jueves, 24 de junio de 2010

Crítica: Paranormal Entity

Estos tipos de "The Asylum" no tienen remedio. Para quien no conozca las hazañas de este grupo de violadores del celuloide, deciros que se trata de una productora estadounidense especializada en "adaptar" grandes superproducciones cinematográficas al mercado DVD. El "modus operandi" de esta gente, es llevar al máximo exponente aquello tan ruin del "copia y pega" para intentar llenarse los bolsillos a costa del consumidor menos puesto en la materia. Por eso, las grandes superproducciones que plagian sin piedad alguna, son precedidas un par de semanas antes por su respectivo "clon" (y lo pongo entre comillas por que la calidad de este tipo de productos está mas cercana a la casposa "serie Z" que a la entrañable "serie B"), infectando el mercado doméstico de oportunismo barato.

La lista de películas que han recibido este afectuoso homenaje es larga, muy larga. Entre los títulos mas destacados de la productora, encontramos cosas como "I Am Omega" (particular versión de la película protagonizada por Will Smith con el infame Mark Dacascos al frente), "Snakes on a Train" (si "Serpientes en el Avión ya era mala, imaginaos esto), "Transmorphers" (la cual haría erizar el pelo púbico a la mismísima Megan Fox), "Alien Vs Hunter" (la cual precedió el estreno de AvP: Requiem") o la cinta que nos ocupa, "Paranormal Entity", la cual, como os podéis imaginar, rinde culto a la exitosa "Paranormal Activity".


El treintañero Shane Van Dyke, dirige, escribe y protagoniza "Paranormal Entity", un nuevo falso documental que retrata en esta ocasión, las miserias de la familia Finley, destrozada por la muerte del patriarca en un accidente de tráfico. Un día, Ellen, la madre, comienza según ella, a establecer comunicación con su difunto marido, pero no tardará mucho tiempo en darse cuenta de que lo que hay al otro lado, poco tiene que ver con el hombre que amó, mas cuando la entidad le confiesa las intenciones que tiene con respecto a Samantha, una de las hijas de la familia. A partir de este momento, madre e hijos serán testigos de una serie de extraños acontecimientos paranormales que irán en aumento con el paso del tiempo, lo que llevará a los Finley a ponerse en contacto con un experto en la materia para que les ayude y a Thomas, a comprarse una cámara de video para intentar captar todos estos fenómenos.

Los que hayáis visto "Paranormal Activity", reconoceréis fácilmente el guión, y es que la película del amigo Van Dyke es una copia descarada y sin remordimiento alguno de la cinta de Oren Peli (la cual por cierto, ya tiene lista su inevitable secuela), cambiando simplemente a los protagonistas y permitiéndose alguna que otra pequeña licencia. Por lo demás, la misma mierda. Y digo esto por que a mi, y a pesar del innegable éxito cosechado por "Paranormal Activity", esta me pareció un coñazo de dimensiones bíblicas, aburrida, artificial, y carente de la mas mínima capacidad de incomodar o producir miedo alguno. Por supuesto, todos estos hándicaps se mantienen intactos en este "copia y pega". Mucho mas lenta y aburrida (si cabe), con un montón de metraje de relleno, personificado en un cúmulo de grabaciones triviales que no aportan absolutamente nada a la historia, con unas interpretaciones mucho menos creíbles de lo que nos ofrecieron la pareja protagonista de "Paranormal Activity" y por supuesto, si ya habéis visto esta previamente, totalmente previsible, pues la gran mayoría de situaciones están servidas de forma exacta, quitándole así uno de los pocos puntos de interés que tenía la cinta de Oren Peli, la sorpresa.

Técnicamente, no hay excesivas diferencias entre una y otra, aquí la diferencia de presupuesto se disimula mucho mas que en otros títulos de "The Asylum", pues todo está grabado con "cámara domestica" y los efectos especiales brillan por su ausencia mas allá de alguna puerta que se cierra sola o de una sábana que se levanta sutilmente (con un hilo).

Conclusión, "Paranormal Entity" es un producto nauseabundo en su propia naturaleza, una copia barata (nunca mejor dicho) de una película que guste o no, ha nacido de la imaginación y de el esfuerzo de alguien (¿donde queda aquí todo aquel royo de los derechos de autor?) con el único objetivo de sacar dinerito fácil a costa del consumidor mas confiado, que pasa por delante de un kiosco y ve la película de moda que arrasa en las taquillas, en formato DVD y por el módico precio de diez euros.

Dicho esto, y partiendo de la base de que "Paranormal Activity" me gustó mas bien poco (el tema este del falso documental me parece muy bien, siempre y cuando tenga una buena historia en la que apoyarse. Véase "La Cuarta Fase"), también diré que si tengo que elegir entre una y otra, y siempre en el supuesto de no haber visto la original, me quedo con "Paranormal Entity", pues aunque resulta igual de aburrida que su hermana mayor, por lo menos destila cierto toque depresivo, una mayor dosis de mal royo y algún momento un poquito mas pasado de rosca. Lástima que el forzado clima de terror (que alguien me explique por que diablos no abren las luces de la casa o se empeñan en dormir solos en habitaciones separadas) conseguido a duras penas a lo largo del filme, se desperdicie en un abrupto, incoherente y caótico final de dos minutos.


1 comentarios:

Gabriel David dijo...

es una puta mierda con perdon de la palabra, menuda castaña.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.