sábado, 6 de febrero de 2021

Crítica: Trouble Every Day

NELLIE VANCE NOS HABLA SOBRE LA CONTROVERTIDA PELÍCULA DE CLAIRE DENIS, GERMEN PARA EL NUEVO CINE DE TERROR FRANCÉS


mujer ensangrentada en la cama
“En el amor hay algo extremadamente grave. Cuando uno se enamora, entiende que tiene los días contados. El amor nos recuerda, en el fondo, a la muerte”, uno puede practicar sexo alegremente y vivir experiencias, pero el amor es otra cosa. En el amor no hay nada que sea ligero”.
(Denis, 2018)


“Denis nos ofrece un retrato donde el instinto se superpone a la racionalidad y donde los personajes protagonistas se encuentran consumidos por la necesidad” 


Béatrice Dalle ensangrentada y en éxtasis
En la filmografía de Claire Denis, “Trouble Every Day” (2001) supone su primer acercamiento directo al cine de género. El gore y el thriller ayudan a la directora a construir una historia de deseo y metamorfosis. Como en “Sombre” (Grandrieux, 1998) y otras películas francesas de finales de los noventa y comienzos del nuevo siglo, las distancias, la incapacidad comunicativa y el deseo son elementos esenciales a la hora de entender el film. Así, Claire Denis disfraza de cuento de horror una alegoría sobre los problemas de pareja: la incapacidad comunicativa, la incapacidad de llegar al otro, de reconocer sus necesidades, pero también la absorción del otro, el embebimiento de la pareja hasta su anulación. 

Vincent Gallo en Trouble Every Day de Claire Denis
La película nos presenta a Shane y June, una pareja que realiza un viaje romántico hacia París. Las visiones de la pareja feliz se ven interrumpidas por la exploración de los deseos de Shane. Nos asomamos a su psique, donde fantasea con su mujer cubierta de sangre. Paralelamente, Coré vive recluida por su pareja, Leo, en una casa a las afueras de París. El personaje de Coré se nos presenta como un personaje animalizado, que solo entiende el deseo a través del consumo. Leo intenta llegar a ella, pero la relación parece destinada a convertirse en un vínculo de carcelero y recluso. El viaje realizado por Shane y June se convierte rápidamente en la búsqueda desesperada de Shane para hallar a Coré y Leo, con la intención de encontrar respuestas a la enfermedad que le atormenta y que ya ha consumido a Coré. Denis nos ofrece un retrato donde el instinto se superpone a la racionalidad y donde los personajes protagonistas se encuentran consumidos por la necesidad


“pese a pertenecer a esa tradición de films que se han ganado la etiqueta de inaccesibles y de difíciles de entender, apelan en realidad a instintos mucho más primarios que intelectuales” 


Vincent Gallo y Tricia Vessey
Claire Denis no escatima en el uso de sangre y sexo para explorar la agonía de unos personajes condenados al aislamiento, mientras que recurre a la ausencia de diálogo para expresar la incapacidad de racionalizar lo que ocurre en pantalla. Esta dicotomía entre la pulsión y el raciocinio se encuentra en el corazón de la película, que pese a pertenecer a esa tradición de films que se han ganado la etiqueta de inaccesibles y de difíciles de entender, apelan en realidad a instintos mucho más primarios que intelectuales, vinculados a corrientes como el Eurohorror, mucho más emparentados con el cine popular que con tradiciones cinematográficas más intelectuales. 

Tricia Vessey  en la bañera
En su estudio Exceeding the Limits of Representation: Screen and/as Skin in Claire Denis’s ‘Trouble Every Day’ (2001), Sebastian Scholz y Hanna Surma identifican tres modos de representación de la piel a lo largo de la historia del cine. El primero de ellos sería un uso puramente descriptivo, propio del cine más clásico, cuyo fin es dotar al espectador de información primaria sobre el personaje, como la edad, el género o la raza. El segundo de ellos correspondería al cine de Hollywood en el que la piel está “sujeta a un propósito narrativo extremo, mientras que por sí misma no sirve a ningún propósito estético ni comunicativo” En una tercera categoría, el cine cuya piel “como medio a través del cual toda lógica narrativa o significado se halla suspendido en favor a una oscilación entre la permisividad o el rechazo al tacto, el placer y el dolor”


“lleva la idea de la exploración del sexo al límite al plantear el placer sexual desde el vampirismo, como una pulsión devoradora a la vez que irrefrenable” 


Béatrice Dalle en Trouble Every Day
La piel corresponde a la última frontera y en el caso de “Trouble every day”, las pieles se acarician, se invaden, se muerden y se devoran. Son principio y fin. El relato se suspende en los encuentros entre las pieles de los protagonistas y la narrativa se detiene en favor de la experiencia háptica. La pantalla es invadida por lo sensorial, por una evocación de ese estado primario del individuo en el que los protagonistas se limitan a responder a las pulsiones. Esta fórmula se repite en “High Life” (2018), pero también podemos verla en otras películas de la directora como “Vers Mathilde” (2005). En todos ellos, la gestualidad y la corporeidad cobran un papel importante. Los cuerpos se relacionan de manera coreografiada, se expresan mediante un baile. La escena en la fuckbox de Juliette Binoche en “High Life” o la pseudo danza (o lucha coreografiada) preliminar entre Coré y Léo son solo algunos de los ejemplos de interacciones entre los cuerpos impregnados de deseo. 

“Trouble every day” lleva la idea de la exploración del sexo al límite al plantear el placer sexual desde el vampirismo, como una pulsión devoradora a la vez que irrefrenable, que lleva a la autodestrucción y que será un leit motiv recurrente en el cine de terror francés posterior.


6 comentarios:

El Rector dijo...

Y yo que debo de ser de las pocas personas que aun no han tenido un rato para dedicarle a esta película (por algún extraño motivo, siempre me ha generado pereza, algo similar a lo que me ocurre con "Possession" del amigo Zulawski). Lo cual no deja de ser sangrante, siendo como soy, un enamorado del cine de terror francés. Imperdonable, lo se.

Nellie, una muy apropiada elección para tu debut en el nido y un estupendo análisis para una película que va de cabeza a mi lista de pendientes. Bienvenida a Nido de Cuervos, como siempre, deseo y espero, que tu estancia sea larga y placentera :)

Saludos.

Guadaña dijo...

Pues hace mucho que la vi y no recuerdo gran cosa, pero me pareció muy lenta y aburrida. Un detalle a añadir a la reseña: según la realizadora, la película se basa en un sueño que tuvo en su infancia.

Saludos.

Nellie Vance dijo...

Rector! Con el cine de Denis lo que ocurre es que, o conectas muchísimo con su estilo y preocupaciones temáticas, o te produce un sopor espantoso. Trouble every day yo siempre la recomiendo si ya sabes de qué va Denis y cómo es su cine, en especial si estas dispuesto a gastar hora y media en una película con una narrativa casi inexsitente, es un cine muy visceral y háptico. Lo de Possession si me parece un delito jaja.
Un honor pasar a formar parte de este rinconcito para amantes del género :)
Guadaña, entendible, eso me pasó a mí con la película más reciente de Denis, High Life. Hay películas con las que no conectas y ya está. Gracias por comentar!

Missterror dijo...

Bienvenida al nido, Nellie. Espero que te encuentres como pez en el agua aquí y que lo disfrutes, que de eso se trata ;)
Yo tampoco he visto "Trouble Every day" y con tu fantástica crítica, creo que es una deuda a saldar. Cierto es que el poco cine que he visto de Claire Denis no me ha convencido para nada. Supongo que, como dices, es una directora muy personal con la que encajas o te deja como un témpano de hielo. Te leo y creo que en "Trouble every day" puedo encontrar esa pieza que necesito para conectar. Además, Beatrice Dalle es siempre un plus.

Un abrazo.

Nellie Vance dijo...

Missterror!

encantada de estar aquí :)
en cuanto a la peli, creo que simplemente merece la pena verla porque adelanta muchas tendencias que vemos después en películas más accesibles. Si además la disfrutas, es toda una experiencia. Y sí, lo de Dalle es para echarse las manos a la cabeza, ¡qué magnetismo!

Un abrazo :)

Krueger dijo...

A pesar de lo interesante de la reseña, me temo que le costaría entrar en está Trouble Every Day y más después de que el Rector mente La Posesión (lo que sufrí, lo que sufrí...). La reseña también ha servido para que me de cuenta que no he visto nada de Denis. Sea como sea, bienvenida Nellie!

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.