Crítica: Mandy (Panos Cosmatos, 2018) Crítica: Clímax (Gaspar Noé, 2018) Crítica: Aterrados (Demián Rugna, 2017) Crítica: What Keeps You Alive (Colin Minihan, 2018) Crítica: Animal (Armando Bo, 2017)

martes, 23 de enero de 2018

Crítica: Be Afraid

Cada vez que me entero que estrenan una película de terror (más allá de si estaba esperándola ansiosamente o no), me vienen esas inevitables ganas de verla en el cine. La mayoría de esas veces -pese a los ocasionales niños o ruidos molestos de los que mastican pochoclos y demases sin ningún tipo de impunidad- me dejo llevar por la historia y acaba siendo una experiencia placentera. Este no fue el caso de “Be afraid”, peli en la que a pesar de estar sola en la sala y disfrutarlo, no dejé de pensar en todo el metraje POR QUÉ ESO llegó al cine. Nunca antes me había pasado sentir que lo que estaba viendo era una película que pertenecía nada más y solamente a esa categoría de las que pasan los sábados a la tarde por cable.

Nos la presentan como otra más que trata sobre la parálisis del sueño y las desventuras de los que la padecen (como la interesante “Dead awake”, en la que Jocelin Donahue se roba la película). Pero no es sino hasta después de la mitad de la cinta que el protagonista comienza a experimentarla, lo que me dejó con la sensación de que un tema atractivo como lo es la parálisis de sueño termina siendo una mala excusa para crear una mala película. Está ambientada en un pequeño pueblo de Pennsylvania, de esos en los que todos se conocen, y en la primera escena vemos a un hombre luchando contra algo que no entendemos bien qué es (ni lo haremos en toda la película, tampoco). Ese algo se lleva a su hija pequeña, y si ya vimos varias pelis en las que un ente sobrenatural se lleva a los niños, sabemos que rara vez estos son devueltos con vida.

A continuación, los Chambers se mudan al pueblo, en lo que parece ser un intento de comenzar una nueva vida. Vemos a un padre que pasa poco tiempo en casa debido al trabajo, una madre sobreprotectora y el hijo de ambos. Más adelante aparecerá el hijo mayor del padre, que vuelve a casa con el pretexto de haber dejado la universidad. Este personaje, como casi todos los que aparecerán luego en el pueblo: el jefe de la policía, su ex mujer y su hija, nos dejarán con la misma sensación de qué por qué aparecieron. A medida que avanza la película, se van tejiendo relaciones superficiales entre los personajes, con elementos que nunca terminan de tener un sentido. Un ejemplo de esto es la historia que le cuenta Ben (el hijo mayor) a la chica que le gusta, sobre un accidente en el que murió su madre, en el que él sintió que tenía una nueva chance y ella ahora la acompaña como un ángel. Todo eso que potencialmente podría ayudar a construir la historia, no llega a ninguna parte, ya que no vuelve a ser mencionado y sólo nos distrae de la historia principal.

Los protagonistas se mudan a una casa junto al bosque y el hijo más pequeño, Nathan, no puede evitar sentirse atraído por él. Así, con su triciclo y en una escena que hace referencia a “El resplandor”, se adentra a investigar. Allí se encuentra con el personaje del comienzo, al que le ha secuestrado la hija el ente maligno, y de repente aparece la policía. Para la familia algo comienza a resultar sospechoso, como si en el pueblo estuvieran encubriendo alguna situación de la que no deben enterarse. Además aparece una mujer misteriosa que los comienza a seguir.

SPOILERS. Como si esto fuera poco, el niño por las noches dice que alguien entra en su cuarto, y se siente amenazado. Pero como siempre, los padres no creen en lo que dice hasta que comienzan a ver con sus propios ojos a ese ente que “se oculta en la oscuridad”. Este monstruo que nunca alcanzamos a ver bien es una mezcla del Creeper de “Jeepers Creepers”, el Crooked man de “El conjuro 2” y un sombrero. No emite ningún sonido, ni le encontramos una personalidad carismática como al primero o aterradora como al segundo. Todo lo que se sabe de estos entes es que se ocultan en la oscuridad del bosque y que se “alimentan” del alma de los niños. A pesar de que se lo prohíben, Nathan sigue jugando en el bosque, y dentro de él se encuentra con un oscuro conducto en el cual ve a la niña perdida del comienzo. Es inevitable no volver a pensar en “El resplandor” cuando la misma aparece, emulando a las gemelas asesinadas por su padre en el gran clásico de Kubrick, aunque sin la magia de esa escena. Tampoco podemos evitar recordar a Danny temblando de miedo cuando el niño se encuentra ante ese oscuro puente.

En la escena final, él es secuestrado por los entes y llevado a aquel lugar. Su padre, mediante las parálisis del sueño, e investigando alrededor del pueblo casos parecidos que habían sucedido en el pasado, decide irlo a buscar. Así, intercambia lugares con el niño. Éste es liberado y devuelto, pero el padre se convierte en una especie de fantasma. Puede ver a su familia y estar con ellos, pero a él no lo ven. FIN SPOILERS.

Es necesario aclarar que a partir de la segunda mitad de la peli, todo sucede rápidamente y como antes mencionaba, hay muchos elementos que resultan innecesarios. Quizás la única función del personaje de Ben, por ejemplo, es que debido a la desaparición de su padre va a ocupar su lugar de cabeza de familia. Por otro lado, en ningún momento se explica por qué el padre pudo intercambiar lugares con su hijo, ya que en escenas anteriores parece que el monstruo se “alimenta” de todo lo que pueda, y no está dispuesto a intercambiar lugares…

En fin, estando en el cine me pareció una pena levantarme e irme, pero de haberla visto en la comodidad de mi casa y frente a una lista inmensa de mejores opciones probablemente no la hubiese visto más allá de la mitad. Muy poco recomendable por donde se la mire, ya que a pesar de todas las falencias en la historia, las actuaciones y los efectos también son bastante pobres. Y a pesar de que la parálisis de sueño puede sonar como un tema atractivo, lo cierto es que en esta película está desacertadamente utilizado.


9 comentarios:

JuanCar dijo...

Hola Fleur,

Cuando una persona decide dedicarse a criticar el trabajo de los demás, como haces tú con el análisis de películas, corre el riesgo de que otros critiquen el tuyo.

No me malinterpretes ni saques las uñas, esto le pasa incluso a Tomás Fernández Valentí, uno de los mejores críticos cinematográficos de la actualidad. Si te das una vuelta por su blog, verás que hay gente que le pone a caer de un burro.

Llevo mucho tiempo siguiendo éste blog, leyendo TODO lo que por aquí se publica, te diré que el poco tiempo libre que tengo para navegar por la red, el noventa por ciento de éste lo dedico al nido.

Y hay una palabra que me viene a la mente cuando te leo (y ya son tres veces), que no me viene con el resto, y esa palabra es CONFUSIÓN.

Créeme si te digo que yo sería incapaz de mejorar lo que haces, y te respeto.
Pero también sé que podrías igualar al resto de redactores.

Insisto en que te lo digo desde el mayor de los respetos hacia tu trabajo, tómatelo como una crítica sana. Yo en mi trabajo me llevo muuuuuuchos palos, y de la mayoría de ellos aprendo.

Dos cosas más.
No cometes faltas de ortografía, pero si veo muchos fallos de puntuación.

Y ya para acabar y distendir un poco, ¿que coño son los pochoclos?.
He preguntado a tres personas en mi oficina, y ninguno me ha sabido responder...

Un cordial saludo

Missterror dijo...

Hola JuanCar,

Me voy a tomar la libertad de entrar en esta conversación porque no me parece justo el comentario que le haces a Fleur. Te lo digo con cariño y respeto, pero tú mismo has dicho que has leído tres críticas de Fleur Du Mal y eso es porque ella sólo ha escrito cinco críticas en el blog y en su vida y yo te digo que con esas cinco críticas, ella ya está marcando su estilo. Te invito a leer la tercera crítica que yo escribí allá por 2009 en el espacio donde yo empecé a colaborar, Almas Oscuras, para que veas que no hay por donde cogerla y eso que era una reseña literaria, que ese suponía que era "lo mío". La experiencia, como sabes es un grado y te enseña los caminos por donde debes ir para llegar al sitio al que quieres llegar. A día de hoy, nueva años después, hay veces que entrego críticas al Rector y le aviso que son infumables porque no tenía el día inspirado e insisto, eso sigue ocurriendo después de haber escrito chorrocientasmil críticas. Fleur acaba de llegar y es una de las personas más entusiastas que han pasado por aquí, créeme. Su estilo es diferente al del resto, por eso está aquí. De hecho en Nido de Cuervos intentamos que cada colaborador tenga un estilo muy identificable. El hecho de gusten esos estilos o no ya depende de los propios gustos del lector, por eso si hay algún redactor que no te gusta, lo mejor es que no le leas. YO tengo claro que no soy del gusto de todos los lectores, algunos no entenderán lo que quiero decir o lo que intento cuando me monto mis películas en las críticas y esto tiene fácil solución, que no lean mis críticas y lean que les gusten, que para eso tenemos variedad.
Fleur seguirá explorando diferentes caminos a la hora de escribir, como seguiremos haciendo todos, pero yo quiero animarla a seguir haciéndolo como ella crea conveniente y agradecerle desde aquí sus ganas y su entusiasmo con esta casa.
Respecto a los errores de puntuación, sinceramente no me he fijado, así que supongo que no serán tan graves. Para graves los míos JuanCar, que soy consciente de que esa es mi bestia negra y eso que se supone que soy filóloga. En ese aspecto estoy segura de que yo fallo mucho más que Fleur.

La críticas constructivas siempre ayudan, a mi me ayudaron en su momento, pero créeme que cuando estás empezando a escribir y lees cómo diseccionan tu trabajo sólo centrándose en lo negativo, es como un puñal en el pecho. En realidad, todos "criticamos" los trabajos de los demás constantemente,lo hacemos todos los días, lo que pasa que nosotros dejamos constancia de ello por escrito, pero como te digo todos nos tomamos la libertad de juzgar el trabajo ajeno a diario y por eso todos somos a nuestra vez juzgados.

Por cierto, Fleur es argentina y sus pochoclos son nuestras palomitas. A mi me encanta que utilice su manera de expresarse y no intente emular la nuestra.

Un abrazo y a disfrutar del fin de semana!!!

JuanCar dijo...

Estaría bueno que no te tomases tu libertad aquí, precisamente en tu casa!!!.

Precisamente es lo que tiene el nido, la libertad y el respeto para hablar de todo.

Espero que mis palabras hayan tomado su camino sin provocar ningún accidente. Lejos está de mi el herir a alguien con alguna palabra, faltaría más.
Si estuviésemos en un corrillo mirándonos a los ojos, estoy seguro que verías mi punto de vista de otra forma, sería otro coloquio. A veces las palabras escritas suenan (o se perciben al leer) muy bruscas.
Lo reconozco y me disculpo por ello.

Y Missterror, los pochoclos...
Caso aparte ese.

Te diré que es una palabra que ya he incorporado a mi jerga familiar, aunque con un significado más cañí. Me encanta como suena, jajaja!!!.

Un abrazo muy fuerte y buen fin de semana a todos

El Rector dijo...

Si algo hemos buscado siempre desde Nido de Cuervos, es contar con un equipo variopinto y complementario, donde cada uno tenga su propio estilo reconocible, con sus grandezas y sus miserias (que todos las tenemos). Entiendo, y todos los que aquí escriben, seguro también entienden, que nunca se puede agradar a todo el mundo, pues hay tantos tipos de cuervo, como de lectores. A unos les gustarán más las formas de unos y a otros, las de otros. Y supongo que ahí reside un poco también la gracia de esto. De lo contrario, todo sería unidimensional y por lo tanto, aburrido.

No creo que aquí haya redactores que estén ni por encima, ni por debajo de otros. Si hay redactores con diferentes estilos, inquietudes y formas de entender el noble arte del análisis cinematográfico.

En lo que respecta al caso concreto de Fleur, yo mientras me siga marcando los SPOILERS cuando corresponda, estaré encantado con ella ;)

Eso sí, lo de tachar a "Dead Awake" de interesante, ya tiene más miga, jeje.

Saludos.

JuanCar dijo...

Y yo seguiré aquí con vosotros leyendo TODO lo que publiquéis. Sois la mejor WEB dedicada al cine fantástico con diferencia, y una referencia para mis gustos y elecciones cinematográficas desde hace mucho tiempo.

Estoy contigo cuando afirmas que el fuerte del nido es precisamente la variedad de puntos de vista que aqui residen.

También la libertad para expresarte, por supuesto siempre dentro de los límites del respeto.

Y también seguire a Fleur, por supuesto.
Como buena Argentina que es, sufre de esa incontenible verborrea con la que es imposible aburrirse en una conversación (hablo por experiencia muy cercana) y en la que es imposible entrar a no ser que la agarres de los hombros y le digas, respira un poco eeeeeh!.

Si es capaz de contenerse a la hora de trasladar todas esas magníficas cosas que le pasan por la cabeza al papel, estoy seguro de que tendremos Fleur para rato.

Saludos a tod@s

Missterror dijo...

JuanCar, me temo que en el Nido todas las mujeres somos un poco argentinas, entonces. Yo también soy de esas personas que se atragantan con su propia saliva porque no coge el suficiente aire con tal de seguir y seguir y seguir hablando. Tengo la "habilidad" de convertir cualquier pequeña chorrada cotidiana en una historia de hora y media y que no se me seque la boca ;)

Y bueno, a todo esto, "Be afraid" parece ser uno de los bodrios del mes y si ya me atraía poco, después de lo que comenta Fleur, ha pasado a ser la nada. Si "Be afraid" convierte a "Dead Awake" (un bodrio en toda regla) en interesante, mejor empleo mi tiempo en otra cosa.

Saludos.

JuanCar dijo...

También entonces es imposible aburrirse contigo.
Bueno, con cualquiera de los cuervos que por aquí aterrizan es imposible hacerlo.

Saludos

Fleur Du Mal dijo...

Hola! Recién vuelvo de mis vacaciones, aca estamos en verano, y la verdad que me alegró mucho leer sus comentarios!
Me encanta que Miss Terror y Rector entiendan que sí, estoy comenzando y lo mejor que puedo hacer para mejorar es seguir escribiendo. Además es bueno saber que mi estilo- aunque como dicen, ando en camino de encontrarlo- sea apreciado!
JuanCar, es cierto que en cuanto a los signos de puntuación me dejo llevar un poco y quizás una frase que podría ser resumida la termino extendiendo con comas, bombos y platillos, jaja. (Otra expresión también bastante argentina creo)
En fin, me alegro que la crítica les evite el tedio que fue ver Be afraid!
Y cualquier duda respecto a las expresiones o lo que quise decir siempre es bienvenida, si como dicen, es con respeto!
Saludos
FDM
Pd: Trataré también de ser menos fastidiosa con los spoilers jaja

JuanCar dijo...

Bienvenida Fleur!.
Y no seas tan fastidiosa con los spoilers que me enfadas al Rector!!!.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.