martes, 8 de mayo de 2012

Crítica: Drácula de Bram Stoker

“Bienvenido a mi morada. Entre libremente, por su propia voluntad, y deje parte de la felicidad que trae…”

Oscura, lúgubre, tétrica, poética, romántica, espiritual, sublime, terrorífica, erótica…me faltan calificativos para definir la versión cinematográfica de la novela Bram Stoker, una película que es, o debería ser por derecho propio, una película de culto.

Hace veinte años, Francis Ford Coppola se atrevió con una película de vampiros, esos seres elegantes, crueles, solitarios y atormentados que vagan por la eternidad alimentándose de la sangre de los vivos y, en ocasiones, enamorándose, sufriendo dentro de un cuerpo que hace tiempo les dejó de pertenecer. Tras la tercera entrega de “El Padrino”, el cineasta estadounidense no podía jugársela (en aquel momento su productora se encontraba al borde de la banca rota), y no quería cualquier historia de vampiros, así que apostó por una obra maestra de la literatura de terror, ni más ni menos que la novela de 1897 del escritor irlandés Bram Stoker, escogió al mismísimo Vlad Tepes, Vlad Draculea, el Conde Drácula…el padre de todos los vampiros.

Pero Francis Ford Coppola realizó su particular versión de la novela, algo que vino acompañado de cierta polémica ya que debido a la mención del novelista irlandés en el título, mucha gente esperaba encontrar una versión prácticamente exacta a la del libro, y si bien es cierto que en lo que respecta al desarrollo de la trama y a los personajes estaríamos delante de una de las cintas mas fieles, el arranque de la historia con el sanguinario personaje rumano del medioevo, y el tratamiento romántico con el que el guionista de la película, James V. Hart, dota a la relación entre Drácula y Mina, quedarían bien lejos de la obra literaria, especialmente la historia de amor entre ambos, la cual muchos no dudarían en tachar de auténtico “pastel” (llamadme romántica, pero pienso que probablemente estos son individuos que jamás han sucumbido a las garras del amor verdadero).

El film comienza con un espectacular prólogo, sombras chinescas reproducen una crepuscular batalla situada en la Rumania del siglo XV, el príncipe Vlad Tepes (El Empalador), tras frenar a los ejércitos de turcos que amenazan a la cristiandad, se siente traicionado por Dios cuando al regresar descubre que su amada Elisabeta, creyéndole muerto, se ha suicidado arrojándose al vacío. Es entonces cuando, loco de ira y desesperado por haberla perdido, Vlad Tepes reniega de Dios y abraza las fuerzas de las tinieblas, condenándose a la vida eterna, y convirtiéndose de ese modo en Drácula.

Esta introducción, que no existe en absoluto en la novela, cambia totalmente el sentido de la historia y del personaje de Drácula. Recordemos que en el libro de Bram Stoker, el vampiro es simplemente la encarnación del Mal, que viene a perturbar el orden y la tranquila de la sociedad victoriana, seduciendo y esclavizando al personaje de Mina y convirtiéndola en la concubina del diablo. Pero Francis Ford Coppola prefirió convertir al temible Drácula en un héroe romántico, y tratar una historia sobre el reencuentro de un amor perdido.

El cuento es de sobra conocido, 400 años después de la batalla de Rumania, ya en el año 1890, el joven abogado Jonathan Harker (Keanu Reeves) viaja a un castillo perdido de Transilvania para encargarse de los asuntos del conde Drácula (Gary Oldman) en relación a la adquisición de varias propiedades en Londres. Una vez allí, el joven se percatará de lo extraño que es el conde, y éste quedará fascinado por una fotografía de Mina Murray, la prometida de Harker, que le recuerda a su Elisabeta. Será entonces cuando Harker acabe convirtiéndose en el prisionero de las tres novias de Drácula (menuda desgracia, pensaréis algunos), mientras el conde viaja a Londres para encontrar a su amada perdida, reencarnada en Mina Murray (Winona Ryder). Pero cuando las cosas comiencen a complicarse y el conde transilvano seduzca a Lucy (Sadie Frost), la mejor a miga de Mina, aparecerá el profesor Van Helsing (Anthony Hopkins), quien junto a otros hombres conocedores de los hechos, harán frente a Drácula.

Coppola, el director de películas como “Apocalypse Now” o “El Padrino” y “El Padrino II”, dispuso de un plantel de actores de auténtico lujo, pero sería el gran Gary Oldman el que brillara con más fuerza. Oldman realizó un trabajo inolvidable, quien junto a un excelente vestuario y un trabajadísimo maquillaje se terminaría convirtiendo en uno de los mejores Dráculas que jamás se han podido ver en el cine. Por su parte, Winona Ryder realizaría correctamente su papel de mujer frágil y vulnerable, siendo capaz de transmitir con intensidad el vínculo telepático que la une con Drácula. Un exagerado Anthony Hopkins se metería en la piel de un Van Helsing más lunático que nunca, mientras que Keanu Reeves hacía lo que buenamente podía a la sombra del vampiro. Sadie Frost, que en la mayoría de escenas llega a eclipsar a la Ryder, daría vida a la dulce Lucy, un personaje que brilla con luz propia y que emana lujuria por los cuatro costados. También quiero hacer mención especial para Monica Bellucci, la novia de Drácula más sensual que ha existido hasta la fecha. Y al músico Tom Waits quien da vida al demente súbdito de Drácula, y buen amante de la entomofagia.

El apartado visual que nos encontramos en “Drácula de Bram Stoker” es un espectáculo orgásmico, con secuencias con alusiones al “Nosferatu” de Murnau y al cine de vampiros de la Hammer, tétricos decorados, barrocos vestuarios, oscuros paisajes, colores estridentes, efectos especiales puramente artesanales (re-visionando clásicos como éste te percatas de lo mucho que perjudican los efectos digitales), en donde la caracterización del personaje vampírico resultó absolutamente espectacular en todas sus facetas: la de monstruo, anciano decrépito de dos moños, apuesto joven, hombre lobo y guerrero, todas ellas dignas del más sonoro de los aplausos.

Pero en esta película había algo tan grande, y casi tan importante como el personaje de Drácula, algo que se acabaría convirtiendo en un clásico, me refiero a la banda sonora, compuesta por el polaco Wojciech Kilar, y es que nunca una banda sonora se había acercado tanto a la perfección, unas composiciones orquestales capaces de crear ambientes terroríficos (“The Beginning”), épicos (“Vampire Hunters”), macabros (“Lucy's Party”), románticos (“Love Remembered”), eróticos (“The Brides”), e incluso tan dolorosas (“Mina's Photo”) como una estaca clavada en el corazón. Y de postre, la emotiva “Love Song For A Vampire” de Annie Lennox, cuya letra es sin duda la declaración de amor de Drácula a Mina.

“Drácula de Bram Stoker” es una extraordinaria historia para una película de terror y de deseo, de amor y de tristeza, una obra irresistiblemente romántica y de deslumbrante belleza, que posee una fortísima atracción visual, prácticamente hipnótica para el espectador, porque ver Drácula es como estar bajo los efectos de la absenta, y yo os invito a todos vosotros, a brindar por ella.

“Nuestro amor es más fuerte que la muerte. Dame paz.”

Londres. 20 de abril de 1912. Hace 100 años. Durante una fría noche, en el interior de una maloliente pensión de una callejuela sin nombre, un viejo es presa de un pánico indescriptible, mientras señala con mano temblorosa el rincón más oscuro de la habitación, exclama con voz demente una misteriosa palabra: “¡Strigoi, strigoi, strigoi!”. Unos instantes más tarde, el viejo muere. Era Bram Stoker.

Bram Stoker tenía 64 años cuando falleció. En aquel momento se encontraba arruinado, enfermo y demente, se retorcía de dolor en aquella pensión mientras sufría alucinaciones con la criatura que él mismo había creado hacía quince años, y a la que en esos instantes, señalaba aterrorizado al grito de “Strigoi”, que en rumano significa espíritu maligno.

“He cruzado océanos de tiempo hasta encontrarte.”

Lo mejor: El terror y el erotismo ligado a una intensa historia de amor. La fotografía, los decorados, los efectos, la actuación de Gary Oldman, los pasionales diálogos, las criaturas y la banda sonora.

Lo peor: Siento decir que la actuación de Keanu Reeves (y lo siento porque actualmente es un actor que me gusta), y también debo añadir que el envejecimiento prematuro que sufre a consecuencia de las mordeduras de las novias de Drácula, curiosamente no está todo lo conseguido que debiera y no resulta creíble.

37 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Joder, esta película es la repanocha. La adoro de principio a fin.

Recuerdo que me la compró mi abuela en VHS cuando tenía 6 añitos, y de verdad, no pude terminar de verla. Mira que yo a esa edad ya me había tragado películas de terror, pero esta me pudo. Me dejó K.O y la quité.
Bueno, y de hecho hoy en día me sigue dando miedo, especialmente el inicio (que no es de miedo, pero no sé... ese cielo rojo, esas sombras masacrándose, esa música..), la llegada de Jonathan Harker al castillo, el castillo en sí mismo, el aspecto de Drácula, la ambientación, los decorados... ¡todo en esta película me produce pánico!
Fíjate hasta dónde llega la cosa, que ya he soñado en dos ocasiones que me encontraba dentro del castillo de Drácula y me topaba con el conde cara a acara. En el primer sueño yo era el guía turístico del castillo (¿?), y al final resultaba que el bicho seguía ahí dentro, acechando.
En el segundo sueño yo iba del trabajo a casa, y sin darme cuenta me equivocaba de calle y acababa metiéndome en el castillo (¿?). Claro, una vez allí empezaba el juego del gato y el ratón, tratando de salir sin que Drácula que me pillase... y encima iba con la armadura que llega a principio de la película. Joder, todo muy agobiante, de verdad. Son las dos únicas pesadillas que me han hecho despertar sudado como un cerdo.

Quitando mis traumas personales (que me hacen adorar aún más esta película), el film es brillante en todos los aspectos.
¿Y qué decir del Van Helsing de Hopkins? Para mí es el mejor y más carismático de la historia.

Y nada más, estoy 100% de acuerdo con tu magnífica reseña. Nada que añadir :)

PD: ¿¿qué le pasa a Jonathan Harker?? Primero lo dejan ese bosque infernal que pone los pelos de punta. Luego es recogido por un cochero que parece un puto predator. Y finalmente llega a ese precioso castillo (no...) y es recibido por un señor cuya sombra aparece por la izquierda y el cuerpo por la derecha, por no mencionar otros extraños trucos de este agradable ser.
La cuestión es el bueno de Harker permanece impasible. Este tío debió ver mucho mundo para no cagarse encima desde el primer momento en que puso el pie en Transilvania. Menudo loco.

TED BUNDY dijo...

Esta película es como el sexo. Siempre hay sed de verla.

Fabulosa crítica Darkotica.

The Wrong Girl dijo...

A mi esta película me fascina. Nunca me canso de verla!

Darkotica dijo...

Madre mía Dr.Gonzo!, desde luego que la película te produjo trauma, anda que no me he reído con tus sueños. Y por cierto, que abuela más enrollada, que te regala Drácula a los 6 años jeje!.

Que yo recuerde nunca he soñado con Drácula (y me gustaría...), en cambio Freddy Krueger se ha metido un par de veces en mis sueños y también me lo ha hecho pasar mal, la segunda vez que apareció pensé que ya venía a por mi deliberadamente, espero que no haya una tercera vez.

Yo también era una niña cuando en mi casa alquilaron Drácula, y no te negaré que algunas escenas también me hicieron pasar muuucho miedo, pero la película me enamoró...La atmósfera que consiguió crear esta película es única, tanto la romántica, como la terrorífica, y sus imágenes se quedan grabadas en la mente para siempre. Curiosamente, Drácula de Bram Stoker fue la película que escogió mi clase (por votación) para ver en la sala de audiovisuales en fin de curso...si es que todos éramos muy raritos, y aunque la mayoría de los que estábamos allí ya la habíamos visto, consiguió que todos nos quedáramos mudos durante 2 horitas...aún recuerdo la cara de angustia que puso el profesor con la secuencia del hombre lobo y Lucy jajaja!.

Lo de Harker es de traca, si no hubiera visto al conde lamer la navaja de afeitar pensaría que no tenía sangre en el cuerpo, creo que no hicieron falta demasiados hechizos para que Mina cayera rendida a los pies de Drácula (que prácticamente era todo lo contrario de su prometido, el de Transilvania era auténtica pasión…). Llamadme loca, pero en realidad me hubiera gustado que Drácula y Mina hubieran estado juntos por siempre…Maldito Van Helsing! Métase en sus asuntos!!!

TWG, a mi me pasa lo mismo, nunca me cansa, y estoy segura que después de leer sobre ella a todos os han entrado unas ganas locas de volver a visionarla. ;)

Es cierto Ted, siempre hay sed de verla…o tal vez sea sed de sangre, piénsalo…

Gracias chicos!

Missterror dijo...

Impresionante película. Impresionada por tu reseña Darkotica.

"Dracula de Bram Stoker" es mi película favorita de vampiros, está por encima del bien y del mal.
Para mi, Coppola lo consiguió todo: consiguió crear al Drácula mas carismático, al mas oscuro, al mas atormentado, al mas sexy, al mas feroz, al mas humano, al mas sediento, al mas vampiro...Consiguió también crear una historia de amor que te partía el alma, consiguió que el dolor se transformara en dolor y viceversa, consiguió dar vida a una de las muchachas mas deliciosas que se ha visto nunca en pantalla (por supuesto me refiero a Lucy), consiguió que sintiéramos el frío de Transilvania, consiguió una banda sonora que roza la perfección, consiguió enamorarme de esta película y verme correspondida, pues cada vez que la veo, el entusiasmo es el mismo.

Coincido contigo Darko, Keanu Reeves no se hizo con este papel y Harker perdió mucho con su actuación, por lo demás tú ya lo has dicho todo.NO hay nada mas que añadir.

Por cierto, ahora mismo, estoy mirando el poster que tengo a mi derecha en esta misma habitación, Drácula me mira fijamente...me tiene donde quiere...LOVE NEVER DIES

y para el que la quiera ver de nuevo...casualidades de la vida, esta noche la echan por la tele.

El Rector dijo...

Darkotica, yo debo ser uno de esos individuos que jamás han sucumbido a las garras del amor verdadero, por que te digo ya, que mua y mis coleguitas, salimos diabéticos perdidos del cine, empachados por la ingesta con embudo de semejante cantidad de barbas de azúcar. Estuvimos maldiciendo al señor Coppola durante largos y tenebrosos años. No hicieron falta quemas de iglesias ni nada para reencontrarnos con nosotros mismos... por suerte o por desgracia, dicen que el paso de los años nos hace más sabios, en mi caso dudo que esto pueda aplicarse, pero si es cierto que la prolongada compañía del amigo Kronos, a base de muchas charlas y no menos visionados de la cinta en cuestión, he sabido ver más allá de la empalagosa historia de amor y disfrutar de las muchísimas virtudes (ya comentadas en tu crítica) de esta, una de las mejores pelis de vampiros que ha visto un servidor. Y he visto muchas.

Aunque para mi, el vampiro por excelencia es, y será siempre, el señor Nosferatu. La versión de 1979, "Nosferatu the Vampyre" sigue muy de cerca a la obra de Coppola. Y es que mi imagen idealizada del vampiro dista mucho de ese tipo elegante, atractivo y seductor, que muchas veces se ha pintado en el cine y en la literatura para engatusar a las teenagers de turno, pero mucho, mucho, muuuucho.

Saludos.

El Rector dijo...

Y ese ataque gratuito al amigo Reeves? Por que Keanu será muchas cosas a parte de Neo, pero buen actor, lo que se dice BUEN actor... ni lo fue, ni lo es, ni lo será.

No se le pueden pedir peras al olmo.

Saludos vampíricos... again.

Darkotica dijo...

No esperaba menos de ti mi querida Missterror, y si a mi me faltó algo por decir...tú lo has completado, porque sin duda es una película que va unida al dolor.

Ese mítico póster también me hizo compañía durante años, ahora me pregunto que harían mis progenitores con él cuando abandoné su morada. Ahora en vez del póster tengo la compañía de un Strigoi…

Lo que me ha dejado alucinando es que la den hoy por televisión, no lo sabía!!

Rector, ya será menos...otra cosa es que tú y tus coleguitas no quisierais reconocer lo mucho que os había gustado la peli porque, por aquel entonces, os encontrabais en plena edad del pavo y queríais demostrar a todos que ya erais unos machotes, es normal, son cosas que ocurren.

Menos mal que la compañía de Cronos te hizo madurar un poco, y espero que te siga acompañando junto a Afrodita para que algún día sepas apreciar (o seguramente reconocer sin complejos...) la preciosa (y dolorosa) historia de amor que aquí yace, además de las otras virtudes que ya le supiste encontrar.

Me gusta el personaje de Nosferatu, el de Murnau, el de Herzog y hasta el que dió vida Willem Dafoe en "La Sombra del Vampiro". Pero cuando pienso en vampiros, me vienen automáticamente 3 películas a la cabeza: el Drácula de Bram Stoker, Entrevista con el Vampiro y Jóvenes Ocultos.

Lo de Keanu, bueno...no ha sido un ataque gratuito (ya he dicho que me duele decirlo), ya se sabe que no es un gran actor, pero me cae bien y desde Matrix que le tengo cariño.

Mercy ;)

Risen dijo...

No esperaba una critica de este peliculón a estas alturas, muy acertada por cierto. Posiblemente junto a Entrevista con el Vampiro, las 2 mejores pelis de vampiros que he visto, pero he de decir que me ocurrió igual que a El Rector, fui con mis colegas y salimos del cine siendo peores personas :D . Recuerdo que esto mismo me ocurrió con peliculas, que al verlas ya con mas edad me han encantado, como por ejemplo El Imperio del Sol. Me salí del cine a mitad de la película, aunque hay que tener en cuenta que el día anterior había visto Kickboxer, y claro, tenia el listón muy alto :D ... pero eso es otra historia...

Saludos!!

Lestat dijo...

Hace tiempo que no me pasaba por aquí, y mira tu por donde que menuda sorpresa me he llevado al entrar y ver esta crítica. Como no es un secreto soy fanático de esos vampiros antiguos o románticos si quieres, y Drácula cumple con todo esto a la perfección.
Con respecto a la crítica, y esto desde mi opinión, Sadie Frost opaca a Ryder en todas las escenas en las que salen juntas. Ryder ha tenido este problema más de una vez, ya que recuerdo como Angelina Jolie, también con un papel secundario opacó a Ryder en Girl, Interrupted, que hasta me parece que se llevó un premio por su actuación.
Como bien mencionas, excepcional interpretación de Oldman y pobre interpretación de Reeves y Hopkins (y este último me duele admitirlo).

Yo me leí la versión original de la novela de Bram Stoker y debo admitir que la detesté. No se si fue el lenguaje, que fue un inglés muy antiguo, donde muchas palabras no significaban lo que significan ahora, lo extenso, el formato (entradas de diarios y cartas) o la historia en si, pero es el libro más aburrido que me he leído hasta la fecha. Por el contrario, y como no suele ser común, la película me encanto y es una de mis favoritas y encuentro que las alteraciones hechas por Coppola están más que acertadas.

Saludos!

Anónimo dijo...

Mi pelicula favorita de siempre.

Recuerdo perfectamente cuando se estreno y ver las imagenes en television con doce-trece años.Ya entonces me llamo la atencion de forma muy poderosa,fue como un flechazo.Pasado un año consegui verla al fin,en vhs,y decir que me encanto es quedarse corto.Encima salia Winona Ryder,mi actriz preferida.

Toda la vida con la imagen de Dracula con capa negra y pelo engominado,y llega Coppola y se saca esto de la manga(el dracula anciano de rojo,Vlad tepes....),para alucinar!.

Aunque lo mas meritorio para mi(y lo mas criticado tambien,ignorantes ellos)fue esa apasionada historia de amor que se invento,convirtiendo una simple historia de terror en algo mas grande y transcendente.
Francis fue muy imaginativo y no paro de experimentar,aunque se tratase de una gran produccion pensada para la taquilla.
Yo tambien soy de los que odian los efectos digitales,y en esta pelicula del 92 lo que se ve es lo que hay,nada de pegotes hechos por ordenador,asi tendria que ser siempre el cine.
Ademas esta toda rodada en estudio,algo que me a mi particularme me gusta,al contrario que a la mayoria.

TED BUNDY dijo...

Ayer salió por la tele. Me la vi de principio a fin.

Siempre se habla de una historia de amor. La verdad es que es la historia de un jodido asesino empalador con el corazón partido y condenado a la oscuridad que se interpone en la vida de unos jóvenes. Un asesino, un violador, una criatura de la noche que destroza la belleza que hay a su alrededor.

Un extranjero, un ilegal, que pisa tierras civilizadas para conseguir lo que por derecho se le ha arrebatado. Un angel caído, un Satán, egoista y cruel que nunca debió de salir de Rumania.

Desprecio hacia Drácula. Un holgazán, un terrateniente explotador, noble y burgués, que chupa la sangre del pueblo.

No hay ni un momento a lo largo de la película que no quiera atravesarle con una estaca.

Vemos su sufrimiento, pero no debemos compartirlo. La muerte de su amada es el precio que debió pagar por marchar a la guerra. Una vez elegió el camino de las tinieblas y dio de lado a Dios, debio arder en los infiernos. Sus ejércitos ya fueron derrotados, su batalla ya acabó. Toda la historia es un sin fin de su deseo egocentrista y como los que se topan con él acaban pagando con sus almas. A ellas las convierte en putas de Satanás y a ellos en asesinos sedientos de venganza.

Ninguna compasión hacia el nosferatu. Las bestias, por muy atrayentes que puedan parecer, deben ser encerradas.

Larga vida para Van Helsing.

Pese ha ser la mejor adaptación cinematográfica de la novela del momento, Coppola introduce un relato que no viene en la novela, cuyo argumento es la profunda historia de amor que comparten Drácula y Mina, dando una visión menos monstruosa del conde.

Ociofreak dijo...

Amém Ted. pienso exactamente lo mismo. Vale que Drácula se encuentra eternamente atormentado, pero lo único que hace es destrozar vidas para conseguir lo que quiere.

El ama a Elisabetha y se encapricha de Mina porque son clavaditas, excusa perfecta para destrozar un matrimonio secuestrando y manipulando. Es mas, ¿Si tanto ama a Mina, porque se beneficia a Lucy? Es un ejemplo muy raro de amor poligamo que parece que a todas las mujeres que ven el film no dan importancia. Se tira a Lucy y sus tres esposas pero es que lleva siglos enamorado de la prota... Que bonico amor eterno.

A parte de eso, el film me encanta, pero debo admitir que leí la novela después de ver la película y me gusto mucho mas el libro.

El Rector dijo...

Me uno a Ted y Ociofreak como miembro de la plataforma "vampiro bueno, vampiro muerto". Drácula es un monstruo, lo era en vida y lo sigue siendo en no muerte, no hay nada honorable ni admirable en él (más allá de su desprecio hacia dios y la iglesia, otra cosa no, pero eso, si lo tiene). Por lo tanto, debe ser aniquilado sin compasión.

Parece mentira que alguien pueda sentir compasión por una criatura que solo existe para destruir vidas ajenas.

Y si, muy bueno lo del amor eterno... que mejor manera de honrar el recuerdo de su amada que tirándose a toda moza que se le ponga por delante y si, en el proceso, alguna se le parece, pues mejor que mejor.

Si ese es el ideal de romanticismo, barbas de azúcar y terciopelo rojo para todos.

Saludos románticos.

Darkotica dijo...

¿Por dónde empiezo? Creo que dejaré las decapitaciones para el final...

Risen, me ocurre lo mismo que a ti, Drácula es mi favorita junto con Entrevista con el Vampiro, bueno y Lost Boys (aunque esta ya es de otro estilo, tirando más a vampiro macarra jeje!), me alegra que finalmente le encontraras el encanto a Drácula.

Lestat, y si pasaras más a menudo por Nido más sorpresas te llevarías ;). A mi también me apasionan los vampiros antiguos/románticos y por lo tanto el Drácula de Stoker y/o Coppola. Y estoy absolutamente de acuerdo con tu comentario acerca de Sadie Frost, ya dije en la crítica que Lucy llega a eclipsar a Mina, aunque tal vez tengas razón y la eclipse en todo momento, claro que hay que tener en cuanta que ambos personajes son absolutamente diferentes. Aunque es cierto que la Ryder suele tener ese problema, estoy de acuerdo en lo de “Girl Interrupted”, lo que ocurre con Ryder es que prácticamente siempre parece que haga el mismo papel, con el mismo registro, y además la muchacha no suele caer demasiado bien (aunque personalmente no tengo nada en contra de ella).

Respecto a la novela, bueno, el gran error de la mayoría de lectores que se embarcan a leer la novela de Stoker es que antes han visto la película de Coppola y por lo tanto se piensan que eso es lo que se van a encontrar en sus páginas. Personalmente la novela original a mi me resultó impresionante, no es una lectura ligera desde luego (hay que tener en cuanta que fue escrito en 1897), pero la forma en la que está escrita -cartas y diarios- la hace realmente interesante, es como entrar en la mente de los personajes. Fíjate que hace bastantes años me dejaron el libro y al final me lo terminé comprando.

Anónimo, me gustaría ponerte nombre...Yo también defiendo a muerte la historia de AMOR entre Drácula y Mina, y también los efectos especiales a la vieja usanza. De sólo imaginarme la misma película con efectos digitales me entra angustia.

Darkotica dijo...

Y ahora me pondré a cortar cabezas, tres cabecitas para ser exactos: la de Ted, Ociofreak y la del Rector…

Drácula es un monstruo, eso no lo vamos a discutir, pero me niego a creer que no veis más allá de eso. No voy a hablar del auténtico Vlad Tepes, me quiero referir al Drácula de la cinta de Coppola, que no es exactamente lo mismo. Tal y como nos muestra la película, bien es cierto que en la guerra era un ser sanguinario, y que curiosamente, era una guerra en la que Tepes luchaba para salvar la cristiandad, que peligraba por los turcos, pero una guerra sea por lo que sea, donde sea y cuando sea…siempre es sanguinaria.

Ahí vemos que el príncipe Vlad que mientras va quitando vidas (lo que se suele hacer en las guerras) solo piensa en volver a casa y encontrarse con su amada. Pero resulta que a su amada Elisabeta le dan la falsa noticia de que su prometido ha muerto en la guerra (que tiene narices la cosa). Y con el corazón roto en mil pedazos porque no puede vivir sin él, Elisabeta se suicida. Cuando llega Vlad de la guerra, no sólo se entera de lo que ha sucedido…encima el sacerdote le dice que ella se ha condenado a los infiernos por suicidarse y se niegan a darle sepultura al cuerpo de su prometida. Y eso después de que él hubiera estado luchando en batalla!. ¿Qué hace entonces el príncipe Vlad? Lo que haríamos tooodos, se le llevan los demonios (y nunca mejor dicho), libera su furia y culpa a Dios, porque él se lo dio todo y Dios le arrebató lo que más quería.
Vlad reniega y maldice a Dios, y jura castigar a todos por lo que le han hecho, y así, de ese modo se convierte en un monstruo si, en Drácula…y esto sucede por AMOR.

Ted, dices que una vez que el príncipe fue a la guerra y dio de lado a Dios debió arder en los infiernos…¿y acaso Dios no le dio la espalda a él?, créeme Teddy, yo he renegado de Dios por mucho menos, entonces ¿debo arder en los infiernos? jajajaja!

Llamadlo como queráis, odiadlo, maldecirle, insultadle y deseadle la muerte, pero ese monstruo es capaz de sentir el amor más intenso que jamás haya existido. Pero no olvidemos que en el momento que renegó de Dios abrazó las tinieblas, y ahora esa es su naturaleza…y en algunos momentos incluso él se avergüenza de lo que hace, recordad por ejemplo la secuencia en la que, con la forma de hombre lobo copula con Lucy ante la incrédula mirada de Mina, cómo el desea que en esos momentos ella borre esa imagen de su cabeza, porque incluso él se horroriza y es consciente de lo que hace…pero no lo puede evitar, es Drácula.

Tal vez sea yo, tal vez soy muy rara o veo las cosas de diferente modo al resto, pero si…siento algo parecido a la compasión por el personaje de Drácula, porque un día se lo arrebataron todo y en su interior ese amor nunca murió.

Porque ni el bueno es tan bueno, ni el malo es tan malo, y os digo una cosa…si yo hubiera sido él, os aseguro que no hubiera quedado en pie ni uno solo de los papanatas que seguían a Van Helsing, que si les juntas, no hacen ni medio hombre. Y ahora encerradme si queréis.

Larga vida a Drácula.

Ash dijo...

Otra pésima obra literaria, convertida al fin en una absoluta joya visual llena de vida y pasión.

TED BUNDY dijo...

Darkotica. La culpa no la tienen los jóvenes protagonistas ni las víctimas en general. Drácula es un desgraciado y como es un desgraciado tiene que sembrar mal por todas partes.

Dios no le dio la espalda, fue la Iglesia.

Charblue dijo...

Muy buena critica si señor
Peliculon donde los haya por lo original del planteamiento ya que visualmente es arriesgadisima y original......cosa que hoy en dia brilla por su ausencia.
Soy un fanatico de las BSO (me encantaria un especial sobre musica de peliculas....ahi lo dejo jeje) y la de esta pelicula es sublime y para mi lo mejor del film.
Gary Oldman se convirtio en uno de mis actores favoritos despues de ver El clan de los Irlandeses y aqui se come al resto del reparto con patatas.

La voy a volver a revisar ya que despues de leer esta critica me han venido recuerdos de mi primera vez......de ver la peli ehhh MALPENSAOOOSSS ;-)

El Rector dijo...

Darkotica, todos los monstruos tienen su origen. Todos los monstruos han sido víctimas de algún atropello que los ha convertido en lo que son, pero eso no justifica sus posteriores actos. O acaso sientes lástima por tipos como Jason, Freddy, Candyman, etc...??

El único amor verdadero que yo veo en Drácula es el de Harker, único personaje por el que hay que sentir realmente lástima. El tipo se va hasta el culo del mundo jugándose la vida para cerrar un negocio que le permita darle todo lo que se merece a su prometida. Eso es amor, eso es romanticismo. Lo de Drácula es puro libertinaje, capricho, vicio.

No olvidemos por ningún momento, que Tepes (te guste o no, el Drácula de la película), no era solo un líder bélico, era un degenerado que cometio mil y una atrocidades (gratuitas) en nombre del cristianismo. Ya era un monstruo en vida, su tragedia personal, es tan solo una anécdota si miramos con globalidad todos los acontecimientos derivados de sus actos. Compasión? por el amor de dios...

Charblue, eso si, pero que grande es Gary Oldman, que grande. Yo lo flipé con la letra escarlata, mira tu por donde.

Saludos.

oli dijo...

Hombre!,no creo que Dracula sea una novela mediocre,mas bien todo lo contrario.
Pero no voy a ser yo quien la defienda,ya que me gusta mas la pelicula,que ya he dicho es mi favorita de siempre.
El libro se me hace demasiado largo,me encantan las primeras 100 paginas(todo lo que sucede en el castillo es tremendo,no tendria que terminar nunca)pero despues de que el conde se larga de su morada hacia Londres pierdo el interes.
Para mi la cima literaria del vampirismo es Carmilla,un relato corto de Joseph Sheridam Le Fanu,una novela terrorifica y erotica a la vez(lesbianismo y demas),que ademas infuyo a Stoker para hacer su novela.Por cierto que en "Dracula" no veo que haya nada romantico ni erotico por ningun lado.

Y respecto a la peli,a lo de Vlad,como se ha dicho arriba,me parece imposible no ponerse de su parte en la pelicula(en la vida real era un malnacido,eso si).
En el film de Coppola el es un principe que defiende en solitario a la cristiandad,en una batalla suicida donde las tropas otomanas les superaban por mucho en cuanto a numero,un heroe vamos.Y la recompensa a eso es que cuando llega de vuelta victorioso se encuentra a su amada muerta y encima condenada por suicidarse por amor!.Cualquiera renegaria de la iglesia en una situacion asi,¿cabe destino mas cruel?.

Con esta idea tan original,Coppola convierte la novela de terror de Stoker en una especie de revision de Romeo y Julieta,la historia de un amor imposible."El amor nunca muere" es el subtitulo del film,y es muy dificil no sentirse identificado con eso.

A partir de ahi sigue como en la novela: Dracula,ese ser monstruoso que chupa la sangre de inocentes victimas con la unica mision de vampirizar el mundo.Vamos,la encarnacion del mal.
El viaja a Londres para tener mas victimas,no por Mina.Ya lo tenia pensado antes de ver el retrato de su amada en la foto de Jonathan Harker,ya habia estado antes en el castillo Reinfield para arreglar los papeles de su partida.
Asi que Lucy es su primera victima porque Dracula no va a Londres por amor,sino por sangre para alimentarse.

Pero al encontrarse con Mina(que si es la reencarnacion de su amada Elizabetha,no una que se le parece,ella misma lo demuestra en la preciosa escena de la absenta)tiene que lidiar entre el mal y el amor,entre su naturaleza malvada por ser un vampiro y sus sentimientos romanticos de cuando era el enamorado principe de Valaquia:"Te quiero demasiado como para condenarte a la vida eterna".Y ahi es donde uno se posiciona del lado de Dracula,aunque sea malvado,Porque es facil identificarse:Se le perdona su maldad porque se conoce su triste e injusta historia del prologo."En vida fue un hombre notable"dice Van Helsing,"Yo fui traicionado"afirma el vampiro.Y Mina no es infiel,ya que antes de Jonathan su verdadero amor era Vlad,aparte de la absenta hay otra escena que lo demuestra,escena que fue suprimida.

Asi,sus perseguidores se convierten en una especie de santa inquisicion,que impide que la bella historia de amor entre Vlad y Elizabeta se consuma,como en Romeo y Julieta.
"Nos hemos concertido en animales"-dice Van Helsing,dandose cuenta de que no esta tan claro quienes son los buenos y y quienes los malos,depende del punto de vista,como afirma Mina:"Me cortareis la cabeza a mi tambien".
Yo,me quedo con que a Vlad no le dejaron amar a Elizabeta-Mina.Y el ultimo plano del film es Mina mirando al techo,un cielo rojo donde Vlad y Elizabeta estan juntos como al principio:"que Dios nos una en el cielo".

Y eso es la pelicula,una historia de amor envuelta en una novela de terror.

La licencia que Coppola se tomo.

El Rector dijo...

Oli, interesante interpretación y mejor exposición. Pero me repito de mi anterior comentario en lo referente a empatizar o identificarse con el personaje de Drácula. Su tragedia personal puede ser todo lo trágica que quieras e incluso, ese supuesto amor inmortal, puede ser auténtico y sincero. Pero amigos, Drácula es un asesino, es el mal personificado. Eso, es un hecho irrefutable. Lo que sienta o deje de sentir es problema suyo, pues debe (merece) morir. Punto.

Ahora mismo no recuerdo con exactitud la secuencia de la absenta y desconozco esa otra descartada que comentas, pero dudar de la infidelidad de Mina a Harker me parece algo temerario. Y respecto a esto, cuidado, porque yo aun tengo mis dudas si esta, se enamora realmente de Drácula o si es hechizada por este, como hace con todas sus víctimas. Me hubiese gustado saber que pasa con Mina al morir el conde. Sigue llorando su muerte o por el contrario se rompe el vínculo entre vampiro y víctima y vuelve a ser la que era?

Yo no creo que esto sea cuestión de perspectivas. Creo que no hay ninguna duda de quien son los buenos y quien los malos. Otra cosa, es que a uno le pueda gustar más o menos un personaje y posicionarse de su bando pese a tener claros los conceptos "bien" y "mal".

Porque está claro que Drácula tiene más carisma que ese grupito de burgueses liderado por Van Helsing.

Saludos.

Darkotica dijo...

Ted, ¿y no se supone que Dios es todopoderoso, que es el conocedor y el creador, que es omnipotente, omnipresente y que tiene el control de tooodo? Pues suponiendo que este cuento (el de Dios y el de Drácula) fuera verdad, entonces te seguiré diciendo que si, Dios le dio la espalda, porque además de permitir que pasaran todas esas desgracias que le afectaban directamente a el, cuando un Tepes desesperado y lleno de ira, reniega de Dios, éste no hace nada para impedir que abrace las tinieblas para siempre, y esto sucede cuando reniega de él en un lugar sagrado. ¿Y acaso no se supone que la iglesia es el instrumento de unión entre el hombre y Dios?...

Y desgraciado, desgraciado…pues ya me gustaría a mi tener su morada, jajaja!

Charblue, muchas gracias. La BSO de Drácula también es una de mis favoritas, es absolutamente espectacular. No es mala idea ese especial del que hablas, me gusta. Y te diré que al igual que te pasó a ti, Oldman se convirtió en uno de mis actores favoritos desde el momento en el que le vi en la cinta de Coppola. ;)

Exactamente Oli, es imposible ver Drácula y no sentir complicidad con su personaje. Y muy acertada tu comparación con Romeo y Julieta, la historia de un amor imposible. Suscribo cada una de tus palabras, y no sabes como me alegro, porque esto se estaba convirtiendo en una caza de brujas, creo que les ha faltado un pelo para condenarme….jajaja!

Rector, pues mira…yo siempre intento conocer el porqué del “monstruo” de turno (slasher, villano, ente…), me gusta saber que le empuja a perpetrar esos crímenes, pero no me metas a todos los personajes en el mismo saco.

No quieras convertirme en la defensora de la parada de los monstruos, yo no los defiendo…yo solo digo que comprendo lo que le sucedió a Drácula, porque yo en su lugar hubiera hecho lo mismo, y por lo tanto me hubiera convertido en monstruo y si te conviertes en un ser demoniaco…pues haces cosas demoníacas. Y porque siento lástima de él, porque en realidad Drácula era una víctima, porque fue traicionado, porque realmente sentía amor y dolor, y porque no asesina maquinalmente a todo el que se le pone por delante, como hace por ejemplo Jason Voorhess, ni por el placer de hacer daño porque si, esto es algo distinto, esta historia es mucho más aguda que todo eso …

Pero entonces ¿en qué quedamos? ¿es una interesante interpretación o es una barbaridad? Porque lo que ha dicho Oli es exactamente lo que llevo diciendo yo desde hace un par de días. Creo que la línea entre el bien y el mal, la luz y las tinieblas es muy delgada y a veces se hace difusa…la historia de Drácula de Coppola es un buen ejemplo de esto.

El Sepulturero Torero dijo...

¡Pero, si está clarísimo, Darky! Drácula fue un tío super buena gente. De lo más enrrollao. Siempre que nos veíamos se invitaba a unos chupitos, así, en plan buen rollo. Si es que os hacéis unas pajas mentales que no es normal.
Van Helsing era un cabronazo, ese sí. Métete la estaca por ahí, tío loco. Hay que ser cafre. Por eso acabo en una cárcel de máxima seguridad diciendo quid pro quo y gilipolleces así.

oli dijo...

A mi Van Helsing me mola.Fuma puros,es bebedor,chistoso,no le hace ascos a nada,jaja.

Y nada de pajas mentales,lo que es es lo que es.

Dracula sera malvado(despues de vender el alma al diablo,claro),pero en esta peli es tambien el protagonista.Y yo siempre voy a favor del "prota",aunque sea malo,mezquino o lo que quieras.

En "Un hombre lobo americano en Londres" yo iba con el prota,en "Bonnie and Clyde" yo iba con ellos,en "El padrino" iba con Pacino y cia(y eso que odio a la mafia),en Dracula de John Badham yo iba con dracula,en Ed Wood yo voy con el,aunque sus peliculas sean una mierda,jeje,...

El primero que quiere que el espectador vaya a favor de Dracula es Coppola,que en todo momento narra la historia desde su punto de vista(hasta le vemos llorar),exceptuando la parte del castillo donde ahi Harker es el prota,la victima.Curiosamente,y no es casualidad,la parte mas fiel con el libro.

Y no es ninguna interpretacion,Vlad vende su alma al diablo a cambio de recuperar a su amada:"regresare con todas las fuerzas del mal".
Cuatro siglos despues tiene su segunda oportunidad:"He cruzado oceanos de tiempo para encontrarte".
Elizabeta vuelve a la vida reencarnada en Mina y en el cinematografo ella dice:"¿quien eres?yo a ti te conozco".En la escena de la absenta ella recuerda el castillo,las tierras de Transilvania,los viñedos,la princesa,su vestido,las lagrimas.¿Hace falta algo mas?

Ella esta enamorada de Vlad y cuando es vampirizada es por propia voluntad,el vampiro no le obliga en ningun momento.Todo lo contrario,es ella la que le dice:"sacame de toda esta muerte".

Y no solo Mina,si nos ponemos tiquismiquis,tambien en Van Helsing hay reencarnacion.No es casualidad que Anthony Hopkins interprete a los 2 tipos que agobian a Dracula,en diferentes tiempos,con la cruz en la mano.

La historia del prologo se repite hacia el final de la cinta,la segunda oportunidad para Vlad,los tres mismos protagonistas.Ahi esta la gracia.

Vampira dijo...

Buenas a todos... debido a mi naturaleza creo que debo opinar acerca de esta película... de esta maravillosa película... y de lo que se ha estado comentando... Espero que el Rector no quiera también cortar mi cabeza... al menos que se espere un poco, que si se va a terminar el mundo este año, ya da lo mismo...

Estoy del lado de los que apoyáis la historia de amor de Drácula... por ser un monstruo no deja de tener derecho a amar... además es algo que nos hace mejores a todos, no?... como ya ha dicho Darkótica, es precisamente la pérdida de ese amor lo que le convierte en lo que es... y está en su naturaleza matar para alimentarse... no sabemos de las fechorías de Val Helsing y compañía además... que Val Helsing también es un poco desagradable el hombre, ahi cortando acbezas a diestro y siniestro... :). Precisamente que un ser así como Drácula sea capaz de otra clase de sentimientos y de la generosidad en no convertir a Mina en un ser como él, a pesar de saber que con ello la volverá a perder para siempre lo hace aún más adorable... seré una romántica pero a mi la historia me encanta...

Creo que cojea en una cosa, y es en el personaje de Mina, para mí demasiado pasivo y ñoño... con poco carácter... eso es lo que genera ese tipo de dudas que comentaba el Rector, de si realmente ella lo ama o está hipnotizada por el vampiro... para mí ella es Elizabetha reencarnada, y como también ha comentado Oli (creo) hay escenas que así lo atestiguan, pero ese personaje debería haber tenido más fuerza...

El libro está bien, pero como también habéis dicho, no tiene nada que ver con la película pues no se basa en una historia de amor, se ciñe a los hechos de destrucción del vampiro...

La película tiene unos juegos visuales muy bonitos, unos guiños que hay que descubrir, como la utilización del color en Mina y Drácula según avanza el film, unos efectos que son una maravilla... una de mis películas favoritas... (lo siento Rector, no me odie usted mucho jeje)

Y termino con que no me parece mal la muerte de Drácula pero no porque deba morir, sino porque toda buena historia romántica ha de acabar en tragedia, bien con la muerte de alguno de los protagonistas o mejor aún, de los dos... yo me habría cargado también a Mina, más que nada por ñoñeras... ;)

Un saludito a todos...

Darkotica dijo...

Por fin alguien con sentido común!!!jajaja!. Ya ves Vampira que por aquí hay muchos herederos de Helsing, y todos ellos muy cabezotas.

Veo que pensamos lo mismo acerca del personaje de Drácula y que compartimos la misma visión de la historia de amor que aquí nos presentan.

Sobre el personaje de Mina pues un poco ñoño si que es, pero tampoco me parece tan molesto porque yo lo interpreto como un estado supremo de enchochamiento, algo parecido a esa etapa de obnubilación que se pasa cuando comienzas una relación amorosa pero aquí en su máximo esplendor jajaja!

Es cierto que su historia estaba predestinada a terminar en tragedia, pero es cierto que hubiera sido un excelente final que Mina, en un arrebato, se hubiera quitado la vida en el último momento, junto al cuerpo inerte de Dracul...como Romeo y Julieta.

Un saludo.

Vampira dijo...

Gracias, gracias! :)... ya he visto ya, unos señores muy poco románticos, además de un tanto conservadores y antiguos, con ese afán de castigar al que ha sido malo :P, pero yo te apoyo en tus teorías, ya sabes.

Jeje es posible que tengas razón con lo de Mina, no lo había contemplado de esa manera... pese a ello sigo echando un falta un poco de arrojo por su parte...

Ese fin que comentas hubiese sido perfecto, el broche final, pero se ve que Coppola no pudo estar en todo... se lo perdonaremos...

Un saludito y enhorabuena por tu crítica

Pablo Bandera Romero dijo...

Bueno,me animaste a pasarme más por aqui Darkotica jeje!
Que decir de la película que me marco desde que la vi por primera vez siendo un crio,lo que me impacto fue como me aterrorizo a la vez que me pareció preciosa y sentí verdadera lastima por el personaje de Drácula.
Con el tiempo y el verla una y otra vez fue maravillandome mas y mas,para mi siempre sera la esencia del romanticismo(soy el primero en recomendar esta obra maestra de Coppola a cada persona que considera romántico la ñoñería pastelosa de comedias ''románticas'' y demás).
El carisma que tienen algunos personajes de esta película es otra de las cosas que me maravillan de ella,como el mas excentrico y carismático Van Helsing por un genial Anthony Hopkins y lógicamente Drácula magistralmente interpretado por Gary Oldman.
La película mezcla de una manera inolvidable la música y la fotografía que la hace aun mas redonda.

Darkotica dijo...

Pues Pablo, no sabes como me alegro de haberte animado a pasarte más y de que tú también supieras ver ese lado tan romántico y "humano" de Drácula hasta el punto de compadecerte por él. Veo que te gusta recomendar películas realmente buenas, ya sean clásicos como Drácula o de la última cosecha, como God bless América ;)

oli dijo...

Se me olvidaba comentar la escena eliminada de Mina.
En la edicion de coleccionista que salio en 2007 se incluyen bastantes escenas que no fueron incluidas en la peli(por suerte!).

En una de ellas se ve la tragica escena del inicio con Elizabeta muerta en el suelo y la sangre bañando su cabeza.El director,para transportarnos al Londres victoriano,hace un empalme de esa imagen sangrienta del prologo con otra(ya en 1897,donde transcurre la accion)con la cabeza de Mina(misma actriz)siendo bañada,viva esta vez,con agua y jabon por Lucy.Dando a entender que ella es la reencarnacion de Elizabeta.

Los empalmes en esta pelicula son otra cosa que me fascina.Sobretodo el primero que sale con el circulo ese de la cola del pavo real que se mezcla con el tunel del tren que lleva a Harker a los Carpados.

Blanch dijo...

Bueno, creo que estoy con Dark. Van Helsing es un viejo chocho. Hace poco leí un artículo super interesante (no recuerdo el link) dnde se decía que Stoker no escribió un libro de vampiros sino de locos. El libro, por cierto muy pero que muy superior a la ñoña de la película, está narrado a través de diarios de los protagonistas. Pues el artículo dice, más o menos, que estos sufren de paranoias colectivas y que estan influenciados por el capullo de Van Helsing que es un esquizo que ve vampiros por todas partes. Es una teoria muy interesante y si te has leido el libro va cogiendo consistencia en cada página.

Por otro lado hay otro libro "La voz de Drácula" donde se cuenta la misma historia pero desde la prespectiva del Conde. Si alguien sabe un link donde conseguir el libro se lo agradeceré ya que no hay manera.

Por otra parte, que decís que reniega de la Iglesia y no de Dios también estoy con Dark. Dios en teoría tendría que meter bazo. Bien lo metió con el pobre Job y aunques éste tuvo más fe en él que Vlad, Dios se comportó como un cabrón.

En definitiva después de leer el libro:

LIBRO: 10
PELI: 4

Rector, ni haciendo de Neo Reeves es un gran actor... parece más bien un payés por su manera de moverse que por ser un Elegido...

Darkotica dijo...

Pues creo que ya somos suficientes para fundar la plataforma "Salvemos a Drácula, encerremos a Helsing", y además plataforma satánica (por eso de que Dios le dio la espalda a Tepes) ;D

Efectivamente, Van Helsing además de chochear es una persona peligrosa...y me lo parece tanto en el libro como en la película.

Blanch, con tu permiso voy a rescatar el interesante artículo del que nos hablaste por si alguien más quiere leerlo y opinar: ¿Realmente es Drácula una Novela sobre Vampiros?.

Veamos, yo quiero pensar que Drácula era un vampiro...más que nada porque me mola verlo así, pero es cierto que en el libro bien podría ser que Lucy tuviera un buen cuadro de anemia y que junto a la falta de sueño (recordemos que sufría de graves crisis de sonambulismo), pues la muchacha alucinara lo suyo. Pero al señor Helsing se le mete en la cabeza que ha sido víctima de un vampiro, y todo podría ocurrir porque está ansioso de clavar estacas y cortar cabezas a diestro y siniestro, es un viejo chiflado que consigue comerle el coco a cuatro necios. Recordemos también una carta que le escribe una de las religiosas que cuidó a Jonathan Harker a Mina, donde dice bien claramente que su prometido casi muere a causa de una grave meningitis y que éste ha desvariado muchísimo a causa de la fiebre y que seguramente le quedarán secuelas irreparables. Y otro ejemplo es Mina que está ociosa perdida y obsesionada con Harker y Lucy, y posee una imaginación de aúpa...Por todos los demonios, es cierto que todos podrían estar paranoicos perdidos, y ahora que me estoy volviendo a leer el libro seguro que me doy cuenta de más detalles... jaja!

¿Pues sabes Blanch? Sería muy interesante que hicieran una película con ésta visión, que al final Drácula fuera una víctima de un grupo de paranoicos liderados por Van Helsing, en realidad es como una caza de brujas.

Yo no puedo escoger entre el libro y la película, obviamente son muy diferentes pero ambas me apasionan...y a ambas les doy un 9.

Blanch, no sabía de la existencia de "La Voz de Drácula", pues ya te digo que caerá seguro, y muchas gracias por el link... ;)

Blanch dijo...

Cuando termine La Voz... ya diré que tal el señor Conde que piensa sobre estos individuos. Aunque antes releeré Dracula para no perderme detalle.

Viva Vlad, Buuu a Van helsing

row dijo...

El libro es uno de mis favoritos y pese a que la película es diferente en algunas cosas, también me gusta mucho, es uno de los pocos casos que no destruyen la obra literaria a pesar de que se toman libertades. Yo también tuve pesadillas pero cuando leí el libro creo que tenia como 11 0 12 años, la película me gusta pero no me causa miedo.

Ash dijo...

Cada vez que la veo se detiene el tiempo.
Una extraña y curiosa sensación que tengo muy a menudo.A veces es insoportable,pero otras...
El libro será lo que queráis,pero yo me quedo con esto y no necesito nada más.
Saludos

Wendy Karenina Sanjinés Montaño dijo...

Esa pelicula es un insulto al libro. Ese libro es una obra de arte de la literatura. Esa es solo una pelicula mal contada... Quiza me hubiera gustado o encantado sino hubiera leido nunca el libro.Quiza hubiera sido una de mis favoritas. Pero me quedo con el libro.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.