jueves, 19 de noviembre de 2020

Crítica: Karate Kill

ANDREA CATÁSTROFE NOS HABLA SOBRE EL HASTA LA FECHA ÚLTIMO CHUTE DE VIOLENCIA DEL JAPONÉS KURANDO MITSUTAKE


Poster de Karate Kill 2016
“Karate Kill” (2016) es hasta ahora la última película del cineasta japonés Kurando Mitsutake, un filme de acción y venganza que ha pasado más o menos desapercibido. Quizá el nombre de Mitsutake aún no es tan conocido, con todo y que lleva un par de películas tras de sí, o tal vez sea que el Pink eiga no es tanto del interés de las nuevas generaciones más gustosas del Grindhouse y el Serie B norteaméricano (que finalmente es casi lo mismo), o simplemente es que no ha llegado al público adecuado. 


“un argumento que se desarrolla sobre escenarios eróticos y violentos a la par, orquestado por galones de sangre y constantes desnudos, el asesinato y la depravación, desde un ángulo descarado” 


Hayate Masao en Karate Kill
¡Cómo sea! Dos años después del estreno de “Gun Woman” (2014) Mitsutake vuelve sobre la misma línea que le ha caracterizado por los últimos 10 años (desde “Samurai Avenger: The Blind Wolf”), esto es además de bajos presupuesto, un argumento que se desarrolla sobre escenarios eróticos y violentos a la par, orquestado por galones de sangre y constantes desnudos, el asesinato y la depravación, desde un ángulo descarado en pos de nuestra diversión. En esta ocasión, Mitsutake repetirá la formula, mezclando el cine de artes marciales VS las sectas y su complejo de fanáticos homicidas. 

Katarina Leigh Waters en cuero
“Karate Kill” hace referencia al sobrenombre que el sádico líder Vendenski de Capital Messiah ha elegido para Kenji, previo a su combate a muerte con un samurái. Pero ¿Quién es Kenji? Es un chico japonés experto en artes marciales y nuestro protagonista, con residencia en Tokio, mantiene cuatro empleos con la intención de apoyar económicamente a su hermana menor Mayumi, quien a migrado a Los Ángeles con el sueño de convertirse en actriz. Todo marcha según el sueño de cada uno, hasta que Kenji deja de recibir noticias de Mayumi. Intrigado por su paradero vuela a Los Ángeles sólo para descubrir después de algunas brutales peleas (tal vez Kenji no es el mejor comunicándose con las personas...) que Mayumi fue secuestrada por una secta llamada Capital Messiah, la cual, más allá de adorar al diablo o a Jesús, destinan sus placeres hacia la tortura y la creación de material audiovisual para su sitio web; hay que pagar una costosa membresía para poder degustar de su variedad de decapitaciones, amputaciones, y todo tipo de cosas que conlleve a la muerte y degradación, incluso duelos a muerte por streaming. Como es de esperar, Kenji, a lo Chuck Norris, asumirá la misión de rescatar a su hermana, aunque para ello deba enfrentar a cuanto personaje se cruce en su camino.


“Karate Kill invierte sus esfuerzos en ofrecer todo tipo de ángulos y giros de cámara que destaquen las habilidades de Hayate (especialista en karate y parkour)” 


Asami actriz porno
Mitsutake construye una loca, violenta y divertida película de acción, con cierta velocidad, no han pasado ni 5 minutos y ya tenemos un par de peleas con medio rostro destrozado y un par de desnudos. No obstante, es de apreciar la modulación de su violencia, sí, en algún momento podría ser repetitiva pero está lo suficiente balanceada para permitirnos observar el viaje de Kenji (no todo es peleas, incluso hay un “romance”), las diferencias culturales a las que debe enfrentarse y la integración de nuevos personajes (Asami como Keiko). 

De la misma manera, las muertes buscan ser variadas (no sólo es sangre + sangre + sangre), a uno se le arranca la oreja, a otro se le saca un ojo, a otro se le mete un tiro en la cabeza y a otro se le tritura el brazo, etc., etc. De tal manera que, por absurda que ésta sea, la historia tiene sentido y un ritmo escalonado, aunque es obvio que no pretende tener un atisbo de profundidad, el argumento es simple y las líneas de sus personajes malas y escasas, Kenji apenas si habla y la actuación tampoco es su fuerte.


“Los efectos especiales hasta su último tercio son orgánicos; después ceden ante el CGI, pero por suerte no pasa de algunas salpicaduras” 


Pelea artes marciales
Las coreografías... la verdad es que no me parecen tan buenas (tal vez me acostumbre a la espectacularidad de Iko Uwais (“The Raid”) en lo que refiere a artes marciales), pero ciertamente tampoco es algo que importe. A su favor, “Karate Kill” invierte sus esfuerzos en ofrecer todo tipo de ángulos y giros de cámara que destaquen las habilidades de Hayate (especialista en karate y parkour). La fotografía de Toshiyuki Imai (“Gun Woman”), el diseño de producción, edición y música, están destinados a recrear el aspecto vintage del cine de explotación

chica con escopeta
Sobre el reparto cabe mencionar la participación de Asami (protagonista de “Gun Woman” y desde que dejo el cine porno y conoció a Noboru Iguchi, actriz de numerosas películas japonesas Gore/Serie B) en un papel bastante secundario, pero siempre es bueno verla en pantalla (me recuerda muchas otras simpáticas películas); y Kirk Geiger como Vendenski tiene la gesticulación perfecta para dar forma a su desquiciado personaje. Y... Hayate Masao... según mi pequeña investigación, con nulos dotes para la actuación es la primera película en donde es protagonista, de unas cuantas, y es muy probable que sea la última. Por último, la violencia y el gore. Hace unas líneas lo mencionaba, se agradece la diversidad a la hora de la muerte, y esa violencia sin miramientos (no faltará quien califique de misógino a Mitsutake). Los efectos especiales hasta su último tercio son orgánicos; después ceden ante el CGI, pero por suerte no pasa de algunas salpicaduras, lo suyo son los efectos especiales de la vieja escuela.

Puntos a favor: Es una película estándar que homenajea, si así lo quieres ver, el Pinku Eiga. Su factura técnica y el ritmo con el que se desarrolla la historia. 

Puntos en contra: Sólo es apta para el público a quien está dirigida. 

Actualmente Mitsutake trabaja en “Maniac Driver”, una película que describe como el “nuevo giallo japonés”, ya veremos que tanto éxito puede tener.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.