domingo, 5 de febrero de 2012

Crítica: Silencio en la Nieve

Comienza bien el año en el cine español con ‘Silencio en la nieve’ (Ídem, Gerardo Herrero, 2011), una película de lo más entretenida y disfrutable.

La última película del director madrileño (también es productor y guionista) es un thriller de investigación criminal ambientado en un contexto bélico.

En plena Segunda Guerra Mundial aparece en la División Azul un asesino en serie que va aniquilando uno por uno a un puñado de soldados españoles.

Tan interesantísima propuesta es desarrollada con solvencia y firmeza por Gerardo Herrero quien copia (y no en el sentido peyorativo de la palabra) los cánones del thriller americano y los traslada al cine español sin que se resientan ni chirríen en ningún momento ninguno de los aspectos característicos de este tipo de cine, el cual los norteamericanos realizan como el que se hace unas tostadas por la mañana.

La historia está bien llevada, los protagonistas tienen fuerza y carisma y las secuencias de tensión, acción y violencia están bien filmadas.

Acompañamos al protagonista (un acertadísimo Juan Diego Botto), -un inspector de policía metido a soldado,- en su aventura en la cual debe encontrar a un asesino en serie que se está cebando con algunos hombres del cuerpo de la División Azul.

Le ayudará en su empresa un duro sargento (genial como siempre Carmelo Gómez) con el que llegará a entablar una buena relación (nada homoerótica, y es que esto no es un John Woo).

Al final, oscuros secretos saldrán a la luz y ambos personajes deberán darlo todo por su patria, digo, por sus vidas y las de los que les rodean.

No es el colmo de la originalidad, tampoco marcará un antes y un después, pero se agradecen este tipo de proyectos en el cine español. Un cine necesitado de propuestas como ésta que nos ocupa o como las también muy recientes ‘Mientras Duermes’ (Ídem, Jaume Balagueró, 2011) o ‘Eva’ (Ídem, Kike Maíllo, 2011).

Es decir, cine de género –pero- de calidad.

Recemos para que surjan más películas como las citadas y el cine español pueda competir con las producciones de otros países como Francia o Norteamérica, países por cierto que nos llevan muchísima ventaja.

Lo que más me ha gustado: la trama criminal envuelta en un contexto bélico.

Lo que menos me ha gustado: es poco original. Sí, adiviné quién era el asesino cuando todavía quedaba mucho metraje por delante.

2 comentarios:

newzombie dijo...

yo que pensaba que era la enesima pelicula sobre la guerra civil o la proxima pelicula que maribel verdu enseñaba las tetas y me sorprendes con que es aceptable y encima el tema de la division azul siempre me fascino

Anónimo dijo...

Me gusta el cine belico y si es dela Division Azul mejor.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.