martes, 7 de febrero de 2012

Crítica: Vampiros

Mi idolatrado John Carpenter, director de joyas míticas como ‘Asalto a la comisaría del distrito 13’ (‘Assault on Precinct 13’, 1976), ‘1997: Rescate en Nueva York’ (‘1997: Escape from New York’, 1981), ‘La Cosa’ (‘The Thing’, 1982) o ‘Están Vivos’ (‘They Live’, 1988), se marca aquí la que casi con toda seguridad es su mejor película después de ‘La Cosa’: ‘Vampiros’ (‘Vampires’, 1998), una afortunadísima mezcla de western gótico y vampiros.

Nadie, repito, nadie mejor que Carpenter habría sido capaz de realizar semejante película en la que los resortes del western más clásico se dan la mano de la manera más sublime con los códigos del terror de la serie B más gamberra y disfrutable.

107 minutos de gozoso divertimento en el cual nos encontramos con un grupo (muy salvaje) de cazadores de vampiros cuyo líder, un estupendo James Woods como Jack Crow, dirige con mano férrea y pulso firme y que aniquilan vampiros cuales exterminadores de cucarachas, -no por casualidad se refieren a los chupasangres como sanguijuelas y a las casas que habitan éstos como nidos-.

El inteligente guion de Don Jakoby nos cuenta una divertidísima y sangrante anécdota: el primer vampiro fue creado por la iglesia al realizar mal un exorcismo.

Pero hay más, resulta que es la misma iglesia la que financia a los grupos de cazadores de vampiros que se encuentran dispersos por todo el mundo y que se encargan de exterminar a las sanguijuelas.

No todo el mérito es de Jakoby, ya que el guion está basado en una novela del escritor John Steakley, pero no deja de ser todo un acierto el incluir todos esos detalles del modo en que lo hace, como tampoco deja de ser todo un acierto el que John Carpenter traslade semejante historia con su peculiar estilo y la haga suya.

La película está plagada de secuencias memorables como por ejemplo aquélla en la que vemos por primera vez al grupo salvaje capitaneado por Woods, una secuencia de apertura memorable y que sirve de presentación para el personaje principal y sus ayudantes y los métodos que emplean éstos para dar caza a los vampiros.

Rápidamente Carpenter nos regala la que es la segunda gran secuencia de la historia, la matanza que tiene lugar en el motel de carretera, magnífica.

Y finalmente nos deleita con la cacería final en la prisión y el clímax final que tiene lugar poco después. Excelente.

Para el recuerdo también destacar el monólogo que le suelta el protagonista a su nuevo compañero de fatigas:

“Primero de todo, no son románticos. No es una panda de maricones con colmillos merodeando con trajes caros y seduciendo a todo el mundo con su acento basura europeo, ¿de acuerdo? Olvida lo que has visto en las películas: no se convierten en murciélagos, las cruces no sirven. ¿El ajo? ¿Quieres probarlo? Puedes quedarte parado con un collar de ajo y uno de esos mamones vendrá y te dará por el culo mientras te chupa la sangre del cuello tan tranquilo. Y no duermen en ataúdes lacados. Si quieres matar a uno, clávale una estaca justo en el jodido corazón. La luz del sol les convierte en bichos a la brasa.”

En definitiva, una joya de culto para ver y disfrutar una y otra vez y que muestra al maestro de la serie B en plena forma y con muchas ganas de guerra.

Lo que más me ha gustado: casi todo, excepto...

Lo que menos me ha gustado: ...Daniel Baldwin y Sheryl Lee no lo hacen mal, pero no me gustan (sobre todo Baldwin) y habría preferido otros intérpretes.

7 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Joder, esta película es la ostia destilada, en serio.
Tiene de todo: vampiros DE VERDAD, frases molonas, acción, gore, desierto, y a James Woods interpretando al carismático Jack Crown.

Para mí es una de las mejores película de John Carpenter.

"si vas a darme por culo hazlo ya, puto chupa pollas víctima de la moda"

El Rector dijo...

Una OBRA MAESTRA, así, en mayúsculas. No solo una de las mejores películas del tío John, sino una de las mejores películas de vampiros que ha dado el cine y una de las mayores proveedoras de frases míticas del mismo. Jack Crow, con permiso de Edgar Frog, es el mejor caza vampiros que han visto mis ojos. Grandioso James Woods en el papel de antiheroe y grandioso el padre Adam como perfecto contrapunto a su personaje, inolvidable pareja de hecho.

"Reconozcalo padre, se le ha puesto dura"

Fantástica crítica Wikus.

Wikus dijo...

Gracias señor Rector. ;)

Dr. Gonzo, El Rector, gracias a sus aportaciones al final de sus comentarios me han hecho pensar en que se podría hacer un ranking con las mejores frases de 'Vampiros'.

Diiioossss pero que mitiquísima es esta película de verdad...
Qué puñetera gozada...

Saludos. ;)

newzombie dijo...

le tengo cariño a esta pelicula, porque es la unica de dios carpenter que vi en el cine. una joya que une lo que mas le gusta al geno el fantastico y el western

Darkotica dijo...

Venga va, lo reconozco...a mi también me mola Vampiros de Carpenter (y puestos a confesar, también diré que me mola Fantasmas de Marte). Pero señores, tengan un poco de sosiego hablando de Vampiros, que he notado que por aquí a más de uno le ha ocurrido lo mismo que al padre Adam...jaja!

PD. Los Baldwin es lo que tienen...XD

Dr. Gonzo dijo...

Yo lo digo claramente: cada vez que veo Vampiros llego a los créditos finales con una erección considerable.

Ash dijo...

"Puto chupapollas víctima de la moda"
GRANDIOSO.Son estas cosas las que "me la ponen dura".

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.