miércoles, 23 de junio de 2010

Crítica: Nine Miles Down

"Nine Miles Down" es el título de la nueva película del director libanés Anthony Waller, quien dirigiese hace ya la friolera de trece años, aquella mediocre secuela en clave de comedia del clásico de John Landis "Un Hombre lobo americano en Londres", titulada en aquella ocasión "Un Hombre lobo americano en París" y que dio a conocer al gran público a un director que ya había dado muestras de su potencial tres años antes con la prometedora "Mute Witness", y que ahora nos presenta una de esas películas que llegan sin hacer demasiado ruido (algo raro en los tiempos que corren) y que consiguen hacerse por méritos propios un hueco en el maltrecho corazoncillo del aficionado al terror.

La historia en principio es tan sugerente como poco original, y es que todos conocemos la idea del desastre científico y del grupo de militares que llegan al lugar para intentar averiguar lo que a ocurrido, ejemplos muchos y no siempre con buenos resultados, me vienen a la cabeza maravillas como el "Aliens" del ahora ascendido a divinidad James Cameron o mediocridades como "Resident Evil", "Doom" o "La Tumba del Diablo". Pues bien, "Nine Miles Down" es una variante de este sub-género al que llamaremos yo que se... "militares comiéndose el marrón de otros" (seguro que patento la etiqueta), y donde haciendo honor a la actual crisis económica que nos ha tocado vivir y lejos de los equipados comandos de élite a los que estamos acostumbrados, Anthony Waller nos propone que acompañemos a un solo hombre, Thomas Jackman, un agente de una empresa de seguridad que es enviado a unas instalaciones de extracción en medio del Sahara para investigar la desaparición de todo el equipo científico. Una vez allí y después de comprobar que el lugar está totalmente desierto, encuentra algo sorprendente, una atractiva joven corriendo en medio del desierto que asegura ser parte del equipo.


Interesante variante pues del ya oficializado "militares comiéndose el marrón de otros", pero que lejos de los tópicos de este (grandes dosis de acción y violencia, personajes de cartón y nula capacidad de sorprender), nos ofrece una historia de terror psicológico con tintes demoniacos que os puedo asegurar, es capaz de ponerle los pelos de punta al mismísimo diablo, pues "Nine Miles Down" sin inventar nada realmente nuevo, si que tiene la cualidad de generar auténticas situaciones de sobresalto y darle un nuevo sentido a los explotados "momentos susto" del cine de terror actual, donde en esta ocasión y gracias a factores como la sensacional atmósfera conseguida y el excelente trabajo de sus dos actores protagonistas, consiguen sorprendernos en mas ocasiones de las esperadas.

Es esa lograda atmósfera que supura el filme en todos y cada uno de sus fotogramas, uno de los mayores aciertos del mismo, sacándole todo el partido posible al entorno donde se desarrolla (cosa que no pasó por ejemplo en la reciente "Mutants") y consiguiendo que sintamos el mismo miedo que está experimentando el pobre desgraciado que está investigando el lugar, un grandioso y tétrico complejo abandonado, lleno de largos y oscuros pasadizos, con el perturbador zumbido del fuerte viento sahariano en el exterior y con la única compañía de una extraña que apunta como principal sospechosa del caso, mas cuando entra en escena la superstición y el misticismo del lugar, una enorme caverna subterránea a 9 millas bajo tierra y de la cual se han recogido extraños sonidos. Toda esta amalgama de putadas es lo que vamos a experimentar durante hora y media, donde por si no fuese ya sucifiente, la cinta jugará con nosotros de forma constante consiguiendo que no tengamos claro en ningún momento lo que realmente está sucediendo y por cual de los dos bandos tomar partido, manteniendo esta virtud hasta el último instante de la película.

Como se puede suponer en una historia construida básicamente alrededor de la figura de dos personajes, el trabajo de estos es fundamental para el devenir de la misma y en este sentido no se puede mas que alabar el excelente resultado conseguido tanto por Adrian Paul, encargado de dar vida al investigador y al que recordamos sobretodo por su papel del inmortal Duncan McLeod tanto en la serie para televisión de "Los Inmortales" como en la posterior película "Los Inmortales 4: Juego Final", que aquí construye un personaje sólido, creíble y sobretodo dotado de la capacidad de evolucionar, alejándose de esos personajes planos que tantas veces nos toca sufrir. A su lado la sexy Kate Nauta, rubia de aspecto nórdico (aunque natural de Oregón) a la que muchos recordarán de su aparición en la cinta de Louis Leterrier "Transporter 2", que con su personaje de la doctora Jennie Christianson, consigue darle un nuevo significado al término ambigüedad (no en vano, fue premiada como mejor actriz en el pasado Festival de cine fantástico de Málaga), por no mencionar ese aporte de erotismo y sensualidad que nunca está de mas en una buena película de terror.

El aspecto visual de "Nine Miles Down" también es remarcable, causando ya una muy buena sensación desde sus trabajados créditos iniciales, y aunque no estamos ante un filme con demasiados excesos, si que destacan sobremanera los fantásticos y efectivos maquillajes de los cuales hace gala en todo momento y que ponen los pelos de punta, mas potenciados si cabe gracias a la gran credibilidad de la cual goza la historia. La banda sonora así mismo, sin ser demasiado ostentosa, también pone su granito de arena y contribuye a este "todo" tan perturbador.

Conclusión, "Nine Miles Down" es un buen ejemplo de lo que debe ser el "terror psicológico", una juguetona y traviesa propuesta que nos invita a participar en esta particular "cita a ciegas" donde nada es lo que parece y donde los tópicos, aunque solo sea por una vez, resultan efectivos e incluso gratificantes. Utilizando un entorno extremo (como ya hemos visto últimamente en películas como "Vertige" o "Whiteout") a modo de cimientos y construyendo la historia a partir de un acertado guión y de unos personajes sólidos como pocas veces, Anthony Waller consigue crear una historia intrigante y terrorífica que nos mantendrá pegados a la pantalla sin remedio, deseosos de descubrir la verdad y de decirle a nuestra pareja (o acompañante en el peor de los casos): "...ves, te lo dije!".


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.