jueves, 27 de agosto de 2020

Crítica: Door Lock

RONETTE PULASKI NOS HABLA SOBRE ESTA VERSIÓN COREANA DE "MIENTRAS DUERMES", BASADA EN EL MISMO GUIÓN DE ALBERTO MARINI


Uno de los miedos más generalizados es pensar que un extraño pueda entrar en nuestra casa. Ese pequeño espacio vital, aunque solo sea una habitación, es una necesidad indispensable para cualquier persona. Imaginarse a un extraño violando nuestra intimidad, husmeando nuestras pertenencias, probándose nuestra ropa, usando nuestro baño y durmiendo en nuestra cama, hace que ese pequeño mundo en el que creíamos estar a salvo se venga abajo. Esa es la sensación que tiene Kyung Min, la protagonista de "Door Lock" (“Doeorak”, 2018), cuando descubre que su cerradura electrónica ha sido forzada. Es a partir de ese momento cuando el miedo se apodera de ella y ya no se encuentra segura en ningún lugar. La situación empeora cuando una serie de asesinatos tienen lugar entre personas de su entorno.


"Door Lock es un thriller presentado como un remake coreano de Mientras Duermes (2011), la película protagonizada por Luís Tosar”


Uno de mis cuentos preferidos de Carver, "Neighbors", también toca este tema de una manera muy breve y sutil. En tan solo cinco o seis páginas Carver abre muchas posibilidades acerca de lo que se podría hacer en casa de nuestros vecinos, pero como es habitual en él, deja que seamos los lectores los que lo imaginemos. También en el cine la trama de “Door Lock” cuenta con muchos precedentes: desde la película de Carpenter, "Someone's whatching me!" (1978), en forma de thriller psicológico; pasando por "3-Iron" (2004), en la que Kim Ki-Duk de forma poética y alejada al género, nos muestra a un hombre que entra en casas ajenas (vacías) y se lava los dientes utilizando los cepillos de los propietarios y duerme sobre sus camas; hasta llegar a la más actual de todas, “Hogar” (2020) de Ángel y David Pastor con un gran Javier Gutiérrez, personaje que se resiste a abandonar la que era su lujosa vida en su anterior casa. Por citar algunos ejemplos.

"Door Lock " es un thriller presentado como un remake coreano de "Mientras Duermes" (2011), la película protagonizada por Luís Tosar y Marta Etura, que tan buena acogida tuvo. Es cierto que esta película coreana está basada en el mismo guion de Alberto Marini, pero yo diría que es más bien una revisión, porque el argumento se distancia bastante de la película de Jaume Balagueró. Ambas películas comparten el rasgo genérico del argumento, ese en el que la víctima es una mujer soltera que se ve intimidada por un acosador que consigue entrar en sus casas. La gran diferencia entre las dos películas está en la perspectiva. En la película española el protagonista es el acosador, y el espectador es cómplice de todas las perversiones del personaje interpretado por Tosar. En cambio, “Lock Door” está contada desde la perspectiva de la víctima.


“las actuaciones son buenas y con sus giros más o menos efectivos la película mantiene el suspense”


Me parece interesante esta diferencia para explorar nuevas posibilidades de la historia y no caer en un remake calcado. El cambio le permite al director coreano Lee Kwon (muy conocido en Corea por sus series “Shut Up Flower Boy Band” y “Save Me”), crear suspense acerca de quién es el acosador, que es el aspecto que más explota la película, ya que se mantiene ambiguo hasta el final. Aunque, por otro lado, al trazar una trama más convencional, pierde la gran baza con la que jugó Balaqueró y que le permitió crear un personaje protagonista bastante más profundo e insólito, César el portero, por el que Tosar ganó varios premios.

La protagonista de “Door Lock” es bastante menos interesante. El personaje de Kyung Min, una joven que trabaja en un banco y vive sola en un pequeño apartamento de Seúl, está interpretado por Gong Hyo-jin (a veces aparece escrita como Kong Hyo Jin). La actriz, poco conocida en Europa, es toda institución en Corea del Sur donde protagonizó más de una veintena de películas. A mí me parece que al personaje le falta garra, soy consciente que a la actriz le toca interpretar a un persona vulnerable y abrumada por su soledad, pero no le acabo de ver la personalidad suficiente para llevar esta película a sus espaldas. La propia actriz comentaba en una entrevista que le parecía bastante más divertido interpretar a una villana y no a un personaje demasiado débil y sumiso como el de Kyung Min.


“La película es entretenida, está lejos de trascender por la falta de profundidad de sus personajes, pero sus 100 minutos se ven bastante bien”


El lado positivo de este personaje de mujer joven soltera en Seúl, es que permite al director poner de manifiesto las dificultades con las que se encuentra la protagonista en una sociedad patriarcal como la coreana. En uno de los primeros encuentros que mantiene con el policía al que denuncia la situación, éste le dice literalmente “es trabajo de tu novio defenderte, no de la policía”. Insinuando, con su mentalidad retrógrada que, si no tiene novio, no debería de haber salido de casa de los padres. La trama se complica con la aparición de los primeros asesinatos y la introducción de una serie de personajes secundarios: un policía, un sospechoso y una amiga. Pese a que son personajes bastante rutinarios dentro de la trama thriller, las actuaciones son buenas y con sus giros más o menos efectivos la película mantiene el suspense. Pero lo cierto es que la película nunca sale de las vías del cliché, lo que le resta bastantes alicientes.

Todo es bastante rutinario en esta película, incluyendo la fotografía dirigida por Jung-hun Park, que si bien en “The Villainess” (2017) firmó un trabajo bastante espectacular, en este caso es sombría y bastante anodina. Uno de los aspectos que sí pueden sorprender en esta película es la introducción de algo de gore con respecto al guion que conocíamos. Es gore a la japonesa, para entendernos, el acosador tiene especial predilección por las sierras. Pero que nadie espere tener que apartar la vista de la pantalla, todo es bastante light en “Door Lock”. La película es entretenida, está lejos de trascender por la falta de profundidad de sus personajes, pero sus 100 minutos se ven bastante bien. De cualquier comparativa con “Mientras Duermes” no saldría bien parada. “Door Lock” es una película mucho más convencional. De este estilo ya vimos varias y algunas bastante mejores. Tras ver esta película, no me quedo nada convencido de la eficacia de las cerraduras electrónicas. Mucha clave, mucho numerito… pero a mí que me den la llave.

Lo mejor: Es una película leve, entretiene lo justo para pasar el rato.

Lo peor: Es bastante convencional y el personaje protagonista es poco trascendente.


2 comentarios:

Astinus dijo...

Mientras duermes, uno de esos descubrimientos que hice con los años escogiendo la peli al azar una noche cualquiera, y menuda sorpresa más fantástica me llevé. Ya solo por eso, y por tu estupendo análisis Ronette, merece un visionado. Los "home invasion" son una receta maravillosa para una tarde de secano :)

Por cierto, aprovecho para comentar otra peli del estilo que mola muchísimo de nuestro querido Mike Flannagan: Hush (2016) es una propuesta interesante que casa muy bien con ese arquetipo de mujer vulnerable que nos describes. Recomendada!!

RONETTE PULASKI dijo...

Hola Astinus, muchas gracias compañero, me alegro un montón de leerte de nuevo. Mientras Duermes en una gran película, mucho mejor, sin duda, que esta peli asiática. Door Lock no es gran cosa, la verdad, y mi 6 es demasiado benévolo. Que mantenga (más o menos) la tensión y que sea (más o menos) entretenida es todo lo que se puede esperar de ella.
No llegué a ver Hush, pese a que estuve a punto de verla varias veces. Si la recomiendas la veré, en general las home invasion también me parecen bastante entretenidas.
Un abrazo

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.