viernes, 23 de julio de 2010

Crítica: The New Daughter

Si hay un actor del Hollywood mas pomposo que siempre ha contado con mis simpatías, ese es sin duda Kevin Costner, tanto en aquella época donde alcanzó su cima de popularidad y era considerado como una de las estrellas mas brillantes del firmamento, las mujeres caín rendidas a sus pies, y protagonizaba peliculones como "Silverado", "Los Intocables" o "Bailando con Lobos", como en su posterior etapa de supuesto actor de segunda cuando al amigo le dio por aparecer en producciones un tanto menos agraciadas, tocando fondo en el momento que se pasó al lado oscuro con un par de cintas fantásticas (repudiadas por la crítica y que a mi por cierto, me encantaron) como "Mensajero del Futuro" y "Waterworld". Así que como comprenderéis, la posibilidad de volver a ver al bueno de Costner en la gran pantalla y para colmo, al frente de un filme de terror, era una ocasión que un servidor no podía desperdiciar.

"The New Daughter" es el nombre de la criatura, la cual por cierto guarda un par de interesantes conexiones con el cine hispánico, no en vano, el capitán de navío que se encuentra detrás de este thriller sobrenatural no es otro que el Donostiarra Luis Berdejo, quien tiene ya a sus espaldas una exitosa carrera como guionista en nuestro país, con películas como "Cuento de navidad", "REC" y su respectivo remake americano "Quarantine" o "Imago Mortis", siendo "The New Daughter" su debut en la dirección. A sus ordenes, a parte del citado Kevin Costner, cuenta con una joven actriz española, Ivana Baquero, mas conocida como Ofelia, aquella niña que jugaba a ser princesa en ese delicioso cuento de hadas oscuro que alumbró Guillermo del Toro llamado "El Laberinto del Fauno".


"The New Daughter", basada en la novela de John Connolly, "Daughter", y con guión escrito por John Travis ("The Haunting of Molley Hartley"), no aboga precisamente por la originalidad, la historia gira entorno a un escritor que después de ser abandonado por su esposa y quedarse a cargo de sus dos hijos, un niño de corta edad y una adolescente, decide mudarse a una solitaria casa en las afueras de una tranquila localidad donde poder proseguir con la escritura de su nueva novela. Una vez allí, Louisa, la hija mayor, comenzará a comportarse de un modo extraño a raíz del descubrimiento en un terreno cercano a la casa, de un misterioso montículo que ejercerá una extraña atracción sobre ella. A partir de ese momento, John tendrá que intentar descubrir el oscuro pasado que esconde la casa para mantener a salvo a sus hijos.

Típica producción americana de casa embrujada (véase "Exorcismo en Connecticut" o "The Messengers") a la cual ni me habría acercado de no ser por la presencia de Costner, pero que una vez metidos en faena, tengo que decir que se aleja bastante de las mencionadas, dejando de lado el tema de los fantasmitas y del susto fácil, para centrarse en una historia que sobretodo, nos habla sobre la difícil situación por la que pasa un inexperto padre cuando tiene que hacerse cargo de sus dos hijos y comenzar una nueva vida junto a ellos. Esta premisa es la base de la trama, luego a partir de ahí, se van añadiendo toda una colección de elementos básicos del cine de terror como mascotas que desaparecen, cambios de personalidad con guiños a posesión, ruidos extraños por la noche, una macabra historia del pasado que se esconde detrás de la casa, etc... Todo ello para dar vida a una de esas películas de "terror familiar" (véase "Expediente 39", "El Orfanato", "La Huérfana"...) que están pensadas para el disfrute tanto de adeptos, como de profanos del género.

Lo mas destacable de la cinta y sin ánimo de ser pesado, es un mas que correcto Kevin Costner, ya entrado en años, al que el papel le viene ni que pintado. Lejos quedan los tiempos de hombre de acción, y ahora, detrás de las arrugas y la papada, se esconde el Costner mas humano, quien no solo tendrá que enfrentarse a fuerzas maléficas, sino a algo mucho mas peligroso, una hija adolescente que pondrá constantemente a prueba sus aun inexpertas capacidades como padre. Costner, aunque sin muchos alardes, consigue cargar sobre sus espaldas el peso de la cinta, bien secundado por los jóvenes Gattlin Griffith e Ivana Baquero.

Entre los tres, mas la compañía de fondo de una efectiva banda sonora, crean el escenario perfecto para que sucedan todo tipo de extrañas y tópicas situaciones que van aumentando los niveles de tensión de la historia de manera progresiva, siempre desde el prisma del misterio y no de los efectos especiales, hasta llegar eso si, a un sorprendente tramo final, que se sale bastante de lo que yo entiendo por "terror familiar" y se adentra en los terrenos del terror mas purista, que seguro dejará descolocado a mas de uno por su total cambio de registro y su mala leche.

Conclusión, "The New Daughter" es una propuesta que no aporta nada nuevo y que se nutre de repetir la fórmula de la típica casa embrujada, aunque por lo menos tiene la delicadeza de evitar en la manera de lo posible, muchos de sus tópicos y sobretodo, los tediosos fantasmitas de turno, para centrarse en una historia mucho mas humana y cercana, utilizando los elementos fantásticos a cuentagotas y dejándolo casi todo en manos del tándem Costner-Baquero, quienes a pesar de lo previsible de muchas de las situaciones y del eminente ritmo lento, consiguen mantener encendida la llama de interés del espectador (sobretodo el de las madres, consumidoras tipo del "terror familiar") y que incluso, se permite el lujo de ofrecer una parte final que se sale completamente del guión preestablecido, donde Luis Berdejo pone nombre y apellidos a las fuerzas malignas y le da un arma al bueno de Kevin Costner para que rememore sus tiempos de "Silverado" y "Open Range". Divertido fín de fiesta para una película que sin destacar especialmente en nada, se deja ver sin problemas por un amplio abanico de público. Grande Costner.




4 comentarios:

Demián Moretto dijo...

Muy mala esta peli, muy mala. Llena de clichés, lenta y lo peor de todo son los efectos. Esos "humanoides" dejan mucho que desear. La verdad, un desastre. Me gustó la actuación de Ivana Baquero. Costner, correcto pero hasta ahí no más.

Carlos dijo...

excelentes actuaciones y muy buena pelicula con un final para morirse, no entiendo la mala critica que le hacen a esta peli para mi muy recomendable.

Anónimo dijo...

Esta pelicula es un total desastre.

El Rector dijo...

Demián, a los puntos fuertes que comentas, añadir el final, que si me pareció muy macabro teniendo en cuenta la naturaleza del filme.

Carlos, a nivel técnico, no es una mala película. Pero no aporta nada nuevo y está plagada de clichés. Hay infinidad de propuestas similares por ahí, mucho menos publicitadas e igual o más válidas.

Anónimo, tiene sus cosas salvables. Desastres más gordos se han visto en la gran pantalla y fuera de ella.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.