jueves, 18 de abril de 2019

Crítica: The Silence

Querido lector, ¿gusta usted de un buen cóctel? Por motivos personales yo siempre prefiero los de fruta sin alcohol, preferiblemente que mezcle algún gusto cítrico en contraste con un gusto suave tipo plátano o fresa. Algo ya conocido pero recombinado para que suponga una sensación diferente para mis papilas gustativas y que, a la par, no sea empalagoso y no me deje consecuencias en el ánimo ni el cuerpo.


“El hecho de que la obra magna de este dúo de guionistas sea Atrapados en  Chernobyl habla a las claras de las expectativas con las que tenemos que encarar este producto”


Si la respuesta es “sí”, “The Silence” es vuestra película, porque a fe que tan solo os aportará uno, quizá dos elementos emotivos de muy escasa impronta futura, una originalidad inspirada/plagiada de unas cuantas películas de género recientes, y elementos de terror tirando a nulos. Pero aún así le puedo encontrar puntos de interés muy claros y, sabedores los autores de esta película que se están moviendo en el terreno de la serie B con actores de una producción de primer orden, debo decir que en su propia conciencia de producto vergonzosamente exploitation encontramos las mayores fortalezas de “The Silence”.  

Empecemos por lo malo: Argumentalmente, la desvergüenza es total y absoluta. Los hermanos Van Dyke, nietísimos del inolvidable actor de “Mary Poppins” entre otros clásicos Dick Van Dyke, adaptan un libro de Tim Lebbon fusilando planos enteros del “Piranha” de Alexandre Aja, “A Quiet Place” de J.Krasinski,  “The Mist” de Darabont e incluso si me apuras de la muy regulera “The Bird Box”, también producida por Netflix. Si siguiera con la lista de referencias podría seguir con un artículo entero, pero creo que todos captamos la idea. El hecho de que la obra magna de este dúo de guionistas sea “Atrapados en  Chernobyl” habla a las claras de las expectativas con las que tenemos que encarar este producto, y en cuanto a efectos especiales la cosa no desentona.  


“Las localizaciones son treméndamente escasas y pobres, y el apocalipsis que se describe sabemos que ocurre por 4 cadáveres mal contados”


Los bichejos protagonistas de la función, los “véspidos”, son el producto de una relación sexual bizarra entre el monstruo de “La Caverna Maldita” (2005)  y los peces cabrones de la película de Aja, con las criaturas de “Pitch Black” (2000) pillando cacho con disimulo. Invito al lector a echarles un ojo a este bicherío de imaginarse una orgía demencial entre monstruos alados de 100 y pico kilos con pirañas de metro, y ya tenemos todo el terror que falta en la película. De hecho, su origen y aspecto es tan clavadito que a mi no me cabe duda ni de su filiación ni de la durísima caradura de los firmantes del guión de este artefacto.

En cuanto a su representación, es donde más se nota la falta de dinero. Los monstruos en CGI lucen falsos falsos, y en el momento en que devoran a alguien fuera de plano lucen tan asombrosamente artificiales que uno no se puede tomar en serio la película ni queriendo. Las localizaciones son treméndamente escasas y pobres, y el apocalipsis que se describe sabemos que ocurre por 4 cadáveres mal contados semidevorados por el suelo y videos en youtube de la horda CGI volando por el cielo. Mención especial en las escenas de pueblo desierto con todo el bicherío digital colgando de los cables del teléfono y la música intentando invocar el espíritu de “Los Pájaros” de Hitchcock una y otra y otra vez, o la escena en una farmacia que  sodomiza sin miramientos cierta parte de “The Mist”. Claro que sí muchachos!  


“Kiernan Shipka se carga la película a sus espaldas y la defiende como una leona con una interpretación que está  muy por encima de la obra”


Con todo se preguntarán: ¿Por qué no le doy un suspenso como una casa? Pues por varios motivos. Uno, porque el director John R.Leonetti, colaborador habitual de James Wan, quieras que no sabe mínimamente como y donde poner una cámara. Ojo, no estoy diciendo que el director de cosas como “Mortal Kombat: Aniquilación” (1997) , “El Efecto Mariposa 2” (2006) o la más que regulera “Annabelle” (2014) sea Stanley Kubrick, pero sabe que lo mejor que tiene en esta película son sus actores, y se aprovecha de ello.

Kiernan Shipka se carga la película a sus espaldas y la defiende como una leona con una interpretación que está  muy por encima de la obra a la que defiende, y tanto Stanley Tucci como Miranda Otto consiguen hacer creíbles una película en la que ellos tres están en pantalla el 90% del metraje. Ellos tres destacan por encima del escaso reparto, y consiguen entre la correcta (y sufrida) dirección de Leonetti y su propio trabajo el levantar un show que, sin ningún tipo de pudor, les aseguro que sin estos elementos nos encontraríamos ante una producción de The Asylum para los domingos por la tarde.   Y el último motivo para ver “The Silence” es muy, muy personal….   Que narices: salen bichos que comen personas. Let’s Rock!  

Lo mejor: El trío actoral antes mencionado. La lucha de Leonetti contra la economía de medios. Localizar los plagios/homenajes y su absoluta falta de pudor. Cierta escena con móviles hacia el último acto que a mi me provocó el descojone padre.  

Lo peor: Los efectos especiales, la excesiva duración, los plagios/homenajes  y todo el aroma de serie Z de un producto que no cae en el bodrio absoluto por milímetros.


7 comentarios:

El Rector dijo...

Yo aquí si debo discrepar enérgicamente, jeje. Y no digo que "The Silence" invente nada o sea una película que destaque especialmente en ningún aspecto. Pero yo en su escasa hora y media, me lo ha pasado la mar de bien, me parece una propuesta entretenida, mucho mejor rodada de los esperado viniendo de quien viene (Netflix ya obró el milagro con Flanagan y vuelve a hacerlo con Leonetti). muy bien interpretada (Sabrina empieza a ser todo un sello de garantía y aquí está muy bien secundada por el solvente reparto), con algunas situaciones de tensión pese a que no tengan mucho de original y unos efectos especiales, que a mi en general me han gustado bastante y que desde luego, poco tienen que envidiar a los de las películas citadas (que ahora va a parecer que los monstruos de la estupenda "Un Lugar Tranquilo" eran la repanocha...).

En mi opinión, creo que esta es una película de bien alto en todos sus aspectos, que entiendo que es lo que se le debe de pedir a una serie B de monstruos. Yo al menos. De verdad, si The Asylum ha rodado algo minimamente parecido en calidad cinematográfica a esto, me encantaría que me lo recomendases Artorius, porque desde luego yo, me lo he perdido.

No lo digo por ti, que leyendo otras opiniones se que no es tu caso, pero esta tendencia (vaya usted a saber la razón) de criticar por sistema todo lo que produce Netflix, está comenzando a generar situaciones que rozan lo cómico.

Saludos.

Art0rius dijo...

Efectivamente Rector, los monstruos de "Un lugar..." no eran la repanocha, pero utilizaban la formula ancestral de no enseñar mucho al bicho en estático salvo en el tramo final en que el CGI canta lo suyo. En esta se deleitan con primeros planos que dan fe de que estamos ante una serie B tirando a C, y cuando atacan a sus victimas joder, es que hasta se pixela en algunos momentos (ataque a la anciana armada p.ej.)
A mi no me ha parecido una serie B honrada debido a sus tremendos plagios, de ahí que me niegue a darle un aprobado. Pero tiene sus puntos fuertes así que no la calificaría como bodrio total pero si irritante en muchos momentos.
En cuanto a tu reto sobre the Asylum...Pues creo que te voy a contestar en mi próximo correo/crítica jeje. Black Summer, pese a su condición de miniserie, es igual y netamente superior a esta The Silence, al menos bajo mi punto de vista.

Y sobre la psicología de los haters de Netflix o de cualquier productora lo siento pero no pienso malgastar ni una sola linea en el tema. Intentar polemizar sobre los vertederos emocionales en que se han convertido determinados temas me parece un ejercicio tan productivo como darse cabezazos contra una pared y esperar que no te duela.

Missterror dijo...

Vista por fin y mucho más cercana a tu posición, Art0rius que a la del Rector. Yo tampoco aprobaría a "The Silence" aunque no tanto por lo que mencionas sobre efectos digitales, que la verdad es que tampoco considero que sean tan tan malos, sino por la pérdida del norte de la historia llegado a cierto punto donde el señor Leonetti tiene a bien mostrarnos no qué secta de tarados que no tiene ni pies ni cabeza y que se carga todo lo que una monster movie intenta conseguir. En ese punto yo desconecté por completo. Era como ver dos películas que no tienen nada que ver grabadas una encima de otra de manera poco acertada.

Al menos coincidimos todos en que el casting cumple con creces...Por lo demás, olvidable en casi todos sus apartados.

Saludos.

Art0rius dijo...

Missterror: El quiebro al final de la historia es, como tú bien dices, un corte de ritmo brutal. Aparte que la argumentación de la secta y sus acciones son un contrasentido que no hay por donde cogerlo. Pero en fin, espero que los actores hayan llenado su chequera (un poco al menos), porque es el único motivo por el que no me he cebado más con este pastiche.

Jesús Haro dijo...

La película se deja ver porque es silenciosa y te echas unas siestas que no veas.

El guión es soso y a pesar de la falta de diálogos y por tanto de buenas conversaciones el talento no deriva a otras partes de la historia.

Muy poco creíble y además demasiado usado, se recurre a salir del hogar hacia ninguna parte ante un peligro desconocido.

Cuando llueve, nieva o hay altercados nos quedamos en casa. Nos encanta ponernos una peli y ver que afuera cae un chaparrón. Nos encanta escondernos bajo las sábanas cuando hay una tormenta en el exterior. No salimos de casa. Nuestra casa es nuestro refugio. La conocemos, cada rincón, y tenemos todo lo necesario para aguantar. Si tenemos que perecer en ella, mejor que en ninguna parte.

El drama de la guerra para los pobres es que no tenemos nada más al irnos de nuestro hogar. Y lo que nos espera no sabemos bien bien hasta que punto será mejor. Me pongo en el lugar de aquellas personas que lo han vivido o que lo vivieron.

Este film de Netflix tiene una impecable planificación, buena fotografía y gran casting. El guión es horrible. Las amenazas, después de los bichos, un tostón.

Me gustaría ver un film donde uno se queda en su bloque, tiene todo el edificio para sí, porque los demás son tan gilipollas que se han largado y como éste individuo con pareja y un perro o solo con su perro o con su familia o con amigos, compañeros, se las arregla para coger agua de la lluvia, para administrar los alimentos, para divertirse y para fortificar su bloque y su calle ante las amenazas. Para ello se necesita a buenos guionistas que creen situaciones divertidas, que de esto va el cine.

Si no sabes que decir, ni se te ocurra hacer un film silencioso, porque el cine es espectáculo. A ver si este comentario la lee alguien que conozca al dire y se lo hace llegar.

La actriz es la bruja Sabrina y hace una actuación correcta. Interpreta a una sorda, fértil y sorda. Se meten con ella en el colegio, por ser sorda. En las escuelas los hay tozudos.

Los bichos están bien recreados pero no asustan. Es mejor no saber demasiado del peligro, porque la imaginación del espectador es más poderosa y somos más divertidos que el director de la mejor película del mundo.

En resumen, la historia de una sorda y su familia ante unos monstruitos. La abuela fuma y hay toques de romance internauta.





Sergio Sara Diaz dijo...

Siendo sinceros sentí algo de vergüenza ajena por tremendos actores en una película con un guion tan malo subiéndose todo a los hombros y el guión metiéndole zancadillas.

Cosas que rozan lo estúpido como "joder no hay que hacer ruido!!, vamos a irnos en carro (que hace ruido) y llevarnos al perro (que hace ruido) pero no hay que ponerle bozal (para que ladre como descocido) y nos coman a todos!" y demás decisiones que madre mía, no hay que ser genio pero ya abusan.

La comparación con Pitch Black cae por si sola pero el guionista se debió morir de la vergüenza al enterarse de tal comparación. "Planeta desértico que cuando llueve y hay oscuridad total salen criaturas inmensas y rápidas que te hacen cagar. Aquí todo es de día y la solución es prender la trituradora de madera y problema resuelto, ni al servicio de inteligencia se le ocurrió.

Y ni mencionar la parte final de la secta, ni en el post-apocalíptico madmax vi de esas y aquí solo pasó un día!!

Se que a veces uno tiene fe en las películas (o necesitan $$$$) pero leer el guión de vez en cuando no mata, aunque para estrellas en ascenso como Kiernan es una oportunidad para brillar entre tanto sinsentido.

Se agradece igual la película a veces de experimentos como estos sale algo bueno, aunque este no sea el caso. saludos!

Art0rius dijo...

Jesus: Si el sentido común reinase en las películas de terror, tendriamos mucha menos diversión en nuestras vidas. Aunque como bien dices en este caso da para preocuparse del nivel cognitivo de todos los humanos que salen en la película. Si quieres una peli como la que describes, te recomiendo "La nuit a dévoré le monde", en el que el prota se atrinchera alegremente en un bloque parisino en el enesimo apocalipsis zombie y que está entretenida.
Una maratón entre esta y Un Lugar Tranquilo da para una gran siesta, aunque la segunda le da como mil patadas a esta.

Sergio: Efectivamente, hay que comer. Pero es que al bueno de Tucci y a Miranda Otto no hago más que verlos metidos en fregados artisticamente la mar de cuestionables. En 24 horas la gente delira y se convierte en locos violadores...no quiero ver lo que puede pasar de ahí a año nuevo. Guionazo!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.