jueves, 26 de agosto de 2021

Crítica: Demonic

EL RECTOR NOS HABLA SOBRE EL ROCAMBOLESCO EXPERIMENTO DE UNO DE LOS GRANDES NOMBRES PROPIOS RECIENTES DE LA CIENCIA FICCIÓN


Si hay un director que ha revolucionado -sentando las bases de un sello propio- el género de la ciencia ficción en los últimos diez años (y pico), ese es sin duda alguna Neil Blomkamp. Y eso que este natural de Johannesburgo, ha sido víctima de su propio talento y posterior éxito. Su debut, esa joya del género que es “Distrito 9” (2009), aclamada en su día y hoy ya a todas luces considerada de culto, ha sido una insoportable losa con la que ha tenido que cargar desde entonces. Mal endémico que sufren todos aquellos que llegan pisando tan fuerte y que ya hemos visto padecer a otros muchos antes, ahí están los Mauri & Bustillo, Aster, Eggers, Aja y demás cineastas que siempre han tenido que vivir bajo la alargada sombra de aquella primera obra que tanto les (y nos) marcó, para bien y para mal.
 

“El cine de Blomkamp ha sido hasta la fecha, de manual. Señas identitarias a las que no ha renunciado en ninguna de sus tres películas previas y gracias a las cuales se ha ganado a un buen puñado de adeptos” 


Si había una película a la que le tenía especial ganas era a esta “Demonic” (2021). Más allá de por la obviedad de tratarse de lo nuevo de uno de mis fetiches personales, tenía especial interés en ver como un director con un cine y estilo tan marcado, podía manejarse tan alejado de su habitual zona de confort y a todo esto, por supuesto, con el añadido de la gran frustración que supuso el no rodaje de “Alien 5” (por más que me fascinen las dos últimas entregas del universo xenomorfo rodadas por Scott, que lo hacen, lo de “Alien” y Blomkamp, siempre quedará en un sueño húmedo), tras la mala acogida comercial de su último trabajo hasta la fecha, la entrañable y muy divertida pese a lo que digan los fríos números “Chappie” (2015). 

El cine de Blomkamp ha sido hasta la fecha, de manual. Señas identitarias a las que no ha renunciado en ninguna de sus tres películas previas y gracias a las cuales se ha ganado a un buen puñado de adeptos. Con un sentido del espectáculo como pocos y combinado con algo profundo que contar más allá del show superficial, el sudafricano ha revolucionado o mejor dicho, evolucionado el concepto Blockbuster, demostrando que el cine puede combinar espectáculo y mensaje, que con el talento necesario, las etiquetas y las supuestas restricciones de público, son una gilipollez más de las muchas que pululan por ahí. Que uno puede ir a una sala de cine a disfrutar de un bombástico espectáculo de fuegos artificiales y que luego, además, puede reflexionar sobre aquello que le han contado. Blomkamp ha sido hasta la fecha, un adalid de tal concepto cinematográfico, un director diferente, transgresor y valiente, de ahí que, como suele ocurrir en estos casos, haya polarizado tanto al público


“una película como Demonic solo puede entenderse desde el afán de un director diferente de rodar el más difícil todavía. En este sentido, no se le puede poner ni un pero a este su nuevo trabajo” 


La pregunta es, ¿Se puede extrapolar todo esto al género de terror? Más difícil aun, ¿Puede hacerse en el cine de posesiones? Yo de entrada, diría que no, pero claro, yo no soy Blomkamp y una película como “Demonic” solo puede entenderse desde el afán de un director diferente de rodar el más difícil todavía. En este sentido, no se le puede poner ni un pero a este su nuevo trabajo, obviamente, lo más experimental que ha rodado hasta la fecha. Blomkamp, siempre con la tecnología como estandarte y más importante, como indispensable herramienta narrativa, se adentra aquí en tierra extraña, se adentra en la mística y el folclore de lo espiritual, un lugar en el que su mundo futuro, no tiene cabida... ¿O si?

Pues sí y no. Si algo no se le puede negar, es el intento de rodar un género tan diferente al suyo sin perder (o hacerlo en la menor medida posible) sus señas de identidad. En “Demonic”, el director se las ingenia para meter el elemento tecnológico en la ecuación y pese a que para nada suena a material nuevo, las reminiscencias a infinidad de historias ya contadas son evidentes, sin ir más lejos, a “La celda” (Tarsem Singh, 2000), Blomkamp consigue encajarlo con relativa gracia en su historia. Con el paso de los minutos, no obstante, uno se da cuenta que todo se queda en un brindis al sol y que la jugada no tiene ningún peso real en el relato. Y en lo personal, más allá de otras consideraciones, es el punto que más me ha decepcionado de la película, pues me he encontrado con una artificialidad que hasta ahora me había sido ajena en la obra del director. El afán de Blomkamp por hacer que su película de posesiones suene a Blomkamp, se hace patente también en detalles tan poco sutiles como su banda sonora, repleta de sonoridades industriales que no terminan de encontrar acomodo natural en aquello que se nos está contando. 


“una película que pese a su marcado carácter experimental en clave conceptual, termina resultando de lo más convencional” 


¿Y qué nos cuentan? Olvidándonos de la anécdota referente a la ciencia ficción, una historia simplona al tiempo que rocambolesca a tres bandas entre Carly (Carly Pope), su madre Angela (Nathalie Boltt) y un demonio de tres al cuarto que parece sacado de una película porno ambientada en el carnaval de Venecia. Se hubiera sacado el nabo con fines lúdicos en algún momento y no hubiera pasado nada, más si uno atiende al tono surrealista hacia el que va degenerando la historia hasta llegar al estrepitoso tramo final, una sucesión de chorradas varias que no son dignas de un director del nivel y estatus de Blomkamp

Poniendo la lupa en su apartado visual, la cinta no gana enteros precisamente. Al desalentador diseño artístico del demonio, hay que sumar lo rácano de la propuesta a la hora de regalarnos secuencias terroríficas, lo cual es una lástima, pues hay que reconocer que de los pocos momentos (uno) en los que “Demonic” se asemeja a una suerte de película de terror, lo hace realmente bien y sí resulta ciertamente perturbadora, pero no deja de ser una anécdota dentro de un conjunto que se pierde en anodinas partes melodramáticas y clichés varios del terror mainstream moderno dando como resultado una película que pese a su marcado carácter experimental en clave conceptual, termina resultando de lo más convencional. La presencia de Sharlto Copley, un habitual del cine Blomkamp, se antoja también como otro intento artificioso por parte del cineasta de registrar parte de su marca personal en la película, pero su participación aquí dista mucho de las prestaciones de antaño, mucho ha llovido desde Wikus Van de Merwe y en “Demonic”, Copley da continuidad a esa irrelevancia en la que por desgracia parece haberse acomodado su carrera en los últimos tiempos. 

Como acérrimo de Blomkamp, me duele decirlo, pero “Demonic” se ha quedado muy lejos de las expectativas, tanto, que no me queda otra que dejar de lado cualquier atisbo de romanticismo y concluir que el experimento se ha saldado con un rotundo fracaso. Una película arriesgada, que tras media hora inicial donde parece aguantar el tipo, termina degenerando en otra cinta más de exorcismos de tercera fila de las muchas que corren por ahí y ni siquiera, el despiporre final a nivel argumental, algo que por ejemplo, fue capaz de arrancar de la mediocridad a un título como “Eli” (2019) para elevarla a otra categoría, consigue aquí arreglar un estropicio, que a esas alturas, ya ha calado hasta los huesos. ¿Pero qué diantres le pasaría por la cabeza a este hombre? 

Lo mejor: Su única escena aterradora y el esfuerzo por exportar el universo de la ciencia ficción al cine de terror... 

Lo peor: … aunque todo termina resultando rematadamente mal. Sin espectáculo, sin fondo y lo peor de todo dado el escenario, sin terror.


13 comentarios:

Krueger dijo...

Me acerqué con unas ganas tremendas y como suele decirse: fui a por lana y volví trasquilado. Simplemente terrible. Si tú único aspecto distintivo, respecto a cualquier películas de terror baja estofa, es la apuesta visual y terminas pareciendo una ridiculez de videojuego a Los Sims, algo ha salido mal. Sigo sin creerme que alguien como Blomkamp haya podido parir semejante tontería. Nunca le pillé el punto a Elysium, pero Distrito 9 es fantástica y Chappie una gozada, por lo que la decepción es doble. He echado un rato horrible la verdad y eso que el engañoso tráiler no pintaba nada mal...Por no entrar a valorar Demonic como película de posesiones...con decir que me pareció más entretenida la terrible El Séptimo Día que, casualidad, vi la misma tarde.

Saludos!

Astinus dijo...

Distrito 9 marcó mi forma de entender y disfrutar el cine de ciencia ficción. Fue tan jodidamente redonda que, como dices, iba a marcarme cada película posterior de Blomkamp. Y así ha sido. Ahora monta algo de terror, yo me ilusiono y veo que tenemos crítica por aquí y no demasiado buena. Creo que ni le daré la oportunidad. Quizás deba seguir quedándome con sus primeras obras.

Y eso que a mi Chappie también me gusto mucho ;)

El Rector dijo...

Krueger, un chasco gordo, sin duda. Pero, ¿"El séptimo día"? No nos pasemos :) Lo que está claro, es que una mala película duele más cuando viene firmada por un gran director, aunque solo sea por aquello de las expectativas. Yo, pasados ya unos días del visionado, aun sigo sin entender muchas de las cosas que ha hecho aquí Blomkamp.

Astinus, siendo fan de Blomkamp como eres, mucho me temo que esto es un visionado obligado. Hay que estar a las duras y a las maduras. Pero no, no esperes nada ni remotamente parecido a sus trabajos anteriores a ningún nivel. De todas formas, estoy seguro de que esto se quedará en eso, un experimento excéntrico y que el director volverá a lo suyo en el futuro. Me niego a creer que semejante nivel de enajenación sea algo permanente.

Saludos.

Missterror dijo...

Menuda chufla la que se ha marcado el amigo Blomkamp :( "Demonic" es una película indigna de un director con un debut como "Distrito 9". Parece hecha por alguien a quien no le interesa el terror y se limita a coger clichés e incrustrarlos a la fuerza sin sentido alguno. Le falta emoción, le falta terror, le su falta sentido del espectáculo, le falta sentido común y personalmente no veo ese intento de innovación o de rodar el más difícil todavía sino todo lo contrario: una película plana, sin riesgo, sin alma y sin todo esto fuera poco, tenemos a un actor como Sharlto Copley, al que siempre he tenido en muchísima estima, en una interpretación también indigna de alguien con su talento.

De momento, la gran decepción del año.

Un abrazo.

Art0rius dijo...

Ya con "Chappie" se me cayó el alma al suelo, para mi gusto una tomadura de pelo indefendible, aburrida y sin sentido del ridículo a la hora de tomarle el pelo al espectador a mayor gloria del que supongo es el grupo de música favorito del autor, porque si no no entiendo el qué de meterlos a actuar cuando claramente no es lo suyo. Y si no escarmenté antes, me trago esta "Demonic" y creo que ya ha aprendido la lección. No se, de tres peliculas que he visto de este señor, una es una obra notable y las otras dos se ganaron el título de lo peor de sus respectivos años....Paso de una cuarta oportunidad. Aunque siempre me quedará la curiosidad de su "Alien" no realizado.

El Rector dijo...

Missterror, es como si ahora Ari Aster, un tipo que con dos películas ya se ha convertido en todo un referente del terror actual, se pasa a la comedia romántica con matthew mcconaughey y toni collette de pareja protagonista. ¿Te parecería eso arriesgado? :) Se pueden decir muchas cosas malas, muy malas, de esta "Demonic", pero la cuota de riesgo asumida por Blomkamp, metiéndose en el cine de posesiones, me parece que está fuera de discusión.

Sobre la película, a grandes rasgos coincidimos. No tanto en lo de Sharlto, que no me parece que esté horrible, sí intrascendente, en un papel que desaprovecha sus testadas a máximo nivel capacidades interpretativas.

Artorius, cuando hablaba de fuerte polarización, me refería a esto. Toda esta retahíla de directores que se salen del molde, generan este tipo de cosas, que lo que unos consideran de lo peor del año (tu caso), otros lo cuenten entre lo mejor (el mío). Sobre la presencia de "Die Antwoord" en "Chappie", me parece de lo mejorcito que se la haya podido ocurrir al bueno de Blomkamp (y conste que para nada son de mi gusto musical). Pero en mi opinión, no solo son lo mejor de la película (lo que la hace realmente especial, más allá de la bombástica revisión de Jhonny 5), son de esos personajes que quedan en el recuerdo.

Saludos.

Mister Moloko dijo...

Hola a todos

Lamento profundamente, porqué "Distrito 9" me encanta, coincidir con todos vosotros, pero la película me ha resultado un horror... pero en el peor sentido de la palabra. Me resulta muy, pero que muy difícil decir algo bueno de ella. En el cómputo global la he encontrado cutre, rácana y con ciertos dejes formales de telefilme.
Coincido contigo Missterror, de momento la gran decepción del año.

Saludos a todos.

Krueger dijo...

Coincido totalmente con Moloko, en todo momento tuve la sensación de estar viendo un film menor, con cierto aire de telefilm, por lo que ese ir un poco más allá en la realización no lo compro. Blomkamp, tú antes molabas!

El Rector dijo...

Moloko, cualquiera que sea seguidor de Blomkamp, tiene muchos números (por no decir todos) para que "Demonic" sea la gran decepción del año. Y estoy seguro que veremos (o ya hemos visto) cosas mucho peores, pero claro, las expectativas...

Krueger, y volverá a molar. No lo dudes. Que Alex Proyas solo hay uno :)

Saludos.

Art0rius dijo...

Uy que el Rector me menta a Proyas....Ahora esta con la serie de Dark City, a ver si asi se redime a sus ojos (o se hunde del todo, vete a saber, aunque para mi nunca se hundió XD)

El Rector dijo...

Artorius, ojalá. Poco se sabe del proyecto hasta ahora, pero no negaré que me pongo tontorrón fantaseando con ello... eso sí, ya le puede salir bien, para que algunos nos olvidemos de sus últimos dos descalabros (por llamarlos de alguna manera). Proyas rodó tres joyas consecutivas (de ahí el paralelismo con Blomkamp, aunque las de este en mi opinión, no lleguen, en su conjunto, al nivel de aquellas "El Cuervo", "Dark City" y "Yo, Robot") para terminar rodando pues eso, lo que rodó. Ojalá también, que Blomkamp se aleje de esa senda y retome el rumbo desde ya. Y es que el mal sabor de esta "Demonic" costará cojón y medio de quitar.

Saludos.

Donnie dijo...

Tras ver el trailer y venirme a la cabeza 'Come true' y leer la critica la verdad es que me quedan pocas ganas de ver esta película y mas siendo que a mi Blomkamp siempre me ha parecido muy sobrevalorado: sus películas no pasan, para mi, de simplemente interesantes o discretas

Un Saludo!

donnie

El Rector dijo...

Donnie, te puedo decir que no tiene absolutamente ningún parecido con "Come True". Y si yo, que soy de los que (sobre)valoran a Blomkamp, me he sentido agraviado con este experimento fallido, no quiero ni imaginar lo que podría ocurrir en tu caso.

Saludos.

Publicar un comentario

¿Tienes opinión? No seas tímido/a y compártela, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores/as siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.