sábado, 10 de septiembre de 2011

Crítica: Gothic and Lolita Psycho

Te encuentras en tu casa encerrado un viernes sin mucho que hacer y cerca de la medianoche te da por ver una película. A esta hora y acompañado por una buena dosis de cansancio, solo quieres ver algo simple, donde no tengas que pensar mucho y donde el entretenimiento no falte. Con esto dicho, lo más sensato es recurrir al cine splatter-gore japonés, el cual ofrece exactamente esto, una historia simple y sin mucha profundidad, que solo esta ahí para justificar los ríos de sangre que de forma inevitable correrán por tu pantalla. Este género, se ha vuelto muy popular en el cine japonés recientemente, y se caracteriza por lo antes mencionado, además su corta duración y generalmente, por contar con un presupuesto ajustado. Esto no necesariamente significa que la producción será mala, pero tampoco puedes esperar la profundidad ni la calidad de películas como la también japonesa "Confessions" (la cual jamás me cansaré de citar).

“Gothic and Lolita Psycho” cuenta con todos los elementos del cine splatter-gore japonés (ya vistos en trabajos como “Robogeisha”, “Tokyo Gore Police”, etc…). Su guión es simple y poco profundo, la cual nos cuenta la historia de Yuki, cuya madre fue brutalmente asesinada ante sus ojos por un grupo de desconocidos y a su padre lo dejan a merced de una silla de ruedas para el resto de su vida. Yuki desde entonces se ha concentrado en vengarse de los responsables, hasta que finalmente le llega el momento, y lo hace con un atuendo gótico muy peculiar y como arma predilecta para su “vendetta” particular, utiliza sombrillas tuneadas con diferentes armas mortales, también al estilo gótico. Pronto le tocará descubrir la motivación detrás del asesinato de su madre y su oscuro secreto.

Los argumentos de la película no brillan por su originalidad ni por su genialidad, pero sirven para justificar la violencia que Yuki desata, que al final del día, es para lo que vinimos. Las escenas de acción compensan por las actuaciones y diálogos (que generalmente flojean y hasta colindan con lo aburrido), donde la sangre emana a borbotones de cada extremidad cercenada y las coreografías de artes marciales resultan decentes en su mayoría. Yuki es interpretada por Rina Akiyama, quien hace unos años ganó el premio al mejor trasero japonés (grandioso dato este), pero no os hagáis ilusiones, ya que, al parecer, el director Go Ohara no quiso sacar provecho de dicho detalle. Ohara solo mueve su producción alrededor de la violencia gratuita y los chorros de sangre, rehuyendo del erotismo de otros títulos similares como “Cruel Restaurant” o en mucha mayor medida, “Fashion Hell”.

“Gothic and Lolita Psycho” resulta en una producción muy entretenida, plagada de violencia, secuencias de artes marciales y, como ya he hecho énfasis, mucha pero que mucha sangre. Acompañada de unos pequeños toques de humor y mucha creatividad, esta película propicia un buen rato de entretenimiento. Cumple con todas las características del cine splatter-gore japonés y nos brinda un amplio abanico escenas de este tipo. Nada mal para una noche en la que los buenos planes, brillan por su ausencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.