jueves, 12 de noviembre de 2020

Crítica: La Maldición de Lake Manor

DONNIE NOS HABLA SOBRE ESTE SORPRENDENTE TERROR GÓTICO LLEGADO DESDE TIERRAS ITALIANAS DE LA MANO DE ROBERTO DE FEO


La maldición de Lake Manor
'Nuestra parte de noche'. Una de las mejores novelas editadas en España y latinoamérica en los últimos años. En ella, su autora, Mariana Enriquez, comienza narrando el viaje de un padre y su hijo por Argentina durante la dictadura militar. La obra de Enriquez despliega ante el lector una historia oscura, llena de matices, de misteriosos personajes, de habitaciones que cambian, de monstruos imaginarios y reales. 


“La maldición de Lake Manor tiene una cuidadísima calidad técnica. El lugar, los decorados, la fotografía son absolutamente brillantes” 


La Maldición de Lake Manor
Creo que si se ha leído 'Nuestra parte de noche' es imposible no hablar de ella al hacerlo de 'La maldición de Lake Manor' (2019) de Roberto de feo. No solo porque el lugar donde vive el protagonista de la película de De feo nos trae a la memoria la casa donde Juan y Gaspar, padre e hijo respectivamente en la novela de Enriquez, se alojan en algún momento de la historia. No solo el Doctor Bradford parece tener su homólogo en 'La maldición de Lake Manor' en uno de los personajes más prometedores y menos aprovechados de la película, o que Denise tiene parte de Rosario y parte de Vicky. No solo que la enfermedad que Juan padece parece que ha sido adaptada a la incapacidad de Samuel. Y sobre todo porque algo muy oscuro y que se escapa al control de Juan y Samuel los está intentando manipular por motivos que ellos desconocen, algo que parece ser un extraño culto

La Maldición de Lake Manor
Pero mientras la obra de Enriquez es una novela compleja, llena de matices y rica en personajes y tramas y subtramas, la película de De feo resulta demasiado fría y aséptica. Es cierto que 'La maldición de Lake Manor' (aka "Il Nido", "The Nest" e incluso "El Misterio de la Mansión") tiene un ritmo sosegado y que su director y guionista sabe jugar muy bien con los personajes para, no crear tensión o terror en el espectador, sino para que este esté durante gran parte del metraje preguntándose que está ocurriendo y cuales son las extrañas motivaciones para que la madre del protagonista ejerza sobre él y sobre todos aquellos que le rodean un control tan férreo. 


“De feo se ha puesto el disfraz de Shyamalan: Le da igual la coherencia de la historia o que sus personajes encajen perfectamente en ella”


La Maldición de Lake Manor
'La maldición de Lake Manor' tiene una cuidadísima calidad técnica. El lugar, los decorados, la fotografía son absolutamente brillantes, tanto que por momentos el espectador puede llegar a pensar que la pasión que se ha puesto en los detalles técnicos se ha quedado por el camino a la hora de escribir el guion de la película o al adaptar este a la gran pantalla. Es cierto que todo mejora con cierta canción y que cuando esta suena y es usada con inteligencia, algo que podemos hacer extensible a esta y a otras películas, se consigue dejar buenas escenas que brillan por encima de otras. 

La Maldición de Lake Manor
Y ese es el problema de esta película: Junto a momentos brillantes, a interesantes ideas con algunas de ellas ya vistas antes (además de la novela de Enríquez, 'Los otros' de Amenabar o 'Canino' de Lanthimos pueden venir a la cabeza del espectador por encontrarse ante personajes encerrados en una mansión/casa y sus alrededores y en el caso de la cinta del director griego por tener además un más que extraño cumpleaños), a personajes que parecen prometer mucho más de lo que ofrecen como el ya citado doctor o la madre del protagonista que tarta en mano nos deja una expresión realmente perturbadora que nada tiene que envidiar a la Dara de la cinta de Tjahjanto y Stamboel o a la de la Dalle en 'A L'Interieur' de Maury y Bustillo (Nota: hago referencia a la expresión del personaje en ese momento, no a la brutalidad y el sadismo que se muestra en estas películas). A pesar de los posibles paralelismos que se pueden establecer, a pesar del buen hacer de sus protagonistas, 'La maldición de Lake Manor' está más cercana a lo que nos acabó transmitiendo 'The little stranger' de Lenny Abrahamson que de 'Nuestra parte de noche'. 


“la parte final de esta película junto con el uso de cierta canción han conseguido ganarse un lugar en mi corazoncito” 


La Maldición de Lake Manor
Es cierto y sin entrar en detalles que la parte final de esta película junto con el uso de cierta canción han conseguido ganarse un lugar en mi corazoncito. Pero también es cierto que acabada una vez la película, si el espectador analiza aquello que ha ido sucediendo en pantalla se da cuenta que todo resulta muy forzado, que hay situaciones o personajes que no tienen un lugar coherente en la historia. De feo se ha puesto el disfraz de Shyamalan: Le da igual la coherencia de la historia o que sus personajes encajen perfectamente en ella, sabe de donde parte y a donde quiere llegar y no tiene ningún problema a la hora de trazar el camino para llegar de un punto al otro.

La Maldición de Lake Manor
'La maldición de Lake Manor' es de una de esas películas extrañas que consiguen atraparte por la necesidad de saber que está ocurriendo y que te seduce por su calidad técnica pero que a la vez te va dejando por momentos muy frío. La pasión que siente su protagonista no consigue traspasar la pantalla, su necesidad de salir de los muros que lo rodean no consigue llegar al espectador como sería necesario. A pesar de que hay momentos y escenas que nos han gustado y mucho, creemos que se podría haber sacado mucho más juego a algunos personajes y que se podría haber rodado algo que no resultara por momentos tan frío para el espectador. Las intenciones eran muy buenas pero la película se quedó un poco en tierra de nadie.


3 comentarios:

El Rector dijo...

Pues para mí ha sido una gratísima sorpresa. Una película sorprendentemente sobria tratándose de un filme italiano, un cine que no ha destacado precisamente en los "últimos" años (y que cada uno ponga los que quiera...) y que con esta "Il Nido" o "La maldición de Lake Manor" de los listillos de turno, recupera un poco la honra perdida.

Muy bien interpretada, ambientada, manteniendo el suspense hasta el último suspiro... y ese final, imposible si se quiere (ahí se podría hablar largo y tendido), pero igualmente glorioso.

Me ha gustado ese plural mayestático del último párrafo :)

Lo que no termino de entender es que termine llegando a salas de cine cuando ya lleva un tiempo en el catálogo de Filmin... Spain is diferent.

Por cierto Donnie, no puedo estar más en desacuerdo con tu comentario con respecto a Shyamalan, cuando si por algo destaca justamente es por el mimo al detalle, unos guiones calculados hasta límites obscenos y la naturalidad con la que inserta a sus personajes de carne y hueso dentro de sus historias fantásticas. Coherencia en estado puro. Leo tu frase, me acuerdo de cosas como "El Sexto Sentido", "El protegido" o "El Bosque", y se me pone al piel de gallina, jeje.

Saludos.

Donnie dijo...

Rector, a mi también me sorprende mucho que una película que se ha podido ver en una plataforma digital se estrene con tanta diferencia en cines. Puedo entender que se haga un estreno simultaneo pero esto.. no sé.. Y bueno, lo de la traducción.. es como poner en una comedia eso de 'como puedas' o 'movie'...

A mi esta cinta me dejó un tanto tibio. como digo hay personajes que creo que podrían dar mucho juego y resultan desaprovechados. Hubo momentos en lo que pasaba en pantalla no acababa por interesarme demasiado y me alejaba de la película. Sobre la parte final, si, se puede hablar mucho y tendido :-)

Y sobre Shyamalan no nos vamos a poner nunca de acuerdo. No creo que sus guiones destaquen por sus detalles y cuidado. ejemplo: 'Glass'. Tres tíos con superpoderes a los mantienen en una prisión gente con mucho dinero pero son incapaces de contratar a mas de dos guardas de seguridad que no sean unos inútiles. Para mi, shyamalan sabe de donde parte y a donde quiere llegar y para el resto se toma sus licencias..

Un Saludo!

donnie

El Rector dijo...

Donnie, de entrada utilizar una obra menor como "Glass" para sacar cualquier tipo de análisis o peor aun, de conclusión, sobre las bondades del director de entre una filmografía en general, tan excelsa, como es la de Shyamalan, me parece adulterar el debate... es como si yo, para argumentar mi poca simpatía hacia el cine de Carpenter (que evidentemente no es el caso), saco no se que detalle de "The Ward" o "El hombre invisible" de turno... a Shyamalan hay que valorarlo por el grueso de su filmografía, esta, por cierto, repleta de joyas del género y que en mayor o menor medida, siempre han destacado por eso, por el mimo al detalle en los guiones, y no me refiero a si a uno le gustan o se cree según que situaciones, como en tu caso con lo que comentas de los dos guardias para vigilar a los tres mendas de "Glass" (aunque te recuerdo que sin ir más lejos, en la vida real, en la sanidad, vemos cosas peores a diario, por lo que tan rocambolesco no suena lo de "Glass"...), me refiero al hecho de que entre el "sabe de donde parte" y el "a donde quiere llegar", hay un montón de sutiles genialidades que refuerzan el discurso de la película, elevan la épica de los desenlaces y te dan la oportunidad de descubrir una película "nueva" con cada revisionado, que hacen que este sea mejor que el anterior.

Y puse el ejemplo de "Come True" ya que me parece muy ilustrativo de esto. Revisiona la película e intenta buscar el punto en el que se la da justificación al desenlace... no lo encontrarás. Puedes, en base a tu imaginación, especular al respecto y puede tener más o menos sentido, pero la realidad es que no hay NADA, que funcione a modo de prueba irrefutable. No existen esos detalles, invisibles a primera vista y que solo aparecen cuando realmente uno se pone a buscarlos, como sí pasa en las grandes obras de Shyamalan (e incluso en algunas no tan grandes). Por eso Shyamalan es en mi opinión, el mejor director/guionista de la actualidad y mientras que a día de hoy, a Anthony Scott Burns "solo" le da para hacer una gran película, al indio, con el mismo material entre manos, seguramente le había salido una nueva pieza de orfebrería narrativa.

Y tú lo pones como ejemplo de guion incoherente... la magia del cine. Todos somos esclavos de nuestras filias y fobias personales, aunque algunas rocen la enfermedad. Yo el primero, pero a veces, para intentar justificar según que cosas de según que directores, creo que nos pierde el fanatismo, jeje.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.