domingo, 20 de diciembre de 2020

Crítica: Nocturne

ASTINUS NOS HABLA SOBRE ESTA HISTORIA DE ENVIDIAS Y AMORES FRATERNALES, CON EL ARTE DE NUEVO, COMO TELÓN DE FONDO


Nocturne (2020) amazon prime
Tercera entrega de este reportaje dedicado a la antología de películas fruto de la unión entre la plataforma de vídeo Amazon Prime y la productora Blumhouse. De las ocho cintas que estarán en la plataforma de manera exclusiva ya tenemos cuatro a nuestra disposición. Hemos analizado la insuficiente “The Lie” y la pésima “Evil Eye”. ¿Cumplirá las expectativas “Nocturne”? Veamos qué nos depara en el siguiente análisis. 


“Toda la película se ha construido en torno a unos pilares en los que no cabe la sorpresa” 


Sydney Sweeney en Nocturne de Blumhouse
La música, la ambición desmedida y el horror han funcionado bien como cóctel de sensaciones funestas. El hecho de la competitividad insana, la necesidad de sobresalir y la búsqueda del poder han estado íntimamente ligados a ambientes de élite, y el terror ha sabido aprovecharse bien de ello.

Sydney Sweeney y Madison Iseman
Ejemplos de películas de mayor o menor éxito los tenemos recientes: “The Perfection” (2018) nos ponía en la piel de una mujer que se obsesionaba con ser perfecta tocando el violonchelo, y los cambios, aterradores, que se iban sucediendo con ello. De la obra de Richard Shepard destacaba su fantástica fotografía y un final que, siendo más o menos del gusto general, lograba llamar la atención. Sin embargo, “Nocturne” le debe mucho a la notable “Black Swan” (2010). La película de Aronofsky no necesita presentación, y las similitudes se suceden constantemente: protagonistas femeninas, envidias, necesidad de sobresalir desde el esfuerzo que parece no recompensado, el ambiente de internado y la atmósfera extraña y perturbadora. La dirección artística de una y otra no tienen comparación, pero ello no quita que aquello que les une resulte positivo, especialmente cuando venimos de dos obras en esta recopilación que dejaban mucho que desear. 


“El mayor problema de Nocturne es su incapacidad para explotar, para disfrutar de una escena memorable, algo que quede grabado en la retina” 


Sydney Sweeney en alucinación
Pero vayamos al grano. En “Nocturne” nos pondremos en la piel de dos hermanas muy talentosas con el piano. La primera parece tener un don natural para ello y un carisma desbordante; la segunda, siempre a la sombra, posee una capacidad de trabajo y esfuerzo que no ve recompensado en ningún momento. Llegado un punto encontrará un extraño cuaderno que parece evocar algún tipo de pacto demoníaco que le conducirá a que sucedan cosas sobrenaturales ante las cuales tendrá que estar dispuesta a sacrificarlo todo. 

Sydney Sweeney frente al espejo
El poder por el poder es el leiv motiv de la película y su protagonista, la hermana que se encuentra a la sombra, vivirá el habitual ciclo de este tipo de producciones: unos primeros instantes vergonzantes, donde todo lo que hace no parece ser suficiente; un segundo momento en que hará todo lo que esté en su mano para disfrutar de dicho poder y una conclusión en la que llegará el arrepentimiento y la redención, con resultado incierto. La estructura tradicional en el guion no es lo único arquetípico. Los comportamientos de los personajes que pivotan en torno a esta siguen unos patrones casi idénticos en sus roles: el profesor bonachón que es dejado de lado, el profesor virtuoso que sacará lo peor de ella, la envidia de la hermana cuando se ve superada, los problemas familiares de turno, etc. Toda la película se ha construido en torno a unos pilares en los que no cabe la sorpresa, y para sobresalir dentro del enorme elenco de clones necesitamos una fotografía de nivel, interpretaciones notables o algo que le ofrezca identidad propia, sumando a ello algún momento a recordar. 

Sydney Sweeney maquillaje siniestro
Lamentablemente, casi nada de lo comentado se cumple. “Nocturne” no es una mala película, pero tiene todo lo necesario para que se olvide. Las imágenes en su plano sobrenatural son sugerentes, tienen fuerza (las paletas de colores llevan a “The Neon Demon”, con la que también comparte argumento de fondo, y situar dicho estilo colorido en un colegio a “Suspiria”), pero acaban quedando en nada. Se hubiese agradecido mucho más protagonismo de este tipo de escenas y un calado más importante en el desenlace de la trama, demasiado apegada a la típica resolución de filme de sobremesa. No pasa lo mismo con las interpretaciones: creíbles y suficientes para no tirarnos de los pelos ante la sobreactuación o lo plano. Sidney Sweeney, a quien hemos visto en numerosos productos de éxito en los últimos años (“Euphoria”, “Once upon a time in Hollywood”, “Sharp Objects” o “Under the Silver Lake”, entre tantas otras y, eso sí, en papeles más secundarios) ofrece una actuación sobria, sólida y que conduce bien al personaje (quizás demasiado inexpresiva en algunos momentos). El resto del elenco acompañan bien, sin resaltar ninguno en especial. 


“Quizás a Zu Quirke le supone un problema alargar tanto una trama, viniendo de una tradición de cortos, y no es capaz de estirar el argumento y el ritmo narrativo con inteligencia y pulso” 


Sydney Sweeney con tanpón ensangrentado
El mayor problema de “Nocturne” es su incapacidad para explotar, para disfrutar de una escena memorable, algo que quede grabado en la retina y nos anime a comentarlo después. Parece que va a llegar, pero nunca lo hace. La fuerza y el empaque de sus planos y su fotografía da más sensación de quiero y no puedo que de otra cosa. Y, en sus instantes finales, todo va unido a una rivalidad que tampoco se explota como se debería, aumentando esa sensación de tierra de nadie. Quizás a Zu Quirke le supone un problema alargar tanto una trama, viniendo de una tradición de cortos, y no es capaz de estirar el argumento y el ritmo narrativo con inteligencia y pulso

Más allá de esto, de las tres películas analizadas es la mejor sin duda, aunque eso solo le sirva para contentarnos con un producto que podría ser mucho más. Hay ciertas reminiscencias de buena película, las mismas que de oportunidad perdida. Para la sobremesa cumple, aunque nos quedaremos con poco más que la expresiva mirada de su protagonista y las bellas piezas de música clásica a piano que nos acompañan durante todo el metraje. ¿Es eso suficiente?


4 comentarios:

Missterror dijo...

"Noctune" fue la segunda película que vi de esa unión Amazon-Blumhouse y ahí me planté, Imposible completar con las cuatro entregas, como me propuse. Por todo lo que has ido comentando, creo que vi las dos "buenas" y me parecieron tremendamente aburridas. Si me centro en "Nocturne", como dices, no hay absolutamente nada memorable en ella (algo que sí ocurría en "The Perfection", por comentar algunas de las mencionadas).
Blumhouse no se lo ha currado nada. Da la sensación de encargo que se entrega, se cobra y se borra del catálogo de películas que puedan destacar. Mucho hemos teorizado sobre el método de esta productora y la montaña rusa de calidad que nos ofrecen sus títulos. Lo que no es normal es que todo lo que ha ido directamente a Amazon haya sido tan mediocre.

Un abrazo.

Donnie dijo...

Es la única cinta de la Blumhouse para amazon que he visto entera. No me produjo ningún tipo de sentimiento: ni me horrorizó, ni me gustó, ni nada de nada.. me dejó tibio. La vi y la olvidé. Terror hecho para un determinado público al que ya no pertenezco. discreta. Y si no fuera porque lleva el sello Blumhouse probablmente muchos de nosotros no la habríamos visto o la habríamos apagado a los pocos minutos.

Un Saludo!

Donnie

Astinus dijo...

Missterror - Tienes toda la razón. El hecho de verme las cuatro ha sido todo un ejercicio de paciencia. Incluso cuando conocemos, como bien comentas, el proceso de producción de Blumhouse, sorprende que todo haya quedado impregnado de la misma esencia: director novel, dos estrellas más o menos emergentes al reparto y un argumento machacado y sin gracia. Casi todas comparten eso. Y casi todas fallan por lo mismo. Da sensación, como pasa demasiado con la productora, de nueva oportunidad perdida.

Donnie - Yo lo tengo clarísimo. Si no se hubiese vendido a mansalva la recopilación de las cuatro películas, ni me lo habría planteado. Soy hijo de las expectativas, pero está claro que no de los resultados. Viendo que empezaste alguna otra y no la acabaste, no tengo ni que aludir a que lo intentes =)

Krueger dijo...

Más interesante que el resto, pero igualmente fallida cuarta propuesta de este monstruo que ha terminado siendo la Unión de Amazon y Blumhouse. Me gustó el plano final, eso sí.

Saludos!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.