viernes, 26 de junio de 2020

Crítica: The Vast of Night

Viernes por la noche, es plena pandemia mundial de esas que no se han visto en siglos. Ya no sabes qué ver con tanto tiempo libre. Estas horas y horas dándole vueltas a Netflix tratando de que algo te interese lo suficiente como para siquiera hacer un movimiento distinto y darle play. No hay nada. Como los cines están cerrados no está de estreno la última película de Dwayne AKA La Roca Johnson que puede hacer que tu cerebro desconecte por hora y media, y que ni si quiera tienes que saber si la quieres ver, porque una gran campaña de marketing global ya hizo el trabajo por ti y quieres verla porque sí. O puede que estés tan pero tan desesperada y aburrida en tu casa que un elemento salvador te llama la atención de cierta película y decides verla, en vez de seguir consumiendo una y otra vez videos en YouTube de las peleas de Oriana Marzoli en el reality de turno. Y es esta última la única opción viable para llegar a una ver una película como “The Vast of Night”.

Me lancé a ver esta película sin conocer nada de ella, sin conocer la sinopsis, sin haber visto el tráiler, sin haber visto siquiera el póster. El único dato que me llamó la atención fue que el director de fotografía Miguel I. Littin-Mentz es chileno. Y si hay alguien originario de mi país que logre trabajar en la industria del cine fuera de las fronteras (o dentro de la frontera, que cuesta una barbaridad) es digno de ser apoyado, dar al menos un vistazo a su trabajo y soñar que alguna vez nos tocará a los que nos quedamos. La solidaridad con el trabajo del compatriota me llevó al visionado de esta película que, de cualquier otra forma, no me hubiese interesado verla. Y es que la sinopsis no dice nada, no hay ningún elemento que invite a ver la película o que nos llame la atención. Y es el principal problema de esta película, que no provoca nada.


“El gran problema de The Vast of Night es que no produce las sensaciones necesarias para sostener la hora treinta minutos que dura la película”


“The Vast of Night” es una película del 2019 original de Amazon Prime, dirigida por el desconocido (para mi) Andrew Patterson. La película nos cuenta los acontecimientos que ocurren en un pueblito perdido en Nuevo México, EEUU en los años 50; una noche en que casi todo el pueblo está en un partido de baloncesto. Esa noche solo unos cuantos habitantes no están presenciando el juego, ya sea porque están en sus casas o en sus trabajos. Dentro de este grupo tenemos a Fay, una chica de 16 años que trabaja en la central de teléfonos durante la noche pasando las pocas llamadas que caen. Y por otro lado está Everett que conduce un programa de radio nocturno donde pone música y recibe llamadas de sus radioescuchas.

Los primeros treinta minutos de “The Vast of Night” pintan bien. Te sumergen en la dinámica del pueblo, en un bello plano continuo que sigue los pasos de Everett y al que posteriormente se le suma Fay; donde vemos que todos se conocen, se ayudan, se cuentan los chismes y no falta ese vecino que a nadie le cae bien. El plano continuo acompaña a ambos amigos hasta que la cámara se decide por Fay y la sigue a su lugar de trabajo. Al poco andar de su turno cae una llamada, nadie contesta. Sin darle mayor importancia Fay sintoniza el programa de radio de Everett. De pronto se escucha un extraño sonido a través de la radio que interfiere por unos momentos la transmisión del programa. Suena nuevamente la central, ahora ese sonido está en la llamada. Fay mantiene la comunicación para preguntarle a su compañera si había escuchado ese sonido antes. Cae otra llamada. Una señora que está en su casa a las afuera del pueblo, llama asustada porque hay unas luces en el cielo. Le pide a Fay que contacte a la policía y que estará en el sótano escondida. La llamada se corta. Fay extrañada llama a su casa para saber de su hermana. Está hablando con la niñera y de pronto, de la nada, se corta la comunicación. Una Fay intranquila llama a su vecina para que vaya a la casa para dar un vistazo y comprobar que todo está bien. Todo es tan extraño que Fay decide llamar a Everett y contarle lo que está pasando. Everett pone el sonido de la llamada al aire para saber si alguien más en el pueblo sabe algo. Cae una llamada, es Billy. Un radioescucha que ya antes ha estado en presencia del extraño sonido. La cámara ahora nos muestra a Everett en la radio mientras Billy comienza a contar su historia. Fin. ¿Sintieron eso? ¿Ese coitus interruptus en el relato? Y es que eso pasa cuando centras una película en el relato y que no puedes sostener ni con buenas ideas de dirección ni con buenas actuaciones. Es precisamente en este momento de la película donde todo cae y muy cuesta abajo.


“La película va de la atmósfera, del relato, de ponernos en la piel de los personajes”


El gran problema de “The Vast of Night” es que no produce las sensaciones necesarias para sostener la hora treinta minutos que dura la película. Que el relato, la matriz de la propuesta, no funcione solo se le puede atribuir a la poca claridad de ideas del director y a la poca capacidad de los actores de transmitir emociones. Y es que “The Vast of Night” tenía elementos para ser una película que trasmitiera terror. Un terror como el que sintieron las personas al escuchar la famosa transmisión de “La Guerra de los Mundos” de Orson Welles en 1938. Y es que la inclusión de elementos sobrenaturales en la cotidianidad ejecutada de buena forma puede ser muy fructífero, como lo hizo la magistral y nunca olvidable “Hereditary” (2018). Pero “The Vast of Night” no logra tomar esos elementos y darnos un solo susto, o inquietud o angustia, no lo logra. ¡No lo logra señores!

Se entiende que “The Vast of Night” es una película de bajo presupuesto, que no pueda tener grandes efectos especiales para meternos en onda y dar más peso a los sonidos raros y a las extrañas luces en el cielo. Pero es que tampoco apostaba a eso. La película va de la atmósfera, del relato, de ponernos en la piel de los personajes. De cómo es estar en los años 50, sin la tecnología actual viendo extraños sucesos en un pueblo perdido y solitario, donde la policía es solo el vecino con pistola y nada más. Pero nada de eso ocurre. La atmósfera no se logra y al no ser lograda, la atención del espectador se va para no volver. Y es ahí cuando la película comienza a hacer agua y a mostrar su bajo presupuesto, los detalles técnicos comienzan a sobresalir. Te das cuenta que en realidad el auto donde van los protagonistas no está en movimiento, que de la nada los personajes se alteran y vuelven a estar tranquilos otra vez. Se nota el alivio cómico, el chiste no causa gracia y queda fuera de lugar. Se ve que los personajes gritan cada vez más para hacernos creer que está pasando algo angustiante, y por si eso eso no funciona en el espectador se refuerza con la música para doble suspenso.


“un desperdicio de buenos momentos que de haber estado en las manos correctas, hubiese sido una película capaz de hacernos mear del susto”


Logras ver que se cambia de plano sin ningún objetivo o significado, solo para no agotar el ojo del espectador (como en el plano interminable y estático en que la mujer cuenta la historia de su hijo abducido o durante el relato de la historia de Billy). Tampoco termina de cuajar el hecho de estar viendo un show de televisión de los años 50 a través de una tv. No aporta ni estilo ni originalidad a la película y pareciera que queda como un comodín para usar en momentos que la película no tiene más escenas que mostrar, para dar dinamismo, o porque se acordaron de esa propuesta y la tienen que retomar de vez en cuando para que no quede antojadizo, un sinsentido total. Se comienza a notar en definitiva, la costura. La película se va desangrando hasta el final pero ya a esas alturas da lo mismo. Da lo mismo todo. Que termine pronto, ya fue. Mejor seguir viendo en reproducción infinita videos y más videos de las peleas y gritos de Oriana, que al menos me entretienen.

“The Vast of Night” es un desperdicio de buenos momentos que de haber estado en las manos correctas, hubiese sido una película capaz de hacernos mear del susto. Cabe descartar el trabajo de la fotografía a cargo del compatriota Miguel I. Littin-Mentz que podríamos decir, es el punto destacable de la película. Vamos chicos a no desanimar que para la próxima sale mejor.


4 comentarios:

Spupydo dijo...

Una pena que no te haya gustado demasiado cuando a la mayoria, critica especializada y publico comun, le ha encantado en terminos generales. Solo basta ver las notas que tiene en las paginas mas conocidas de criticas. A mi tambien me ha gustado aunque yo si sabia de que iba porque habia leido criticas antes y sabia mas o menos que esperar y eso me ha dado. Se me hizo muy entretenida y amena contando una historia ya conocida desde un punto de vista un tanto diferente. Una historia minimalista muy bien llevada en todos los aspectos. Me recordo a esa maravilla llamada Pontypool que nos contaba una historia del genero zombie practicamente desde una sola locacion y casi sin nada mas que dialogos el 90% del metraje. Solo en el ultimo acto se veia algo de "accion" y sangre. Todo era atmosfera y funcionaba a las mil maravillas.

El Rector dijo...

Pues no puedo estar más de acuerdo con el análisis. La idea de recuperar esa ciencia ficción tan de los cincuenta, esas atmósferas de la obra de Welles y tal, me parece muy interesante, pero la ejecución me parece bastante torpona, y lo del presupuesto tampoco creo que sea una excusa, ya que ahí está la genial "Pontypool" que con una fórmula muy similar (y seguro que los mismos cuartos), sí logra generar toda esa atmósfera y mal royo, algo que la película de Andrew Patterson no huele ni por asomo.

Me quedo con algunos aspectos técnicos y artísticos, esos amagos iniciales de plano secuencia, los juegos de luces o la ambientación de la época, pero muy poquito más.

Bienvenida al Nido The amazing Amy! Un gustazo tenerte entre nosotros y ojalá sea este un romance tan largo como fructífero :)

Saludos.

The Amazing Amy dijo...

Hola Spupydo!! De echo cuando terminé de ver la película pensé "seré yo señor?" Porque de verdad que la película empezaba muy bien. Estaba involucrada quería saber más, quería saber que pasaba. Será quizás que soy muy visual y el relato (tampoco digamos que es un gran diálogo al estilo Tarantino) sin mucho apoyo de imágen no me pone?. Fue en la pantalla negra cuando perdí el hilo y la película me empezó a desagradar. Después de verla busqué más info y me sorprendió mucho que tuviera buena crítica y puntuación. Pero la verdad es que la película pudo haber sido más, y haber tenido mejores actuaciones,que necesario para que se sostuviera la hora treinta que duraba. De hecho Pontypool está mejor lograda que de The Vast of Night. Pero bueno, que la película tampoco es un desastre mayúsculo. De hecho espero que el director saque pronto
su próxima peli para ir viendo su evolución. A qué va a ser muy divertido?!!
Saludines!!

Missterror dijo...

Bienvenida al nido Amazing Amy!! Te estrenas con una de las películas que más controversia está generando últimamente :)
A mí me ha gustado. No me ha parecido un super peliculón, pero sí que creo que logra algo muy complejo que es crear una atmósfera muy interesante y magnética, con el uso de la palabra.
Me temo que yo opino justo al contrario que tú. Creo que es buena generando sensaciones, pese a tener un punto de partida complicado.Es una película que se la juega por completo a su capacidad de interactuar con el espectador de la misma manera que lo hace con los personajes principales. En mi caso, lo consiguió por completo, y pese a que creo que tiene pasajes contemplativos en exceso, el resultado es satisfactorio. Creo que más que los diálogos, que sí creo que son interesantes, lo que destaca en "The Vast of Night", son los silencios.Supongo que me ayudó también el hecho de haberla visto a ciegas, sin saber absolutamente nada de lo que iba a encontrar.
Entiendo salga a relucir una película como "Pontypool"por el uso de la palabra como palanca para provocar el terror, pero son mundos diferentes.

Un abrazo!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.