jueves, 8 de diciembre de 2022

Crítica: Mantícora

MISSTERROR NOS HABLA SOBRE LO NUEVO DE CARLOS VERMUT, UNA DE LAS PELÍCULAS MÁS DESGARRADORAS DEL AÑO


Dicen que perseguir una quimera es perseguir un imposible. Asociamos la quimera a los sueños, a los anhelos que nos permiten cerrar los ojos por la noche pensando que si luchamos lo suficiente se pueden hacer realidad o que un golpe de suerte obrará la magia. Pocas veces pensamos en que realmente las quimeras son monstruos de morfología siniestra. Una mezcla de cabeza de un animal y cuerpo y cola de otros. Según algunas descripciones, las quimeras tenían incluso varias cabezas y casi siempre eran temibles e invencibles. De entre todas las quimeras, es la mantícora una de las más curiosas: cabeza humana, cuerpo de león y cola de escorpión. Una quimera del desierto que dispara espinas venenosas para inmovilizar a sus presas. 


“un drama oscuro y turbio que despelleja al espectador enfrentándole cara a cara con el tabú. Un drama que busca en el thriller su cabeza humana como reflejo en el espejo de una realidad que nadie quiere ver” 


Cuarta película para Carlos Vermut, quien de espinas venenosas sabe un rato. “Mantícora” (2022) explica muchas cosas y como mejor lo hace es no explicándolas, dejando que el veneno entre en el cuerpo lentamente, casi imperceptible hasta la completa inmovilización. Lo hace de esta manera porque su película no solo va de monstruos, va de todo lo que esconde el “todo está bien”, de lo que queremos, de lo que somos, de lo que mentalmente creamos por las noches, de lo que te cuestionas y de lo que no puedes explicar. 

“Mantícora” es un drama oscuro y turbio que despelleja al espectador enfrentándole cara a cara con el tabú. Un drama que busca en el thriller su cabeza humana como reflejo en el espejo de una realidad que nadie quiere ver. Una realidad con la que se convive con repulsión y asco, pero en silencio. Hay pocos temas tan sensibles como los que trata Vermut en la película: Por una parte, el tema central del que por supuesto no hablaré porque cualquier cosa que diga es spoiler. Por la otra parte, las capas que el tema central esconde. Capas construidas con la precisión propia de un director de visión excepcional, capaz de ir más allá de los planos de su cámara para mostrar cada detalle que el ojo no ve, pero que el cerebro procesa. 


“se huye de la violencia gráfica porque se busca la violencia psicológica, la de los personajes y la del espectador” 


Quienes hayan seguido la carrera de Carlos Vermut sabrán que en sus películas se huye de la violencia gráfica porque se busca la violencia psicológica, la de los personajes y la del espectador. Es imposible no sentirse un poco vouyeur mental cuando uno recrea en su imaginación lo que la puerta de “Magical Girl” (2014) esconde. De la misma manera, es imposible escapar a la sensación de autoreprobación en “Mantícora”. 

Vermut juega con el espectador a su antojo y lo destroza porque sabe que no podrá escapar a la empatía natural, porque sabe que no necesita mostrar ningún monstruo para que se vean y porque sabe que la condición humana tiende a la quimera y esta vez no hablo en términos de anhelo. Sirviéndose de planos limpios, fijos y sin distracciones, “Mantícora” desarrolla mucho más guion en sus silencios que en sus diálogos. Es brutal cómo la ausencia de sonidos y de banda sonora, enaltece el terrorismo mental en el que te ves envuelto como espectador. La sensación suave, sibilina y venenosa que se apropia de cada momento compartido con los dos protagonistas, Julián y Diana, es capaz de hacerte enmudecer, mirando a un abismo que intentas que no sea real, sin darte cuenta de que lo miras desde dentro y no desde arriba


"No estamos ante una película coral, sino ante la historia de dos personajes que se marcan el uno al otro con un estigma tan grande que traspasa la pantalla"


“Mantícora” desarrolla una historia de amor desde cero para dibujar no solo monstruos, sino también personas. Julián y Diana se enamoran de la idea de enamorarse, de la idea de estar con quien desean estar y no con quien realmente están. Se enamoran de una vida redentora que no existe. Lo hacen de una manera pausada, densa y elegante, como el ritmo de la película. 

No estamos ante una película coral, sino ante la historia de dos personajes que se marcan el uno al otro con un estigma tan grande que traspasa la pantalla. Cuando Julián mira a la cámara, mira al espectador. Cuando mira a Diana, también mira al espectador. Cuando lo hace Diana, realmente no mira a nadie, siempre busca el infinito. En ambos casos, el mensaje llega, pero llega cuando es demasiado tarde para que puedas escapar de la tensión, de la rabia de la empatía y de la oscuridad de un mundo que es mucho más cruel que cualquiera de las películas que defendemos, de los videojuegos a los que jugamos o de las novelas que leemos. No hay mantícora que haga sombra a la realidad. 

El nivel técnico de la película es apabullante. Tanto los encuadres como la fotografía, el diseño de sonido o el vestuario está a disposición de que lo la historia cuenta, más allá de la propia historia. El casting es una absoluta salvajada. Nacho Sánchez (a quien descubrí en la interesantísima serie “Doctor Portuondo”) interpreta con tal maestría a Julián, que sería tremendamente injusto que no se llevara todos los premios de este año a la mejor interpretación masculina. Lo mismo espero para Zoe Stein. Ella da vida a Diana de una forma magnética. Sin duda, la elección de estos dos actores es determinante para que un guion como el de “Mantícora”, que tiene más expresión corporal que oral, arrase. 

Si los mitos y las fábulas fueran reales, pocas posibilidades habría de escapar de una mantícora en el desierto. Tan pocas como las que Carlos Vermut te deja al final de su película para no enmudecer. “Mantícora” es la mejor película española de este año. Nada más que añadir.


8 comentarios:

Art0rius dijo...

Con Vermut me llevé un chasco con "la abuela" a los guiones, y arriesgué ya que de las pocas películas que he podido ver en sala este año por la puñetera salud una de ellas fue manticora. Sin despellejar nada, que maravilla de película y que acertada tu crítica, Missterror.
Pero que dura, que dolorosa, que asquerosa se me hizo su visionado por los durísimos conceptos que maneja y por un personaje protagonista que odie con toda mi alma por lo que es, por su vulnerabilidad, por su humanidad pese a ....Sobre el papel de ella, inconmensurable también y con un despliegue de matices fabuloso. No creo que la vuelva a ver, pero hay
Sin despellejar nada del guión, que maravilla de película y maldito seas Vermut, y a la vez que talento y coraje tienes para todas algo asi.

El Rector dijo...

Suscribo todo lo que comentas Missterror. "Mantícora" es una de esas películas imprescindibles que uno nunca querría volver a ver y ahí reside buena parte de su encanto. Hablamos habitualmente del cine como de una experiencia placentera, llegando dicho placer desde muy distintas latitudes, filias mediante. Pero "Manticora" no encaja ahí, pues esta es una de esas películas que dejan tocado al espectador, sacudido por una historia tan macabra que se aleja de la ficción, para acercarse a algo mucho más aterrador: la realidad. Esto es una constante en el cine de Vermut, pero aquí lo lleva a su máxima expresión, con el relato más perturbador que ha plasmado hasta la fecha.

Esta es una película donde el espectador, para disfrutarla en su máxima dimensión, debe de llegar completamente virgen al visionado. En este sentido, es un lujo poder leer un análisis como este, donde se aborda la complejidad de la obra sin hacer ni amago de destripe alguno. Lo digo como aviso a navegantes, pues viendo como está el patio y como la "crítica" está destrozando la obra a base de spoilers, toparse con un análisis como este, es como encontrar agua en medio del desierto. Mucho cuidado con lo que se lee y se escucha en las redes, pues hay cada crítica (mucho cuidado con los gurús de turno) que debería estar penada con cárcel.

Volviendo a la película, pues remarcar todo lo bueno ya dicho. En especial el gran trabajo de la pareja protagonista y lo digo yo, que no suelo ser muy fan de la escuela interpretativa nacional.

Hay que reconocer que el cine español ha estado a un gran nivel este año en clave fantástico dentro de un año ya fabuloso de por sí para el género. Pero de todas ellas, esta "Mantícora" es sin duda la que más huella me ha dejado y la que seguramente más perdurará en el tiempo.

Saludos.

Missterror dijo...

Hola, Art0rius. Mi chasco con Vermut, si es que chasco es la palabra, fue con "Quien te cantará", película que no me desagradó pero que me resultó fría y me dejó poco poso. También creo que no estuvo muy fino en el guion de "La abuela", aunque a mí la película me gustó bastante. Creo que escribe muy buenos guiones cuando es él quien rueda porque sabe perfectamente lo que quiere mostrar detrás de cada palabra.
"Magical Girl" me pareció una pasada, pero lo de "Mantícora" es para ponerle un piso.
Es una película durísima que se te va metiendo dentro sin anestesia, sintiéndolo todo, pero sin demasiado dolor hasta el momento en el que te rompe por dentro y no hay dolor, solo silencio. Cuando termina la película estás aturdido, ¿verdad?
Nacho Sánchez está enorme y hace posible que todos sintamos hacia él lo que Vermut quiere que sintamos en cada momento. Nos manipula a su antojo. Zoe Stein, brutal también. Diana es un personaje tan complejo como Julián. Todo lo que expresa la escena final es tremendo.
Entiendo lo que comentas con lo de que no la volverás a ver. Por el contrario, yo estoy deseando volver a hacerlo para fijarme en cada mínimo detalle que se me pudiera haber pasado por alto en un primer visionado (seguro que hubo muchos)
Qué año más malo has pasado con los temas de salud, compi :( Espero que el 2023 te trate mucho mejor.

Rector, sin duda "Matícora" deja muy tocado al espectador y será una película siempre más recordada por lo que te hace sentir, que por lo que cuenta y cómo lo cuenta. Tengo curiosidad por entenderla y entenderme la segunda vez que la vea, sabiendo lo que ya sé.
Como dices, a "Mantícora" todos deberíamos llegar a ciegas. La vi en el festival de Sitges y lo único que sabía de ella es que la quería ver. No había leído nada sobre ella, no había visto nada, no sabía nada y fue lo mejor que me pudo pasar. En estos días, he visto incluso entrevistas a Vermut donde abiertamente se habla del tema central de la película. Madre mía! Saber de qué va te puede joder la película. Hablar de "Mantícora" sin destripar nada es muy difícil porque creo que todo es susceptible de spoilers. Yo he intentado ser muy prudente con esto en la crítica, ojalá lo haya conseguido aunque no profundizar haga que el análisis sea más ligero.
Este año, el cine español ha dejado un puñado de películas enormes: "Mantícora", "Venus", "Irati" y "Cerdita" han supuesto experiencias cinematográficas maravillosas. Tengo pendiente "Los renglones torcidos de Dios" que tiene también muy buena pinta.

Un abrazo.

Jason Myers dijo...

La verdad es que después de leer esta estupenda crítica, como todas las de Miss Terror, me están entrando muchas ganas de ver esta película, estoy intrigadísimo de sobre que pueda ir, intentaré evitar posibles spoilers. De Carlos Vermut solo he visto MAGICAL GIRL y me gustó muchísimo.

El Rector dijo...

Missterror, yo es que me tengo que frotar los ojos con el destripe que se está haciendo de esta película y no hablo solo de la red (que ya se sabe que todo vale y que a muchos no les da para más), también de prensa tradicional, con supuestos "expertos de cine" destrozando la película sin piedad en un claro ejercicio de desconocimiento del medio y lo que es peor, de falta de respeto hacia los espectadores. A Vermut se le tienen que estar removiendo las tripas.

El tema de los spoilers, lamentablemente, da para un debate largo y siniestro. Yo sigo sin concebir el análisis de una película relevando detalles de la trama. Es algo que no me gusta leer y que por lo tanto aplico a rajatabla en cualquier comentario oficial propio.

También me hace mucha gracia el fenómeno: "... final explicado". Pero esa es otra película :)

Saludos.

Missterror dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Jason. Anímate a verla cuanto antes, según está el pati creo que si tardas será complicado escapar de los spoilers. Espero leerte por aquí de nuevo cuando la veas ;)
Desde mi punto de vista "Mantícora" es incluso superior a "Magical Girl".

Rector, yo tampoco doy crédito a determinados destripes. Están por todas partes. No saber lo que ocurre en la película está siendo más complicado que ganar al Trivial edición terror ;)
"Mantícora" seguirá siendo un peliculón con o sin spoilers, pero estoy absolutamente convencida de que la experiencia es radicalmente diferentes cuando no sabes lo que se trae entre manos Vermut.
Lo del "final explicado" debería ir en contra de la naturaleza del espectador. En mi caso, es un fenómeno que me alucina porque ya debe de haber videos de "final explicado" hasta de "Cariño, he encogido a los niños", pero entiendo que hay mucha gente que ve la películas en solitario y no tiene con quien comentar determinados finales complejos. Imagino que la necesidad de compartir percepciones es lo que te lleva a este tipo de escritos o videos.

Un abrazo.

Krueger dijo...

Ha sido leer una entrevista a Vermut en Fotogramas y comerme un spoiler de los que ya no se hacen. Me sorprende que el propio director revele ciertos detalles de la trama que, personalmente, hubiera preferido desconocer.

Saludos!

Mister Moloko dijo...

Hola a todos
Francamente, me he quedado sin palabras. Creo que, sin ánimo de exagerar, es uno de los mejores guiones que he visto en muchísimo tiempo. Es brutal como el señor Vermut ha jugado con mis emociones y me ha llevado de un estado de ánimo a otro. Cuando he salido de la sala, he intentado racionalizar lo que había visto y me ha resultado del todo imposible. La complejidad moral y humana desde la que se aborda el tema es de una complejidad bárbara. Además, platea dilemas éticos muy interesantes (es más aceptable jugar a ciertos videojuegos -Carmageddon- que lo que hace el protagonista teniendo en cuanta que ambos se mueven dentro del mundo virtual) y refleja ciertos comportamientos humanos con la exactitud de un cirujano. Por cierto, el personaje de ella es interesantísimo.
Excelente análisis.

Publicar un comentario

¿Tienes opinión? No seas tímido/a y compártela, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores/as siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.