domingo, 20 de septiembre de 2020

Crítica: La Bruja: Subversión

THE AMAZING AMY NOS HABLA SOBRE LA BUENA SALUD DEL CINE COREANO ENCARNADA EN ESTE CONTUNDENTE MOTIVO ESCRITO Y DIRIGIDO POR HOON-JUNG PARK


Los coreanos han realizado un trabajo de joyería muy bueno a la hora de vender su cultura y nos tiene consumiendo ya no solo arte sino entretenimiento. Hace unos diez o quince años Corea era el hermano no tan listo de Japón y China en lo que a industria cinematográfica y audiovisual se trataba. Había, claro, películas de autor que derrochaban talento y genialidad, pero no era aún una industria como tal. Todo eso cambió desde el ya mítico video de la canción “Gangnam style” que fue la bomba que nos explotó en la cara y quizá (puede que me equivoque) el punto de partida desde el cual la cultura coreana se transformó en un producto de exportación y no ha hecho más que crecer a través de la música, el cine y la televisión. 


“La exportación de la cultura coreana a través de la industria del entretenimiento está cambiando la forma de ver el mundo” 


En la música llegó la internacionalización del K-Pop para dar batalla a las “Boy Band” clásicas y por excelencia como Backstreet Boys u One Direction. BTS, la más famosa de las bandas de K-Pop estuvo presentándose en los premios Grammy de este año y fueron sensación. En cuanto a la televisión, los Doramas han ganado poco a poco un espacio entre las series estadounidenses y las novelas latinas. Y si nos enfocamos en el cine está de más recordar el magnánimo logro de “Parasite” (2019) al ganar el Oscar a mejor película y mejor película extranjera. El mundo está cambiando y Corea logró lo que sus hermanos más listillos no pudieron. Y si no sienten ese cambio en el aire, déjame decirte querido lector que ya estas atravesando la treintena y sí, hay que asumirlo, el futuro para nosotros pasó, ya no está, se fue (parafraseando Jorge González de la banda Los Prisioneros). Ya no somos el futuro, estamos viejos y solo nos queda entregarnos a la magia coreana en todos sus formatos, que si hay algo en lo que destacan muchas de sus producciones es en calidad

La exportación de la cultura coreana a través de la industria del entretenimiento está cambiando la forma de ver el mundo y nos tiene ya no deseando a Noah Centineo o a Timothée Chalamet como ídolos a los cuales hacemos seguimiento y de los cuales queremos ver sus películas; sino que ahora son objeto de deseo Park Bo-Gum (“Coin Locker Girl”, 2015), Gon Yoo (“Train to Busan”, 2016) o Choi Woo-shik (“Okja”, 2017) o cualquier otro actor o actriz coreana con esa belleza tan deslumbrante que te enamora o perturba pero que jamás te va a dejar indiferente. Y si antes esperábamos la próxima película de Spielberg o Scorsese, ahora estamos con un ojo, o dos, esperando la próxima película de Bong Joon-ho. Corea sabe vender, Corea lo logró. Y así como el futuro será femenino, al parecer también será asiático. He de confesar que fue precisamente en un crush con Choi Woo-shik que llegué a esta película, de excelentísima calidad, de una calidad que da envidia (considerando que en mi país algunas productoras están tratando de ser “industria” pero no lo logran, no lo logran…), que pueden encontrar en nuestro querido Netflix que cada día incluye más doramas, para placer de esta escritora (Sí! Son una droga! lo admito). Y pues nada, después de este análisis ligero, arranco. 


“Tiene un guion divertido, entretenido, con buenos giros (mas no impresionantes) y se disfruta hasta el final. La realización es impecable” 


“La Bruja, primera parte: La subversión”, es una película coreana del 2018 dirigida y escrita por el viejo amigo Park Hoon-jung escritor de “I Saw the Devil” (2011). Cuenta la historia de Ja-yoon (Kim Dami) una chica que hace diez años huyó de un centro donde experimentaban con ella y otros niños. La pequeña Ja-yoon después de huir pierde la memoria y es adoptada por unos granjeros teniendo así una vida normal como cualquier adolescente coreana. Ja-yoon y su mejor amiga Do Myung-hee (Go Min-si) sueñan con ganar un concurso de talentos para ser famosas y triunfar, en definitiva el Korean dream (¿Sabrá la cándida Ja-yoon como es de explotadora la industria del entretenimiento en Corea con los jóvenes que buscan ser parte de esta?… Pero esto es ficción señoras y señores!! Por supuesto que no sabe). Todo bien en la vida de Ja-yoon hasta que el pasado literalmente destruye la puerta de su casa y la encuentra. 

Entrando de lleno en la crítica de está película (dejando de lado mi fascinación por los actores coreanos y mi admiración por la buena estrategia que este país ha implementado para el desarrollo de su industria del entretenimiento y siendo igualmente crítica de los abusos laborales que se cometen en algunos casos) “La Bruja, primera parte: La subversión” es una muy buena película en todos los niveles. Tiene un guion divertido, entretenido, con buenos giros (mas no impresionantes) y se disfruta hasta el final. La realización es impecable y la película es tan buena que deja con ganas de ver las siguientes, aunque siempre queda un poco de aprensión cuando una primera parte deja la vara alta, ya que no me gustaría que arruinaran una trama tan buena, pero “this is Korea, baby” no creo que pase. De seguro se puede comparar esta película con otras producciones, a mi después de verla me dejó un pequeño regusto a la serie “The boys” (2019) de Amazon Prime a pesar de que “La Bruja” es anterior a la serie, y a algo de “Looper” (2012), esta última me viene a la memoria por el guion tan increíblemente atrapante, entretenido y fresco (pero sin viajes en el tiempo); y a la primera, pues nada, véanla y sabrán. Y mientras la veía no la comparaba con nada porque estaba completamente atrapada por la historia de Ja-yoon y solo quería saber que pasaba al final. 


“jugar tan en el límite con el desarrollo de la trama puede que aburra a algunos expectores, a pesar de que esté plenamente justificado” 


Si hay algo que se le pueda criticar es el límite casi extremo que utiliza en la primera mitad del metraje, antes de desatar la acción más dura y llegar al clímax. Cuando se introduce al espectador en la vida actual de Ja-yoon y en los sueños que quiere cumplir, para algunos puede ser excesivo el tiempo que se toma la película en mostrar la cotidianidad de la protagonista y puede cansar a los espectadores más impacientes e incluso confundir un poco. Me pasó que estuve a punto de parar la película ya que me parecía estar viendo un dorama, más que una película de ciencia ficción y misterio. Créanme cuando les digo que este desarrollo pausado tiene un punto y está plenamente justificado dentro de la historia, de igual forma puede ser un arma de doble filo. Pero una vez que la película arranca le da con todo y no te suelta hasta el final dejando las dos horas que dura con gusto a poco. 

Y con esto me refiero a que, a pesar de su inicio, feliz me hubiese quedado otra hora para que desarrollaran un poco más las historias que algunos personajes sumamente interesantes (como el grupete de chicas y chicos con los que compartió Ja-yoon antes de escapar) y es que yo al menos quería ver más de ellos, conocerlos. Tengo la esperanza a que quizá se desarrolle más en las siguientes partes, sobre todo si la película ya se tomó todo el tiempo del mundo para que conociéramos Ja-yoon. Por otro lado, algo que me hubiese justado ver es un poco de romance (esto es absolutamente un gusto personal). Un poquito de romance no le hubiese ido mal, sobre todos si nos tiraron un hueso que después no desarrollan (o quizá yo me fui por el lado equivocado, ya que si lo desarrollan pero no como a mí me hubiese gustado ji ji). A mi parecer un pequeño toque de romance bien llevado a veces es un plus, puede ser un punto de profundidad o conflicto adicional para los personajes. Pero bueno que en gustos no hay nada escrito. Y no esperen una película densa, esto se disfruta, es ligero, juvenil, fresco, pero tan, tan bien hecho que da gusto. Muy por la línea de “Train to Busan” (2016), sin los zombies obviamente. 

“La Bruja, primera parte: La subversión” a pesar de ser una película del 2018 es de lo mejor que he visto este año, dinámica, entretenida, de calidad y con el toque de esa magia coreana a la que yo feliz me lanzo de cabeza a disfrutar. No le doy un 10/10 porque al jugar tan en el límite con el desarrollo de la trama puede que aburra a algunos expectores, a pesar de que esté plenamente justificado. Y nada, vayan a Netflix pongan play y ¡a disfrutar, a disfrutar que el mundo se va a acabar!


4 comentarios:

Spupydo dijo...

Desde que vi un clip con algunas de las impresionantes y bestiales escenas de accion (de las que me sorprende no leer mencion en la critica) en Youtube me puse a la tarea de buscar esta pelicula. No tenia Netflix aun en ese tiempo. Luego de completada dicha tarea, haciendome con una version en hd con subtitulos, finalmente la pude disfrutar. Es verdad que mas de la mitad de la pelicula se dedica a presentar la historia y los personajes y mas de uno se puede aburrir. Casi se parece estar viendo algo totalmente diferente a lo que vende el trailer hasta que llega ese giro que da vuelta las cosas y a partir de ahi se convierte en una bestialidad llena de sangre. Por mi parte la disfrute mucho a pesar de no ser una historia muy original que digamos y, mas alla de sus grandiosas escenas de accion, su actriz protagonista me parecido fascinante. Su actuacion es excelente, sabe cambiar de dulce e inocente a maquina asesina en un abrir y cerrar de ojos y en esta ultima faceta es verdaderamente intimidante y no tiene piedad. Un gran futuro el de esta muchacha.
Gran pelicula sin dudas y esperando la segunda parte.

Donnie dijo...

A pesar de sus primeros treinta minutos que se me hicieron muy cuesta arriba, la película me acabó encantando y el uso de la violencia que poco a poco va apareciendo me entusiasmó. Otra de esas joyitas a descubrir y disfrutar. Gran película

Un Saludo!

donnie

espacio muerto dijo...

Hola muy buena pelicula, mucho mejor de lo que esperaba ver cuando la encontré sin querer en el catálogo de netflix. Aunque no concuerdo lo del romance, ya que el personaje queda excelente por lo manipuladora e inteligente que es, como el de tu avatar Amy.

También teniendo la ilusión de la continuación.

Pasen bien!

Missterror dijo...

Para mí fue una auténtica sorpresa. No sabía ni lo que esperar y pasó tan desapercibida que empecé a verla sin muchas ganas. El caso es que me entretuvo desde el principio y me pareció un thriller con muy buen gancho. Llegado el momento del giro, yo estaba flipando y disfrutando como una loca.
Deseando que llegue la segunda parte!

Un abrazo.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.