lunes, 21 de octubre de 2019

Crítica: The Odd Family: Zombie On Sale

Amplia ha sido este año la propuesta de cine zombie en el festival de Sitges, subgénero que sigue facturando año tras año una importante cantidad de títulos pese a que en muchas ocasiones, se limiten a repetir una y otra vez la misma desgastada fórmula. La comedia zombie suele moverse también en esa misma tesitura y suele ser complicado encontrar películas que realmente destaquen sobre la media. En medio de este panorama un tanto desolador, el cine asiático parece haberse convertido en un pequeño oasis para este tipo de cine, atesorando una frescura que parece se le resiste, por lo general, al resto de producciones llegadas desde el resto de latitudes. La sur-coreana “The Odd Family: Zombie On Sale”, ópera prima de Lee Min-jae es un nuevo ejemplo de ello.


“The Odd Family: Zombie on Sale viene a ocupar el rol que el año pasado desempeñó otra cinta asiática: One Cut of the Dead”


En un año en el que los aficionados a las zombedias hemos tenido la buena noticia de una película tan singular (y como suele ocurrir en estas ocasiones, también incomprendida por el aficionado más conservador) como “Los Muertos No Mueren” (“The Dead Don't Die”, Jim Jarmusch, 2019) y en el que también hemos tenido oportunidad de disfrutar con algo tan entrañable como “Little Monsters” (Abe Forsythe, 2019) dentro del propio marco del festival, ya deberíamos darlo por amortizado, pero este 2019 aun nos tenía deparada una última e inesperada sorpresa.

“The Odd Family: Zombie on Sale” viene a ocupar el rol que el año pasado desempeñó otra cinta asiática: “One Cut of the Dead” (Shin'ichiro Ueda, 2017), el de gran revelación en la enésima demostración por parte del cine asiático de que si bien en el ámbito de los fantasmas (véase como triste demostración la bochornosa última e infame entrega de la saga “Ringu” que también se ha podido sufrir en este Sitges 2019) ya poco o nada nuevo tienen que aportar, en lo que se refiere a los muertos vivientes están un escalón por encima del resto. “One Cut of the Dead” demostró que ni mucho menos está todo dicho o inventado, que pese a lo que pueda parecer, siempre hay margen para sorprender al espectador cuando existe realmente un interés por parte de los realizadores de explorar nuevos horizontes y salirse un poco de la linea editorial preestablecida.


“el director construye un personal universo repleto de lugares comunes que incluso el espectador occidental sabrá reconocer”


Lee Min-jae nos propone una comedia irreverente que sabe reírse, desde el respeto y un palpable cariño, de todos los tópicos del género. Si la película de Ueda basaba buena parte de su encanto en su sorprendente giro argumental, Lee Min-jae apuesta por reciclar alguna idea clásica como puede ser la del zombie re-educable que ya expuso en su día aunque en otros términos, el desaparecido George A. Romero en su obra maestra “El Día de los Muertos” (1985) o Andrew Currie en “Fido” (2006) y llevarla a un contexto muy concreto para poder desarrollar las ideas que le interesan.

Será este entrañable paciente cero, con el que el espectador empatizará desde el minuto uno, el perfecto pretexto para trazar un ácido y certero dibujo sobre algunos de los rasgos más miserables del ser humano, en este caso, en el seno de una familia que habita en una zonal rural de corea. Dentro de dicho ecosistema, el rural, el director construye un personal universo repleto de lugares comunes que incluso el espectador occidental sabrá reconocer. Y siempre con la amenaza del estallido zombie como telón de fondo, irá desnudando con sumo ingenio todas las miserias de la familia y el impacto que las acciones de esta tendrán sobre la comunidad, dando rienda suelta a un sinfín de surrealistas situaciones a cual más disparatada que rebosan frescura e imaginación, haciendo de esta “The Odd Family: Zombie On Sale” una película que va más allá de la típica propuesta simpática para destaparse como una cinta hilarante que no solo busca ganarse la sonrisa cómplice del público, también alguna que otra gotita de orín en los calzones, secuela directa de una risa tan adictiva como incontrolable.


“el filme no se olvida en ningún momento de la importancia que tienen los muertos vivientes en la ecuación y pone toda la carne en el asador llegado el momento”


El divertidísimo guion se construye además sobre un notable apartado técnico tal y como nos suele tener acostumbrados este tipo de producciones asiáticas en el cual destaca sobremanera una detallista fotografía que mima hasta el último detalle del paisaje rural, así como unas solidas y convincentes interpretaciones que consiguen construir una colección de personajes grotescos tan marca de la casa que es imposible que uno no termine por encapricharse de todos ellos.

Y dentro de toda esta locura, del festival de gags y situaciones imposibles, un terror zombie que se va gestando a fuego lento hasta la eyaculación final, saliendo a relucir otra de las grandes virtudes de la película (del cine asiático en general), su capacidad por hacer que diferentes géneros compartan espacio. “The Odd Family: Zombie On Sale” sabe introducir algunos elementos dramáticos e incluso del terror más neutro en la acción sin que esto se torne artificioso en ningún momento y lo hace con una naturalidad pasmosa que sacude al espectador una y otra vez, zarandeándolo de la carcajada al drama y al terror (el filme no se olvida en ningún momento de la importancia que tienen los muertos vivientes en la ecuación y pone toda la carne en el asador llegado el momento, dando una buena muestra de músculo en el apartado de las caracterizaciones y algunos efectos especiales, sin ser una película especialmente gore), sin perder nunca de vista su característico tono naif, siempre que se lo propone. Y todo ello nos lleva a reconocer a la película de Lee Min-jae como una de las propuestas más divertidas del año así como cita obligada para cualquier amante del cine zombie. Sorpresón.

Lo mejor: La frescura y la originalidad de la gran mayoría de situaciones que plantea. El momento rave puede que sea lo más grande que se ha visto en años dentro de este género y su desenlace, rubrica perfecta para un filme repleto de buenas ideas.

Lo peor: El público occidental puede perderse un tanto en la “ñoñería” de los pasajes más emotivos.


6 comentarios:

Missterror dijo...

Qué gratos recuerdos me trae esta crítica, Rector. Este año, tuve varias sorpresas súper agradables de pases a los que fui por descarte. "El Hoyo" fue la sorpresa sobresaliente y "The Odd Family" y "Extraordinary" fueron los sorpresones ultra mega divertidos que me encontré sin esperarme nada de esto. En el caso de "The Odd Family", la satisfacción fue aún más grande porque no soy nada fan de la comedia de zombies y aunque el humor rural siempre es bien, no tenía claro si la forma coreana de encararlo sería de mi agrado. NO solo fue de mi agrado sino que es de las pocas veces que he soltado carcajadas y aplausos de auténtico júbilo en el cine. Como dices, la escena de la rave es tan gloriosa que aún me muero de la risa. Esa manera de conjugar la ternura del zombie original, la mezquindad de la familia, las coles, el vecindario, la historia de amor y las patadas voladoras, me pareció sublime.
Yo también creo que es la "One ut of the dead" de este año. Tal cual.
Una historia con un guión que sabe rellenar todos los huecos, con mimo, con pasión y con mucha lucidez.
Ojalá pueda llegar a mucho más público pronto. Creo que sería una sorpresa para todos. En mi top 5 del festival.

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror, me temo que las posibilidades de que "The Odd family" se vea por aquí, en las condiciones que merece quiero decir, son bastante remotas. Pero bueno, "One Cut of the Dead", después de todo el ruido que hizo, terminó llegando a algunas salas (pocas) con un año de retraso...aquí a cines pues lo de siempre, la "Zombieland" de turno y mientras, este tipo de joyitas a verlas como buenamente se pueda.

Que tú te rías con una comedia de zombies… y asiática, debería ser digno de que utilizaran la frase como cita para publicitar la película, jaja!

Saludos.

P.D: Telita marinera también con "Extraordinary" :)

Andrea Catástrofe dijo...

Realmente las comedias de terror no me gustan, y en general me parece un subgénero complicado, ya que (habrá quien rompa el molde) su esencia es lo que las límita: no logran ser profundas o complejas, y por ende tienden a caer en lo absurdo y poco original, creo que es difícil hacer una buena comedia de terror y un poco más difícil cuando se le acompaña de zombis.

Un año con varias opciones dentro del género comedia/zombi, películas como la ya mencionada Little Monsters (me gustó mucho) o The Dead Don't Die (una decepción enorme), también One Cut of the Dead Spin-Off: In Hollywood (no me llama, con la primera fue suficiente), Yummy, Zombieland 2 (la comedia del público occidental), ... y claro The Odd Family: Zombie on Sale. Unas peores o mejore que otras, todas apuntan hacía direcciones diferentes... eso se agradece.

The Odd Family me parece una mezcla entre Warm Bodies (2013) (sí, esa con Nicholas Hoult) y The Quiet Family (1998) de Kim Jee-woon (director de I Saw The Devil), aunque más absurda y no por eso mala, me gustó más de lo que creí. Es divertida, tierna y rompe un poco las reglas del zombi.

Al principio no me convenció, tuve que poner de mi parte (y vaya que me esforcé) por que el humor al que recurre en primera instancia es muy bobo (como si parodiara las bobadas de un manga japonés), por suerte la química de los personajes saca al flote esta ñoñada, y cada personaje se va ganano nuestra simpatía con su personalidad, y a su manera, despertando interés por su futuro; y no sabes cómo, yo no sé cómo, me descubrí disfrutando mucho de esta película, incluso del final y el epílogo. Emocionándome, deseándoles suerte y negándome a creer la tragedia, cuando ésta los alcanza.

El Rector dijo...

Andrea, a mi la comedia de terror me gusta cuando está MUY bien hecha. Y esto por desgracia es algo que no suele darse muy a menudo, quedando buena parte de ellas relegadas a la poco seductora categoría de "película simpática" que pienso que es lo peor que se puede decir de una propuesta de este tipo. Si además como comentas, hay de por medio algo tan trillado como son los zombies, las probabilidades de éxito son ya casi utópicas. de ahí que tenga tanto mérito una película como esta, capaz de resultar no solo hilarante, también sorprendente por la originalidad y frescura de buena parte de las situaciones que propone.

El inicio es como comentas, un tanto "bobo" ya que el personaje del accidentado paciente cero condensa precisamente todo ese espíritu más jovial, por no decir tontorrón, del manga, pero superada la prueba de los primeros 15/20 minutos, los espectadores más pacientes se encontrarán con algo completamente inesperado y muy pero que muy divertido.

Con "Los Muertos no Mueren" me partes el corazón :(

Saludos.

Ninichan dijo...

Hola: Me divertí mucho con la película, me rei todo el tiempo, casi. Y la historia de amor me parecio super cute! y EL CONEJITO! me emociono que no se lo hayan comido ;O; más adorable imposible!! ♥ La vi de casualidad y no sé por qué me anime a verla... y me encnato tanto con las locuras y la economia de la familia nueva del zombie. XD El abuelo fue lo más!

El Rector dijo...

Ninichan, muy cute todo :) La verdad, suena a cuento chino (o coreano si quieres) que alguien pueda resistirse a una propuesta tan sumamente encantadora, divertida, fresca y entrañable como esta. Creo que tiene un poco de todo y para todos.

En ocasiones, los mejores hallazgos surgen de la casualidad. Yo te diré que la vi en Sitges casi por descarte y con cero expectativas e imagínate mi sorpresa.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.