viernes, 8 de julio de 2011

Crítica: Scream 4

Vuelve uno de los maestros del cine de terror, -para mí no llega a tal categoría, aunque sí debo reconocer que es pieza fundamental del cine de terror de las últimas décadas-, con una nueva entrega de su más rentable saga (con permiso de Freddy Krueger).

La apertura de este nuevo festival de muerte y referencias cinéfilas al género de terror tiene lugar con un gozoso comienzo que hará las delicias de cualquier aficionado a la saga ‘Scream’ (‘Scream’, 1996, ‘Scream 2’, 1997 y ‘Scream 3’, 2000, -todas dirigidas por Wes Craven-), una saga que ahora se completa con esta nueva vuelta de tuerca al género. Una obra de amor realizada con mucho cariño por un amante del cine en general, pero sobre todo, y muy particularmente, del cine de terror.

La última película de Wes Craven no es ninguna obra maestra, ni marcará un antes y un después en la Historia del Cine (ni siquiera lo hará en el género de terror –tampoco en el subgénero “slasher”-), pero hará pasar un buen (mal) rato a todo aficionado al cine de género que decida darle una oportunidad.

Muertes, humor –muy negro-, caras conocidas –otras no tanto-, violencia, giros (muy) inesperados –otros no tanto-, cinefagia, y una total falta de respeto hacia los trabajados y bonitos cuerpos de jóvenes y jovencitas de buen ver.

Otras obras del director: ‘Pesadilla en Elm Street’ (‘A Nightmare on Elm Street’, Wes Craven, 1984) está considerada su obra maestra, sin embargo, yo me quedo con su maravillosa y deliciosamente maquiavélica ‘La última casa a la izquierda’ (‘The Last House on the Left’, Wes Craven, 1972), su primera película como director. Rodada sin apenas medios pero con una fuerza y vitalidad a prueba de bombas, en esta cinta el director ya aunaba terror y comedia de manera exitosa, dos géneros a priori tan dispares pero que en manos de Craven se conjugan de manera armoniosa. Una jugada que Craven repetiría en numerosas ocasiones y que tendría su máximo exponente en la exitosa saga del asesino “munchiano” y cinéfago adicto a los cuchillos grandes.

In: interesará a los seguidores de la saga ‘Scream’, de las películas de terror, del “gore”, y por supuesto, del director Wes Craven.

Out: no interesará al resto.

Lo que más me ha gustado: poder comprobar cómo una cinta que tiene un 4 en su título no solo no aburre, sino que además entretiene y divierte a partes iguales. También me quedo con los asesinatos, -hay algunos bastante salvajes- y con ese rocambolesco inicio meta-cinéfilo/cinéfago.

Lo que menos me ha gustado: gran parte del reparto resulta anodino e insulso.

7 comentarios:

El Rector dijo...

Debo de ser de los pocos que aun no la han visto y de los poquísimos, a quien no le interesa lo mas mínimo verla, me aburrí demasiado con las dos secuelas anteriores... pero bueno, esta tiene pinta de tirar ya de forma descarada hacia la comedia, así que igual me animo un día de estos.

"La Última Casa a la Izquierda" es una de las mejores películas de terror de todos los tiempos y sin duda lo mejor de Craven, pero Freddy, es Freddy...

dawny90 dijo...

Tira a la comedia de forma más que descarada... casi puede confundirse con alguna "Scary Movie". Y aún así, me gustó bastante (la ví en el cine, que eso siempre ayuda). Mejor que la segunda y mucho mejor que la tercera -a mi parecer-.

Lestat dijo...

Al igual que a ti me gusto mucho el principio de la película, y completa no esta mas. Solo le quitaría las partes de "comedia" que no dan ni puta gracia.
Estoy de acuerdo en lo de Craven y "The Last House on the Left", logro muchísimo con tan escaso presupuesto, pero aun así no pude evitar la mueca de dolor al pasarla por encima de "A Nightmare on Elm Street".

El Rector dijo...

Pues a mi me da que si le quitas las partes cómicas, poco mas tiene que ofrecer esta nueva entrega. Lo que apunta dawny90 (hola dawny) sobre "Scary Movie", es justo la impresión que tuve cuando vi el trailer, salvando las distancias claro.

Y Lestat, al amigo José habría que romperle (metafóricamente) las piernas por semejante afirmación... eso si, las manos hay que dejárselas intactas, jeje.

Venga va, este finde me armo con un par, y me trago "Confessions" y "Scream 4", como los hombres...

Lestat dijo...

El problema que encontré con las partes graciosas es que usualmente dañaban una parte buenísima. Pero bueno, tal vez fue solo mi impresión.

El Rector dijo...

A mi, alguien tendrá que explicarme algún día donde diablos reside la gracia de esta saga, por que mira que la busco y la busco y nada. Esta cuarta parte? pues mas de lo mismo. Chicos y chicas guapas, Neve Campbell en el mismo e irritante papel de siempre, Courteny Cox tres cuartos de lo mismo (aunque muy desmejorada), un puñado de muertes sin puñetera gracia, otros tantos chistes que tres cuartos de lo mismo y un desenlace tan absurdo y retorcido como de costumbre.

Lo único que me gustó fue el prólogo, que es bastante cachondo y el personaje que interpreta la chica de Heroes, que se sale algo de lo habitual. A ver cuando el señor Craven deja de preocuparse por hacer dinero, y decide volver a hacer cine.

Juanjo dijo...

No sé si la preocupación de Craven son los dineros, pues de ser así habría filmado todas las pesadillas de Freddy y más. De hecho, filmó la pesadilla final que como película de terror era regulera pero algo onírica.
A lo que voy, yo pienso que este tío es como Romero, que cuando siente que tiene algo que contar es cuando le pica y hace la película. De hecho Scream 3 se supone que nunca debió ser rodada. Craven nunca estuvo muy a favor de crear la saga y alargarla. Y sí, los protas han envejecido.
La introducción de Scream4 me parece cachonda pero me marea un poco. En cuanto a las muertes, pues no son novedosas (lo interesante de la saga es la mitomanía que se reinventa). No me parece que Wes Craven pensara en reflotar la franquicia, pues todo el nuevo elenco muere salvo la ayudante del sheriff. Creo que es un intencionado falso reboot. (Los reboots estaban de moda entonces) seguramente se vendió a los productores como reboot, pero la motivación verdadera de ghostface y la frase final de Sidney le dan patadas al concepto de reboot (no jodas al original). Tiene más que ver con una crítica contra él desde dentro y contra la cultura del famoso. Es lo que más me gustó de esta película.
Como película de terror es entretenida una nochecita de verano pero dudo que tuviera la pretensión de crear leyenda. Por eso lo comparó con las pelos de zombis de George A Romero, que siempre contaba que quería contar una historia más allá de la de miedo de zombies (y análogamente, no se ha inflado a hacer películas del tema en plan comercial, sino cuando le ha salido del papo)

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.