salvable por completo del dislate. Es obra de Zacarías de la Riva, y en la peli, como en todo lo que toca Julio Fernández, se cuida muchísimo el detalle, la estética, la música y ambientación, apartados de producción en los que al señor no se le puede toser, pues es UN GRANDE. Luego, la libertad de dirección se encarga de, teniendo unos medios y un mimo que cualquiera desearía, cagarla y hacer mediocre un bastante decente guión (este es el caso). A mí, la cinta me gusta muchísimo más que a la mayoría de la crítica, pero reconozcámoslo, tiene un inmenso fallo...
Creo que el tema que buscas sirvió también o para un teaser o para un trailer, te enlazo a toda la banda sonora gratis en youtube. SUERTE!! (Ten en cuenta que encontrarás más por Exorcismus que con otro título)

https://www.youtube.com/results?search_query=Exorcismus+soundtrack&oq=Exorcismus+soundtrack

damien thorn dijo...

Querido Rec, tu crítica estupenda, y ciertamente en materia exorcismos es muy difícil hacer algo tan sublime y terrorífico como Friedkin en su momento, pero ojo, no perdamos la fe, que ya he visto alguna escena de pelis con exorcismo de por medio que acojonan igual!!!!
Eso sí, una vez conseguido el buen exorcismo hay que hacer bueno el resto, y eso ya si que no es moco de pavo.
Reitero en plan pelota, pero es que soy muy muy muy fan de lo que fué la Fantástic Factory, de títulos como Dagón, de descubrimientos y emociones que dedico a mi querido Romasanta. Y Julio Fernández (and bros) son de lo más grande a nivel preducción no ya del nacional, sino del universal, porque es muy fácil producir a un Spielberg con 10 M de euros, pero montarse lo que se montan con pocos cuartos y todo el ingenio, el trabajo y el esfuerzo del mundo es lo más grande!!!!
Así que sirva a modo de homenaje no sólo a JF, aunque principalmente, sino a todo productor español que sigue arriesgando por el terror nacional!!!!!!
Saludetes a todos y muy buen finde, señores!

Chloe.. dijo...

Interesante Pelicula

El Rector dijo...

Chloe, bueno, al menos da el pego para pasar el rato sin caer mucho en el ridículo, que en el subgénero de las posesiones, no es moco de pavo.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.