sábado, 12 de agosto de 2017

Crítica: Killing Ground

Llegados a esta altura del año, el tiempo libre determina nuestra edad y sin duda, la época vacacional es la que nos pone cara a cara con la realidad y decide cuan puretas nos hemos vuelto. ¿En qué momento nos hemos convertido en nuestros padres? Hace mucho años, nuestro mejor plan para vacaciones era juntarnos con los amigos e ir de acampada al sitio mas remoto posible, acampar en un festival de música (¡qué grandes momentos me has dado Festimad!) o acampar cerca de la playa. El caso era acampar y abrasarte viva intentando montar con la mayor dignidad posible la tienda de campaña, que siempre terminaba con forma ovoide. Hoy en día no volvería a entrar en una tienda de campaña ni aunque mi vida dependiera de ello. Mi idea de vacaciones ahora se basa en el descanso, en centrar la mente, en encontrar el equilibrio y la paz interior. ¿En qué momento me he echado veinte años encima?

Puede que sean cosas de la edad o puede que el cine de género me haya enseñado a lo largo de mi vida que las acampadas siempre terminan mal y que las cercanía de las tiendas de campañas son caldo de cultivo para los asesinos en serie. "Killing Ground" no escapa a esa enseñanza y en ella tenemos a una pareja australiana que decide pasar el fin de año acampados cerca de unas cataratas, disfrutando de la naturaleza, la intimidad y su amor. Sabemos lo que pasará más tarde, es sencillo, tan sencillo como lo que nos ofrece la trama de esta película. Es un survival y como tal sigue sus reglas. En este tipo de subgénero, como en el slasher o el torture porn, que no requieren de grandes dilemas que al ser desvelados dejen perplejo al personal, lo que va a determinar si merece o no la pena, es el nivel de incomodidad y tensión al que expongan al espectador.

Podemos estar tranquilos en este aspecto ya que "Killing Ground" consigue mantenerte en vilo, con el desasosiego propio del que se está viendo emocionalmente comprometido con la película la mayor parte de su metraje. Como os decía, la premisa es sencilla y ni en el desarrollo, ni en el desenlace va a haber ninguna sorpresa. La pareja tendrá que hacer frente a los paletos exconvictos de turno que se dedican a cazar por el bosque y que lo mismo les da si es una liebre, un jabalí o una adolescente. El punto fuerte de "Killing Ground" no es dar un paso más en el género, sino converger dos historias temporalmente divergentes en un mismo destino y de una manera tremendamente acertada, que hace que el espectador se inquiete por partida doble. Sin duda bien jugado por parte del debutante director Damien Power, que plantea varias opciones para que la empatía con las víctimas esté asegurada, punto clave en cualquier survival.

El hecho de que tengamos dos líneas temporales diferentes es el yin y el yang de la película, la oscuridad y la luz, la pasividad y la actividad y mientras en una de las historias todo se percibe desde la impotencia, en la otra la incoherencia en las diversas actuaciones de los protagonistas son las que van limando el guión casi hasta el hueso y el hueso, un hueso que temo que es frágil y que va a ser percibido desde el desespero. No destacando en el guión, "Killing ground" tiene que tirar de otros recursos para salir airosa. Recursos como el mencionando malrollo constante que, en parte, nos lleva mentalmente a un bosque inglés que todos guardamos en uno de nuestros oscuros rincones de la memoria llamado "Eden Lake", y sin tener que ver nada una con la otra, la sensación de silencio y vacío que dejaba la película de James Watkins, es compartida en determinados momentos por "Killing Ground".

"Killing Ground" es de ritmo lento, especialmente en la primera parte de la película, parte en la que se nos presenta a los personajes y se nos va introduciendo en la historia. Realmente este ritmo es algo impostado, pues no se necesita, pero sorprendentemente beneficia al film más de lo que cabría esperar y en ningún momento se hace aburrido, sino todo lo contrario, actuando como un perfecto punto de partida donde se va tomando carrerilla para ir subiendo en suspense y tensión. Y con un ritmo no tan ágil como lo que acostumbra este subgénero, creeréis que el nivel de violencia debería ser determinante y elevado y admito que yo también opino que no le habría venido nada, pero que nada mal, pero la carta que se juega es otra, la de la tensión constante que no debe relajarse, por lo tanto la violencia está dosificada y actúa en plano más psicológico que gráfico.

La acción nos sitúa en Australia y desde las antípodas todos esperamos grandes escenarios terrosos, porque "Wolf Creek" nos marcó y somos conscientes. No es esto lo que vamos a encontrar. En "Killing Ground" hay una humedad palpable desde el frescor de un bosque que rodea un pequeño lago, por lo que la fotografía tiene que estar al nivel. Lo está y es más que correcta, al igual que el acertado montaje. Completa la excursión un plantel de actores con solvencia y muy creíbles en sus papeles, que aunque no dejan de ser estereotipos, son exactamente lo que la película necesita.

"Killing Ground" es un thriller de terror apoyado en el survival, que dentro de su sencillez no decepciona y que sin ofrecer nada nuevo, tiene un elemento importante para no ser producto de un sólo uso, el constante juego con las sensaciones y emociones del espectador para que intente ir siempre un paso por delante. Una buena opción en estos días tan calurosos con una cervecita fría en la mano y el ventilador a máxima potencia.

Pronto me iré de vacaciones, pronto intentaré abrir un nuevo camino en mi vida, supongo que lejos de tiendas de campaña, supongo que lejos de playas atestadas de jubilados que corren a las ocho de la mañana como locos a por hamacas o a por la ansiada primera linea de mar, que ya es más valorada que un pozo de petróleo en la parte trasera de tu casa. Supongo que lo que quiero es irme lejos de la prisión en la que se convierte la rutina laboral y lo haré, queridos cuervos, me iré tan lejos como mi mente me permita. Ya no acampo, ya no necesito correr esos riesgos, ahora sigo un poco la dirección que el viento vaya tomando cada día y tampoco hago demasiados planes, pero en este periodo estival, con sus luces y sus sombras, lo que puedo asegurar es que si alguien me grita que corra, en el bosque, correré tanto como mis piernas me dejen. Prometedme que vosotros haréis lo mismo.


10 comentarios:

El Rector dijo...

Yo ya mirando atrás, empiezo a sospechar que esto del terror australiano no es lo mío. Ya son muchos los supuestos grandes títulos venidos de aquellas tierras ("The Loves One", "Wolf Creek", "Hounds of Bound"...) que me dejan absolutamente indiferente y a esta "Killing Ground" tampoco ha sabido verla la gracia por ninguna parte. Demasiado tópico junto como para llamarme la atención, con los clásicos paletos psicópatas asesinos en serie, en este caso, sin carisma alguno (al menos el de "Wolf Creek" tenía gracia).

Al menos agradezco el esfuerzo por intentar aportar alguna idea interesante, como el hecho de ofrecer dos líneas temporales distintas, aunque al final se quede más en una intención, que en algo realmente efectivo, pues tampoco se traduce en ningún giro inesperado o en algo que pueda sorprender al espectador, ni aporta nada especialmente trascendente a nivel argumental.

Muy poquita sangre para ser un survival, y muy poquito guion para ser un thriller... no se, a mi se me queda muy corta en cualquiera de las dos vertientes y lo dicho, poco puedo rescatar de una película olvidable, que da justita para pasar hora y media. Eso sí, para siesta va de puta madre :)

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Missterror

Lo puedes decir más alto pero no más claro. Muy buena exposición la tuya de lo peligros de acampar al aire libre, al menos en el cine de género. Por suerte, ésta no cae en el tópico de meterse en la tienda para protegerse. Como comenta el Rector, no tiene mucha sangre. Pero para mí, la película no juega en esa liga. Hace un uso muy acertado de la tensión y el cabronísmo que calzan los dos paletos. Coíncido plenamente con tu crítica, con toda su sencillez, a mí me gustó más de lo que esperaba.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Yo siento debilidad por todas esas películas que mencionas, en especial "The Loved Ones". El terror que llega desde Australia no me suele decepcionar y siempre es una añadido a la hora de las elecciones en las películas que quiero priorizar.
ES cierto que "Killing Ground" no sale de los tópicos del survival y es muy sencillita, pero es tremendamente resultona y genera una tensión y una incomodidad que mil películas de este tipo ni sueñan, por lo que tiene un valor añadido que yo debo "premiar".
No hay giros y hay poco gore, pero esta película no lo necesita porque, como dice Patrick, "Killing Ground" no va de eso, lo que persigue es otra sensación y es justo la que consigue.

¿No seré que esa siesta que comentas comenzó a media película? ;)

Patrick- Coincido totalmente con tu comentario ;) Para mi fue también una sorpresa y confieso que la empecé a ver con algo de pereza, pero enseguida me atrapó y pese a la lentitud de la primera parte, sin duda "Killing Ground" sabe cómo generar mal rollo.
Suerte que no se metieron en la tienda como escudo protector...¿Sabes que siempre que yo me metía en la tienda tenía pánico a que empezara a arder por combustión espontánea mientras yo dormía y se me cayera el material de la tienda ardiendo encima del cuerpo? Sin duda tenía más miedo a eso que a los paletos que rondaban por allí.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Hola Missterror

La verdad es que al principio no parece que vaya a molar, pero sale muy airosa de la situación a pesar de los tópicos que utiliza. Sin duda, el mal rollo es el punto fuerte del film. Jajaja, cuanta imaginación nos ha dado el cine. ;)
Saludos.

Jorge Soto Sepulveda dijo...

Buena peli, que sabe mesclar lo mejor de Wolf Creek y Eden Lake. No quiere inventar ninguna rueda, pero la forma como es contado aqui hace gran diferencia. Alguien más reparó al homenaje a Deliverance con el perrito Banjo?? Ahora una preguntita apenas a quen vió la pelicula.. SPOILER ALERT.... al final, donde diablos fué parar el bebe??

JuanCar dijo...

Voy a utilizar la primera frase de tu estupendo análisis.
Llegados a éste punto del año, puedo decir firmemente, que está siendo un año terriblemente flojo para el fantástico y el cine en general.

No consigo subirme a la moto, de verdad.
¿Alguien está de acuerdo conmigo?.

Un abrazo Missterror, que grande

Missterror dijo...

Patrick- En realidad tiene algo que desde el principio a mi me enganchó ya que dentro de su lentitud se respiraba ya un aire chungo, luego ciertamente llegó a ser mejor incluso de lo esperado.
Imaginación en el cine y fuera de él, que la vida es mucho más tremenda que el cine en muchísimas ocasiones. Recuerdo una vez...jajajaja.

Jorge Soto- Yo no encuentro mucho parecido con "Wolf Creek", donde se hacía un uso del humor negro muy acertado. En "Killing Ground" hay algún conato, pero poco más. Sí que me acercó más a "Eden Lake", por ciertas sensaciones que ambas dejas y ese poso de mal cuerpo que comparten.
Respecto a Banjo, no sabría decirte, pues debo ser una de las dos personas en el mundo que aún no ha visto "Deliverance".
SPOILER- nadie sabe lo que pasó con el bebé...

JuanCar- Dime que estás a más de cuarenta y cinco grados al sol y que delirando has hecho esa afirmación!!! Lo que te pasa es que eres muy exigente, que está muy bien, pero llevas la lupa integrada ;) YO creo que también soy exigente, pero tolerante con según qué detalles, que me hacen poder disfrutar con más intensidad de las películas aunque no sean perfectas. A estas alturas creo que ya podría hacer un top 5 sin despeinar mi larga melena y aún me queda el festival de Sitges, que es donde descubro joyas auténticas... pero ¿cómo podría decir que este año es flojo con "The Void", "Logan" "Alien Covenant", "Here Alone", "Get Out", "Brimstone", "Animales Nocturnos", "Múltiple", "Life", "Passangers" o "Hound of love"?

¡Si va a ser que necesitas una buena acampada en un lugar remoto! ;)

Otro abrazo para ti!!

El Rector dijo...

Y eso que en esa lista falta la que posiblemente sea la única película capaz de rivalizar con "The Void" este año: "The Evil Within". Missterror, que aun no hayas sacado un rato para verla, debería acarrear algún tipo de sanción administrativa ;)

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Cállese hombre, cállese!!!
No puedo quitarte la razón, porque la tienes. A ver si llegan las vacaciones pronto...

Jorge Soto Sepulveda dijo...

Missterror, tienes urgentemente que ver "Deliverance" que es un clássico setentero del survival dramático. Te juro que no te vás a olvidar nunca de la cena del chanchito.. Otra cosa, yo soy de los que tiene costumbre de acampar en locales remotos y sé diferenciar realidad y ficción. Y te confeso que tengo mucho más miedo de estar en la ciudad que en el mundo outdoor. SPOILER - todo indica que el perrito se comió al niñito..snif!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.