miércoles, 1 de febrero de 2012

Crítica: Beneath The Darkness

Bonita noche estrellada en la comunidad de Smithville, Texas. Que entrañable momento este, un hombre paseando a su mejor amigo, es decir, a su perro, mientras este aclara o intenta aclarar sus ideas en tan ceremonial momento, el perro digo, el hombre, ni puta idea de lo que está pensando. ¿Cómo estropear semejante instante de comunión con la naturaleza? Semejante momento de extrema intimidad bajo el manto de las estrellas… fácil, muy fácil. Atentos. Por detrás se acerca una tercera persona, ¿sus intenciones? No se sabe, no se intuye, sigamos andando, sigamos corriendo en este caso, pues un camino lo hacen los pies, veamos hasta donde llegamos. Esta tercera persona no aminora la marcha, sabe lo que quiere y andará todo lo que sea necesario para conseguirlo. Dicho y hecho. Llega a la altura del hombre y del perro. Buf! Tranquilos joder, no hay motivo para alarmarse, la tercera persona en cuestión no es ninguna amenaza (esto lo piensa el hombre, el perro no las tiene todas consigo, le mira con desconfianza, duda), es el puñetero Dennis Quaid ("Legion") en chandal, ¿podría haber algo de malo en ese? ¿Puede imaginarse más reconfortable estampa? Por que Dennis Quaid nunca hace de malo, NUNCA. Además, en este caso en particular, el tipo es poco menos que un héroe nacional de esta tranquila comunidad Tejana, mojaba las braguitas de las féminas en el instituto con sus habilidades como quarterback antes de ganarse el eterno agradecimiento de sus clientes dirigiendo la funeraria local… imaginad el disgusto de sus vecinos cuando al pobre Quaid se le murió la parienta hace cosa de dos años, cosa que por otro lado se entiende, si el bueno de Dennis era reincidente a la hora de vestirse con semejante chandal… se han roto matrimonios por mucho menos. “En esta vida ya lo he visto todo, ya me puedo morir”, pensaría ella.

El caso, dejando de lado banales especulaciones, es que el encuentro nocturno parece en principio, por que las cosas NUNCA son lo que parecen, una reunión inocente, sin malicia alguna (a todo esto, el perro sigue con la mosca en la oreja, pues todos sabemos el destino que suelen correr los de su especie en las películas de terror, él, el primero). Hablan de cosas de vecinos, bla, bla, bla. Todo bien. Por si sola, la horrenda visión del chandal de Quaid, no es motivo de alarma. Ahora, cuando el tipo se saca una pistola de la entrepierna y amenaza a su sorprendido vecino, la situación ya comienza a oler a chamusquina (¿habrá algo más desagradable que el olor a chamusquina?). El vecino, como buena persona que es, teme más por la integridad de su socio canino, que por la propia suya y en un acto de bondad extrema, le grita que se vaya, que regrese a casa. El perro, aun siendo el mejor amigo del hombre, de tonto no tiene un pelo y el combo chandal/pistola, tiene muy mala pinta, así que patas, para que os quiero, allá te apañes.

El caso, nuevamente, es que el vecinillo, acaba enterrado vivo muy al estilo de las viejas películas de la Hammer de muy malas maneras y con peores modales, por un inesperado Dennis Quaid reconvertido al lado oscuro… aunque en chandal azul cielo en lugar del riguroso y habitual negro. Se lo perdonamos, pues no está habituado ha dicho rol.

¿Por qué tanto esmero en destripar el virgen amanecer de “Beneath the Darkness”? Pues por que joder, ¿Quién coño iba a creerse sin tales explicaciones, que Quaid es el malo de la película? Bueno, por eso y por que en realidad, este pequeño prólogo, es de lo poco que realmente, vale la pena mencionar de la película del argentino Martin Guigui, quien para ser sinceros, no da la sensación, después de visionar su obra, ni de que el tipo se haya exprimido mucho las neuronas para la ocasión, ni que sea un ídem especialmente escrupuloso, lo que si espero, es que después de la experiencia, haya roto cualquier relación con su guionista, Bruce Wilkinson, por que lo de este si que tiene delito joder, por que la genialidad de este, se limitó a ver “The Shortcut”, sobre la cual, tristemente hablamos por aquí en su momento, y ocurrírsele la maravillosa idea, de que lo único que le faltaba a la cinta de Nicholaus Goossen para llegar a la excelencia, era la presencia de Dennis Quaid haciendo de villano. Como dijo aquella: “Mother of God”.

¿Qué? ¿Cómo? ¿Qué no habéis visto “The Shortcut”? No hay problema. Yo os explico así muy por encima de que va “Beneath the Darkness”: La curiosidad mató al gato (es una peli de terror, algún animal se tenía que lastimar). Es decir, unos jovencitos curiosos, que husmean donde no debían y descubren un aterrador secreto que les costará muy caro, poniendo incluso sus vidas en peligro, por que para una vez que Dennis hace de malo, “voy a ser malo de cojones”, pensaría el tío. Y vaya. Por que la historia es una mierda, quiero decir, una caca. Pero el malo, es malo, MALO. Y los otros, son tontos, TONTOS. Nosotros, como espectadores, no lo somos tanto (algunos, por lo menos) y a eso de media película, algo antes los más espabilados, ya tenemos claro que lo que estamos visionando, es una comedia, pura y dura. Y que sin ninguna duda, el mejor registro del señor Quaid, se encuentra en dicho género. Aquí lo demuestra. Uno puede pensar al principio, cuando todavía no tiene claro que está viendo una comedia, que aquí el amigo del chandal azul, quizá, igual, podría ser, esté sobreactuando un poquito. ERROR. Pues el sabe desde el principio que esto, es una comedia y por todos los diablos, el tío ahí, lo clava. Que grande, para que luego algunos digan que este es un mal actor. Si al final de la historia, con el sorprendente giro final, que nos dejará sin respiración, pegados al asiento como si acabásemos de despegar hacia las estrellas, incluso llegamos a entender por que su personaje es como es, hace lo que hace, incluso llegamos a sentir lástima por él e identificarnos con su situación, con sus sentimientos y esto si, es mérito de aquel guionista brillante (dale otra oportunidad Martin, las cosas hablándolas, a veces se solucionan).

Ese chandal azul va a ser el epicentro de todas y cada una de mis fantasías sexuales de aquí en adelante y por el resto de la eternidad: Todo lo que tiene que ver con el personaje de Quaid, nunca, y digo NUNCA, una interpretación tan lamentable, fue tan maravillosa e inolvidable. Su buena banda sonora (aunque algo sobreactuada también), la chica protagonista, que es mona (a pesar de ser rubia), que el perro no muere y su secuencia final, sencillamente, hilarante.

Esa visión del chandal azul me va a quitar la apetencia sexual por el resto de los días y muy a pesar, de las muchas utilidades que se le puede dar a la crema con Aloe Vera: Vale también aquí todo lo dicho sobre Quaid y por supuesto, la historia y el guión, lamentables y carentes de cualquier tipo de interés… más allá del chandal azul, claro.

3 comentarios:

Darkotica dijo...

Jajaja!!! Me he tenido que tranquilizar porque estaba llorando de risa y así es imposible escribir nada.

Ostras!no caí en que era una comedia! ahora veo la historia con otros ojos, ahora lo entiendo todo, pero ¿como no me di cuenta? por eso cada vez que enfocaban el jeto de Dennis Quaid parecía el mismísimo Ben Stiller, no era una sobreactuación...era una bufonada!que grande!

Sabiendo esto, me he quedado más tranquila que cuando vi, nada más comenzar la película, que el señor Quaid (modelo:chandalero con pipa) no se cargó al perro, por cierto, la mejor actuación de toda la película fue la de can...

Bonita puntuación XD

newzombie dijo...

que cosas a hora tengo fobia a los chandals. seguro como anda el mundo de la distribucion en españa esta pelicula llega en cine en dvd o yo que se........entonce sufrire su visionado

Anónimo dijo...

Lo imperdonable es que Aimee Teegarden no enseña ni un misero escote..... eso mas el chandal.... el gran fallo de esta peli es el vestuario.
Irrefutable.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.