domingo, 8 de mayo de 2022

Crítica: The Cellar

MISSTERROR NOS HABLA SOBRE CÓMO DOS MÁS DOS, NO SIEMPRE SUMAN CUATRO, EN EL REGRESO DE ELISHA CUTHBERT


“¿Es usted de ciencias o de letras? De letras puras, señora”. Digamos que el razonamiento matemático nunca estuvo ni estará entre mis puntos fuertes. Para mí, el universo abstracto de los pensamientos numéricos encierra más ciencia ficción que los viajes en el continuo espacio-tiempo. Es por esto que mi infierno personal en mi imaginación se representa como un gran problema matemático a resolver en el que no hay calculadoras ni nadie a quien preguntar cómo se hace una raíz cuadrada o una ecuación. En este infierno matemático, si no das con la solución te quedas atrapado viviendo entre números y despejando la incógnita para siempre jamás. 


“opta por un terror poco visceral, buscando un hermanamiento constante con el thriller para que la investigación de la desaparición de la hija mayor en la casa actué como hilo conductor entre ambos géneros” 


Los números nos llevan hoy hasta Irlanda. Esta vez viajamos de la mano de Brendan Muldowney, director de la reivindicable “Savage” (2009), para traer pruebas visuales de algo que los de letras puras ya sabíamos desde que somos capaces de razonar: las matemáticas pueden traer la maldad y la oscuridad a este mundo. Lo curioso es que las matemáticas parecen casar muy bien con el cine de terror y como ambos tienen su propio lenguaje, en “The Cellar” (2022) se ha decidido apostar por todo lo ya conocido del género para poder explotar lo desconocido de las ciencias

En “The Cellar” se parte de la madre de todos los tópicos del cine sobrenatural, una mansión apartada de la civilización adquirida en una subasta a precio de ganga por una joven pareja con dos hijos. Con este punto de partida, ni siquiera haría falta que la mansión tuviera un sótano al que le falla constantemente la luz para que asociemos ese lugar con el mal, pero por si quedan dudas, el título hace el resto. El director sabe que vamos a adelantarnos a todas y cada una de las situaciones que se vayan a dar en la película. Cuenta con ello y construye la película desde esta certeza. Sin duda, “The Cellar” es una película que hemos visto chorrocientasmil veces, pero esto no tiene un impacto negativo. La aspiración no es sorprender al espectador, sino alimentarse de los tópicos, añadiendo al guion algún elemento no tan manido. 


“una película donde se sugiere mucho más de lo que se muestra y en el contexto en el que nos sumerge la historia, esto es muy efectivo” 


El resultado es una película de buena digestión que mantiene el interés sin necesidad de recurrir a sustos para provocar tensión. Basta con una historia con un interés más que aceptable para que una buena fotografía y ambientación hagan que dos más dos sean cuatro y que su hora y media de duración se haga más que satisfactoria. Y como cuatro y cuatro suman ocho, la sinopsis se resume en familia recién mudada a una antigua mansión que pierde a su hija “en el otro lado” en su primera noche. No es “Poltergeist” (Tobe Hooper, 1982), pero desde mi perspectiva, creo que tampoco pretende jugar en esa liga. 

“The Cellar” opta por un terror poco visceral, buscando un hermanamiento constante con el thriller para que la investigación de la desaparición de la hija mayor en la casa actué como hilo conductor entre ambos géneros. Esto que, a priori, puede ser poco atractivo para el lector de estas líneas, no debería ser interpretado como un mero producto de sobremesa de Shudder, ya que realmente la película cumple las expectativas que puede generar una historia como la que se presenta. Tened en cuenta que “The Cellar” es una película donde se sugiere mucho más de lo que se muestra y en el contexto en el que nos sumerge la historia, esto es muy efectivo. De esta manera, tal y como se presenta la primera escena potente, simplemente basta una voz contando en alto para provocar el escalofrío. 


“cuenta con el añadido del resurgir en nuestras pantallas de Elisha Cuthbert, a quien nos cuesta ver como madre de una adolescente porque nos hace sentir tan viejos como somos y como nos negamos a ser”


Técnicamente, “The Cellar” es una de esas películas poco demandantes. Como comentaba, tiene una buena fotografía, encuadres resultones, ambientación de pesadilla Fulciana, guion cogido con pinzas, pero que te comes sin rechistar y cuenta con el añadido del resurgir en nuestras pantallas de Elisha Cuthbert, a quien nos cuesta ver como madre de una adolescente porque nos hace sentir tan viejos como somos y como nos negamos a ser. Con esto es más que suficiente para que la película sea entretenida.

En esta pesadilla familiar, la simple mención en el acto final de Leviathan y Baphomet, invitados perpetuos a este blog, otorga un empaque que al menos debería apelar a la curiosidad del espectador. La resolución cumple a medias ya que, si bien el desenlace es muy de mi agrado, diré también que la contienda que se dibujaba briosa, quedó bastante descafeinada. Y ahora llega el giro que espero que no hayáis visto que venir y que me he reservado para el final para dar un poco más de luz, “The Cellar” es la versión larga del corto “The ten steps” (2004), también de Brendan Muldowney. Para aquellos que os lo estuvierais oliendo por el tipo de propuesta que estoy describiendo, gallifante de honor. Para los que no teníais ni idea, como yo, empezad a imaginar esta trama condensada en un corto de diez minutos y aparecerá una sonrisa junto con el pensamiento “tuvo que ser un buen cortometraje”. 

Vamos ya por el dieciséis, resultado de sumar ocho más ocho y termino animando a dar una oportunidad a una película que no aspira a ser memorable, pero que no se hace aburrida en ningún momento. Números, demonios, familias y mansiones, por mi parte, suficiente para apagar las luces, ponerme cómoda y estar en silencio durante una hora y media o empezar a contar hasta el infinito.


2 comentarios:

El Rector dijo...

Coincido con el análisis. Gratamente sorprendido por esta "The Cellar", a priori, otro de esos soporíferos terrores mainstream para toda la familia que suelen llegar a salas y que para los aficionados al terror, están relegados casi en su totalidad a "amenizar" las sobremesas de fin de semana que por contra y pese a que en forma, sigue a rajatabla la fórmula y los clichés de este tipo de productos, consigue atrapar gracias a algo insospechado: una buena historia.

Ni apariciones horteras, ni subidas de volumen, ni más aspecto de telefilme del estrictamente necesario. Sí, la casa de siempre, la familia de siempre y el desarrollo de siempre, pero, cociendo a fuego lento y sin concesiones comerciales de ningún tipo, una historia que se va tornando más y más interesante a medida que pasan los minutos para desembocar en unos últimos quince minutos realmente sugerentes, final fulciano incluido que le arrancará la lagrimilla a más de uno/a.

Missterror, comparto horror al ver a la Cuthbert y no porque lo haga mal, básicamente porqué nos recuerda que ya no somos los nenes, somos los papis o al menos, podríamos serlos. Y parece que "La Casa de Cera" fue ayer...

En fin, que al final no hace falta tanto para hacerle pasar un buen rato al personal. Si una película como "The Cellar" puede lograrlo, con algo tan básico como una historia medio decente y el Baphomet de turno de por medio, el que no se lo pase pipa con este género es porque no le gusta.

Saludos.

Mister Moloko dijo...

Hola a todos

Ciertamente una película bastante correcta. La trama tiene todos los tópicos hábidos y por haber, pero el director le sabe dar un enfoque muy adecuado y construye una trama que funciona bastante bien. No es ninguna obra maestra, pero es un ejemplo de película más que digna que pasa como un suspiro.
No se si soy yo, pero ¿no le habéis encontrado ciertas ideas provenientes de la "trilogía de las puertas" de Fulci? Evidentemente no me refiero al gore, pero ese sotano inquietante a lo "Aquella casa al lado del cementerio" o ese momento al final , que no entraré por no desvelar spoilers, que recuerda poderosamente a "El más allá".

Saludos

Publicar un comentario

¿Tienes opinión? No seas tímido/a y compártela, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores/as siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.