jueves, 8 de abril de 2021

Crítica: The Reckoning

ASTINUS NOS HABLA SOBRE EL ESPERADO NUEVO TRABAJO DE NEIL MARSHALL. ¿REDENCIÓN TRAS SU REGULERO HELLBOY?


The Reckonig de Neil Marshall
Que el cine de género va por modas, como el resto de las manifestaciones artísticas, es un hecho palpable en la oferta fílmica que disfrutamos cada año. El cine de terror de los Peele y compañía, de connotaciones raciales, se ha convertido en un subgénero en sí mismo. A la par, vamos encontrando con mayor frecuencia películas como “The Reckoning” (2020), donde se visibiliza (o intenta) el empoderamiento femenino desde la mujer protagonista que sufre mil horrores para acabar vengándose de las maneras más crueles y pérfidas, discurso arquetípico mediante. 


“situaciones de abuso reiterativas que aburren, diálogos insulsos y una serie de tramas secundarias que no conducen a nada” 


Charlotte Kirk atada en la plaza del pueblo
Sería muy amplio discurrir sobre el oportunismo de este tipo de cine, pero hay una cuestión clara que alude al hecho de ser una moda (posiblemente, pasajera), y es la falta de análisis de las causas estructurales de la desigualdad o el fenómeno que se plantea denunciar. Hay buenos ejemplos de lo contrario: en “A good woman is hard to find” (2019) importa el contexto en el que se desarrolla la historia, la violencia institucional y el abandono que conlleva la situación de la protagonista, aunque esté despegado de la otra parte de la trama. También hay ejemplos como “Revenge” (2017), violenta y desatada donde no hay frases empoderadoras; es la sangre por la sangre, la crueldad manifiesta desde ambos puntos de vista, cazadora y cazados. 

peste negra
¿Dónde está el problema de base en “The Reckoning”? Encontrarse en un punto medio. Encontraremos un análisis estructural de una situación de desventaja y abuso de la protagonista (la muerte de su marido, la violencia económica del señor feudal, la falta de credibilidad en el juicio inquisitorial), y también veremos a esta empoderarse desde el ejercicio de la violencia, castigando impunemente a los antagonistas masculinos, en ocasiones ayudado por otras mujeres. Queda bien descrito, pero su aplicación práctica en el filme es torpe, deshumanizada y con algunas frases lamentables, encajonadas por la fuerza y sin el acompañamiento interpretativo mínimo. En pocas palabras: muchas ideas y poca capacidad de ponerlas en práctica. 


“Diálogos enlatados, demasiado croma rojo y poca escena épica que aderece un poco de emoción. Hasta las muertes resultan anodinas” 


Charlotte Kirk con el diablo
Las expectativas eran altas con Neil Marshall. “The Descent” (2005) es una de mis películas fetiche del siglo XXI, un producto minimalista maravilloso, encuadrado en un grupo de mujeres que deben sobrevivir en una cueva. Angustiosa y sangrienta, cada minuto refulgía en tensión bajo una dirección inteligente y un guion con alguna sorpresa inesperada. “Doomsday” (2008) también era un producto suficiente capaz de ofrecer muchos minutos de violencia bien llevados. Sorprende como se llega de cierto virtuosismo a una dirección chabacana en “The Reckoning”, donde el fiasco es gordo. 

Charlotte Kirk vestida de época
La historia es bien simple: en un contexto pandémico medieval (peste negra), el marido de la protagonista muere de esta enfermedad. Ella se queda sin capacidad de pagar al propietario, que intenta que sea su esposa. Al negarse, la acusa de brujería y llama a los inquisidores para que le hagan el tradicional juicio, que acabará en un mar de sangre y venganza. Un argumento tradicional que podría ofrecer una película sin aspavientos, pero sólida en su base. A ni eso llega. La secuencia inicial, con esa alternancia de planos dramatizados de más y una música chirriante avisan del tono general de lo que encontraremos después. Minutos lentos en los que se desvaría de más, centrándose en situaciones de abuso reiterativas que aburren, diálogos insulsos y una serie de tramas secundarias que no conducen a nada, con la aparición de personajes que podrían explotarse de otra manera. En todo momento estás deseando que llegue la violencia, la sangre y la acción, porque parece la única forma de salvar la cinta.


“Charlotte Kirk protagoniza la práctica totalidad del filme. Su interpretación va acorde al metraje: anodina, sobreactuada y escasamente creíble” 


Charlotte Kirk quemada por bruja
El final inquisitorial está penosamente ejecutado y sigue las pautas de personajes poco creíbles y un final que no termina de cuajar en su condición de victoria de la protagonista. Diálogos enlatados, demasiado croma rojo y poca escena épica que aderece un poco de emoción. Hasta las muertes resultan anodinas, y aquí, como culminación del proceso discursivo de la protagonista, son una de las partes simbólicas más importantes. Todo para nada. Hay un flashback muy forzado para explicar cierta conexión de la protagonista, unas casualidades terribles y un origen de la película que falla incluso en la forma en la que el marido fallecido se contagia de la enfermedad. Charlotte Kirk protagoniza la práctica totalidad del filme. Su interpretación va acorde al metraje: anodina, sobreactuada y escasamente creíble. El resto del elenco acompaña esta sensación y no será una fortaleza a la que agarrarse para disfrutarla.

mujer rezándole al diablo
Se podría hacer un maniqueo ejercicio de evaluación de la película en tono humorístico, en esa ambivalencia de si no te la tomas en serio, mejora. La cuestión es que no lo hace. La película intenta tomarse en serio, pero sus escenas oníricas repetidas, los efectos visuales poco encajados y el histrionismo general no consiguen sacar una sonrisa. Tampoco lo hacen sus más de cien minutos de metraje. Cuando pienso en la temática me viene a la cabeza “Akelarre” (2020), que vimos en los Goya de este año y con la que podemos compararla en diseño de producción y fotografía (no entraremos en temas narrativos, que también) para darnos cuenta de la diferencia sustancial de calidad cuando se trata un producto con mimo y se plantea, desde su propia concepción, un trabajo serio y bien llevado. 

Siendo una película que se esperaba con ganas por el nombre del director, la decepción es más grande. Todo un fallo de proporciones gargantuescas que se coloca por debajo de la fallida “Hellboy” (2019) y todo el elenco de filmes anteriores. Una oportunidad perdida para resarcirse. En todos los géneros en los que se mueve es un producto que no merece la pena ver.


4 comentarios:

Krueger dijo...

He de decir que fue una tremenda decepción, pero también debo confesar que el Hellboy de Marshall me parece bastante divertido. Lo más sorprendente es como en plena peste negra la protagonista puede mantener un aspecto tan saludable. Ese cutis y esa dentadura son envidiables!

Mister Moloko dijo...

A mi me decepcionó muchísimo. El guion es muy flojito, las interpretaciones muy mejorables, las situaciones inverosímiles... pero lo peor es el diseño de producción: cartón piedra. De verdad, hay películas de Paul Naschy ambientada en la misma época que resultan más creíbles.
A mi "Hellboy" no me gustó nada. Debo ser raro, pero "The descent" mediante, lo que me parece más interesante de Marshall es la infravalorada "Centurión".

Astinus dijo...

Mister Moloko - Me apunto "Centurión", no la he visto. Parece que tiene su nicho por lo que he revisado y comentas, así que le voy a dar la oportunidad. Respecto al diseño de producción, efectivamente: es casi lo peor. Una pena.

Krueger - Esa piel tan suave entre tanto personaje masculino lleno de mierda y con esos rostros tan enfermizos. No sé si quería plantearle una suerte de santidad mal entendida, pero es que la protagonista no casa siquiera con el propio ambiente de la película. Terrible.

Art0rius dijo...

Para mi Marshall va cuesta abajo sin frenos, salvo cuando se mete en producciones televisivas donde ha brillado, y mucho, en producciones como Juego de Tronos. Esta última me parece solamente otro clavo en su decadencia. Me fastidia sobretodo sus personajes con el pelo perfecto y perfectamente maquillados en presuntos ambientes sucios, y veo que no soy el único...."Centurión" me parece de lo mejor que ha hecho, un survival de tomo y lomo y que es un entretenimiento cojonudo.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.