martes, 28 de mayo de 2019

Crítica: La Perfección

Largas, lentas, aburridas, excesivamente melodramáticas... estos son algunos de los calificativos habituales de manual (para que luego el personal se queje de los tópicos del cine de terror) con los que determinado sector de la comunidad cinéfila (y auto proclamados fervientes aficionados al género), ese que parece más interesado en sacarle punta a sus propias fobias cinematográficas (o existenciales) que a sus filias, ya sea por subirse a la cresta de la ola, ya sea porque igual no les gusta tanto el género como quieren hacer creer o como ellos mismos quieren creerse, intentan desacreditar todo aquello salido de la factoría Netflix, cabeza de turco sistemático del noble arte del odio.


“estamos ante una de esas experiencias que requieren de una buena dosis de implicación por parte del espectador, puede que incluso demasiada”


“La Perfección” (“The Perfection”) es una nueva oportunidad para todos ellos de dar rienda suelta a sus más bajos instintos y eso, que a la película de Richard Shepard difícilmente se le podría atribuir ninguna de las citadas supuestas dolencias, pues hablamos de un título breve (raquíticos noventa minutos de metraje), directo (quizás demasiado), alejado tanto de dramatismos como de moralinas y que pudiendo generar muchas y encontradas sensaciones, no parece a priori que el aburrimiento vaya a tener aquí excesivo margen de maniobra, ni siquiera para los perfiles de espectador más impacientes.

Pero y permitidme el juego de palabras facilón, la película de Shepard está lejos de la perfección si lo que uno pretende es buscarle las costuras. En este sentido, el enano gruñón ya tiene buena parte del trabajo hecho, ya que estamos ante una de esas experiencias que requieren de una buena dosis de implicación por parte del espectador, puede que incluso demasiada. Tomarse la broma como algo más que una cinta de terror díscola, extravagante y carnalmente afín al reverso más gamberro del género, es más que suficiente para prender la mecha y que todo arda. Es tan de manual, que tengo claro que no serán pocos los que se rasgarán las vestiduras con ese giro imposible de su último tercio con el que el filme parece querer reírse de determinadas corrientes críticas tan de nuestros días. Y ojo, que a los que lo critiquen, no seré yo quien pretenda discutirles la razón en este caso, “La Perfección” y en concreto su trío de guionistas formado por Eric C. Charmelo, Nicole Snyder y el propio Shepard, han parido una de las resoluciones más absurdas, rebuscadas y desproporcionadas que se han podido ver últimamente.


“Shepard no escatima en momentos realmente macabros y explícitos... pero por contra, se tapa las vergüenzas a dos manos cuando se trata de abordar temas sexuales”


Richard Shepard nos presenta un binomio de terror en femenino que adapta a su manera eso que por ejemplo tan bien le ha funcionado a un tipo como Pascal Laugier: dos féminas y una oscura historia de fondo en la que nada es lo que parece ser. Lo vimos en “Martyrs” (2008) primero y en “Ghostland” (2018) diez años después. Veo mucho de ese Laugier en “La Perfección”, y en lo personal, lo único que lamento es esa contención o delgada pero palpable membrana de auto censura con la que el filme de Shepard se empeña en tratar los temas más escabrosos del relato.

Soy de los que piensan que la censura es el peor enemigo del arte (ojito al sonado batacazo que se ha pegado en salas el nuevo “Hellboy” de Neil Marshall). No hay nada más decepcionante que eso de meter solo la puntita o pasar de puntillas sobre los temas más incómodos o impopulares. Y como siempre, la doble moral (tan americana ella), donde todo vale cuando se trata de violencia (menos en el “Hellboy” de Marshall, ya que alguien -o algo- decidió que era mucho mejor que “disfrutáramos” con la versión para toda la familia), teniendo claro que Shepard no escatima en momentos realmente macabros y explícitos, algunos tendrían incluso cabida en esa curiosa lista de títulos que conforman la filmografía de Takeshi Miike, acordándome de aquella mítica “Audition” (1999), pero por contra, se tapa las vergüenzas a dos manos cuando se trata de abordar temas sexuales (ya queda muy claro en los primeros compases del filme con ese descafeinado encuentro amoroso que tiene de todo, menos morbo y desnudos) indistintamente de la naturaleza de estos, el filme no discrimina entre unos y otros. Esto, claro está, le resta mucho impacto no tanto a la historia en sí, pero sí a determinadas secuencias, las cuales deberían haber ido un paso (o dos) más allá para llegar a esas sensaciones a las que creo el filme pretende llegar en determinados pasajes. ¿Demasiada caña para Netflix?


“Bizarra, absurda si se quiere, pero con ese punto de excentricidad tan delicioso y tan del gusto de los paladares más asiduos a un cine de serie B en el que Netflix hasta la fecha no se ha recreado en exceso”


Pese a ello y pese a lo increíble que nos puedan parecer según que argucias del guión, la realidad es que “La Perfección” es una película indiabladamente divertida, repleta de momentos (des)agradables, con una pareja protagonista solvente (segundo pelotazo de Allison Williams tras “Get Out”) y una narración de lo más acertada en cuanto a las formas (el fondo ya es más discutible) que sabe ganarse el interés del respetable en todo momento, incluso poniendo a prueba su fidelidad y compromiso con la causa cuando la cosa se pone más fea o delirante, algo que por otro lado, termina siendo una de las señas de identidad del filme, para bien o para mal.

De acuerdo, no llega al nivel de las grandes joyas de Netflix, esto no es ni “Apostle” (Gareth Evans, 2018) ni “The Night Comes for Us” (Timo Tjahjanto, 2018), pero desde luego, si hay que romper una lanza a favor de la plataforma, muy discutida en ocasiones y siempre con la espada de Damocles sobre la cabeza por sus propuestas de largo, esta “La Perfección” es una más que idónea ocasión para ello. Bizarra, escatológica, absurda si se quiere, pero con ese punto de excentricidad tan delicioso y tan del gusto de los paladares más asiduos a un cine de serie B en el que Netflix hasta la fecha no se ha recreado en exceso. Por supuesto, todos sabemos como funciona esto y palos le van a caer de todos lados y de todas las naturalezas, algunos justificados, otros, los que vienen de fábrica por el mero hecho de existir y de venir además, de donde viene. Con todo, a uno le queda ese pequeña sensación de vació en el estómago, esa sensación de haber visto algo estupendo que, con un poco más de osadía y de mala leche, podría haber alcanzado una dimensión mucho mayor.

Lo mejor: Directa y alejada de las "restricciones" de otro tipo de producciones de Netflix. Sus puntos de surrealismo Cronenbergiano.

Lo peor: Le tiemblan las piernas cuando se trata de adentrarse en terrenos incómodos.


9 comentarios:

MAX CADY dijo...

Estupenda reseña Rector, con la que estoy muy de acuerdo. Es cierto que no es ni de lejos una película perfecta, ni tan siquiera es una “buena” película, pero reconozco que esta propuesta me ha resultado uno de los grandes placeres culpables cinematográficos de lo que llevamos de año.

En realidad, The Perfection son dos películas en una, la primera es un thriller perturbador que dura aproximadamente 40 minutos, y la segunda es un desvarío demencial y tramposo que por desgracia se queda a medio camino y no remata la faena.

Si sus creadores hubieran decidido ser más salvajes, tanto argumentalmente como visualmente podríamos estar ante un bombazo mayúsculo, no obstante, The Perfection es una serie b directa, contundente, gamberra y con una factura técnica estupenda, que acompañado de unas actuaciones más que dignas tanto de Allison Williams como Logan Browning, hacen de su visionado un verdadero disfrute.

Bienvenidas todas las The Perfection del mundo por muy imperfectas y disparatadas que sean.

Saludos enormes.

P.D. Creo que cuanto menos se sepa de qué va esta película mejor para el espectador.

El Rector dijo...

Max, completamente de acuerdo contigo. Y tanto como thriller como desvarío, ese puntito de mala leche o de desinhibición a la hora de tratar ciertos temas, de cruzar ciertas líneas, le habría venido de muerte y seguramente, jugaría en otra liga, una ya de las gordas. Pero como dices, tal y como está, da para eso, para pasar un buen rato con un tipo de cine que hasta la fecha no se ha visto en Netflix y que va un poquito más allá de la habitual notable factura técnica, que ya es algo que se le presupone a este tipo de producciones.

De esta, y de cualquier otra. Si por mi fuera, el tema de los trailers y las sinopsis, ya hace tiempo que estarían prohibidos... ya no te digo lo que haría con los que vomitan spoilers, jeje.

Saludos.

Doom dijo...

No esta mal pero tampoco es la gran cosa, esta llena de cliches y trampas argumentales, estructuralmente me parecio un poco desordenada, y por momentos se veia barata, el "syndrome netflix" como yo le digo, pero tambien esta bien filmada, bien actuada, y es entretenida.

El Rector dijo...

Doom, a mi con Netflix me ocurre algo parecido, pero a la inversa. Tengo una interpretación diferente del "síndrome", pues sabiendo que son películas más baratas que otro tipo de producciones, sus virtudes de producción e interpretación, hacen que pasen por eso, por películas más grandes. Y siendo esto un activo, por otro lado también es un hándicap, pues quieras que no, uno termina por exigirle lo mismo que a proyectos mucho más caros y ambiciosos.

Sobre los clichés, bueno, puede ser. Pero dime a estas alturas cuantas películas no los tienen... y sobre las comentadas trampas argumentales (yo más bien hablaría de argumentos imposibles), no tengo tan claro en este caso que debamos contabilizarlo como algo negativo. Yo al menos, los entiendo como un rasgo de personalidad del filme, algo fundamental para entenderla como el divertido disparate que es.

Saludos.

Tracy Kong dijo...

Muy buena peli. Los films de Netflix generan mucha màs atenciòn (y por tanto crìticas) que otros. Igual ocurre desigualmente con los que llegan a los cines con cierta repercusiòn (generalmente antes de estrenarse). Creo que argumentos y momentos tan contundentes como los de La Perfecciòn pueden encontrarse puntualmente en algunos capìtulos de teleseries màs o menos conocidas sin levantar mayor polèmica. Hoy dìa el formato condiciona a veces bastante las expectativas me temo.

El Rector dijo...

Tracy, muy de acuerdo. Cuantos más ojos hay puestos sobre algo, mayor exposición y por lo tanto, mayores "pasiones". Es algo con lo que una plataforma como Netflix mucho me temo, tendrá que lidiar siempre. Otra cosa, es la credibilidad que cada uno quiera darle a según que opiniones con todo esto sabido de antemano.

Saludos.

Missterror dijo...

Ayy qué de cositas pendientes tenía!!! Mano medio recuperada ya y con ganas de comentar en algo tan loco como "The Perfection"
Esta película nace para entretener y para obligarte a meterte en un mundo trastornada donde los medios que justifican el fin son un disparate de dimensiones estratosféricas. La verdad es que a mí me sorprendió mucho, no por el giro sino por lo esquizofrénico que se iba volviendo el guión a cada minuto. Está claro que no hay que buscar la lógica y dejarse llevar por el momento.
Coincido con todos en que el punto débil es lo prudente que se queda en determinadas escenas y lo mucho que se preocupa en no mostrar más carne de la debida. En este aspecto me parece un poco rollo facebook o instagram, que nada de pezones pero las amputaciones, sin problema. Le falta rabia pero compensa en excentricidad, como bien comentas y Netflix gana punticos con este peli.

Saludos.

Jesús Haro dijo...

No lo recomiendo. Empieza realmente bien. Una actriz de rasgos marcados y ojos bonitos, una banda sonora relajante y una situación interesante. Después le pasa que no sabe como continuar o que quiere contar algo pero que no termina de interesar y por eso empieza tan bien.

SPOILER. Hubiera preferido una relación lésbica que se traslada a otro lugar, un lugar exótico donde les aguarda un cruel destino.

Netflix es una plataforma maravillosa para Nido de Cuervos Blog porque tiene muchos productos del género terror, suspense y ciencia ficción. De tanto hay que sacar algo bueno. Pero todos estos films y series destacan más por su calidad técnica (la fotografía de esta película es muy bonita) que por su guión, que es la parte más importante junto al casting de un film.

Manifiesto mi amor a todas aquellas películas con una calidad técnica inferior, bien presupuesto o por otros motivos, que resuelven una producto cinematográfico a la altura de nuestras expectativas, como mínimo entretenido.

No pongo ejemplos porque no quiero equivocarme mencionando alguna película que era falsamente independiente o de bajo presupuesto.

El Rector dijo...

Jesús, en realidad no tenemos ningún tipo de predilección por Netflix, si acaso agradecemos (supongo que al igual que cualquier aficionado al género) que la plataforma se esté volcando tanto con el fantástico. Pero nada más. A partir de ahí, coincido contigo en que todas las producciones que nos están llegando de la plataforma destacan por su calidad técnica, algo que hay que valorar de manera muy positiva pues siempre es un añadido que suma, luego, la calidad en el resto de las facetas, pues ya depende, como siempre, generalizar es un error. Netflix tiene en su catálogo de producciones propias, grandes películas, películas normalitas y películas malas.

Películas de calidad técnica inferior y entretenidas... por supuesto. También las adoro, ahí está la saga "Viernes 13", por ejemplo. Una constante dentro del género de terror, por otro lado.

Sobre "La perfección", pues pese a la tirria que se le suele tener a Netflix, la verdad es que ha tenido una muy buena acogida entre los aficionados. Así que algo tendrá más allá de esa notable factura técnica. Yo me lo he pasado pipa con ella, lo reconozco y eso que el guion se las trae, pero bueno, supongo que ahí reside también buena parte de su encanto.

Sobre lo de recomendar o no, yo soy de los que siempre (o casi siempre) recomiendan que sí (también en este caso), ya que pienso que un buen amante del cine, tiene que verlo todo, o al menos, nunca dejar de hacerlo basándose exclusivamente en opiniones ajenas.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.