viernes, 13 de mayo de 2022

Crítica: Veneciafrenia

KRUEGER NOS HABLA SOBRE LA (CONTROVERTIDA) NUEVA PELÍCULA DE UNO DE LOS GRANDES NOMBRES DEL FANTÁSTICO NACIONAL


Es posible que "Veneciafrenia" (Álex de la Iglesia, 2022) sea la obra más impersonal del realizador bilbaíno desde su ya lejana última aventura internacional: "Los Crímenes de Oxford" (Álex de la Iglesia, 2008). Incluso la fallida "La chispa de la vida" (Álex de la Iglesia, 2011), tenía más de un rasgo de estilo del cineasta, a pesar de alejarse de sus terrenos habituales. Que "Veneciafrenia" sea una obra ciertamente estándar no equivale a que estemos frente a una mala película; al contrario, esta pesadilla veneciana supone un entretenimiento de primer orden


"estamos frente a un thriller de suspense con asesinatos, pero para nada calificaría la obra como slasher y mucho menos como un giallo revisionista" 


Englobada dentro del sello The Fear Collection, con De la Iglesia a la cabeza y contando con Amazon y Sony como socios, vaya de primeras mi aplauso a la iniciativa. Ojalá la extinta Fantastic Factory hubiera tenido los medios de está "Veneciafrenia" para cualquiera de sus producciones, aunque de ese modo es probable que recordáramos la iniciativa con menos cariño: es el halo que desprenden los locos que terminan fracasando… Sea como sea, espero que está Fear Collection funcione a las mil maravillas, que los aficionados podamos disfrutar de una buena ristra de obras y que Balaguero vuelva a sorprenderme con su anunciada "Venus", segunda propuesta de esta antología que apuesta por el talento propio con vocación internacional. 

Entrando en materia, considero que el principal problema que presenta "Veneciafrenia" es como se ha publicitado, ya que estamos frente a un thriller de suspense con asesinatos, pero para nada calificaría la obra como slasher y mucho menos como un giallo revisionista. Es cierto que hay asesinos enmascarados y que Venecia pone a tiro de piedra que el giallo venga rápidamente a la memoria, pero no dejan de ser un par de elementos, considerables pero no determinantes, en una obra que navega mucho más (toma referencia obvia, vaga y estúpida) por los cauces del misterio. 


"De la Iglesia imprime un ritmo perfecto a la historia, salvo en el comentado tercer acto, y dota a las imágenes de un poderoso poder fascinante, a lo que ayuda la ambientación y el diseño de producción"


Es cierto que el argumento, con un grupo de jóvenes acudiendo a Venecia para ser asediados y posiblemente liquidados por un asesino enmascarado, da pie a englobar la película dentro del slasher, pero intentaré aportar los motivos por los que no resulta totalmente apropiado encuadrar la obra dentro del subgénero. En primer lugar, el número de asesinatos no es suficiente para que estemos hablando de un body count y en segundo término, la película termina justificando (perdiendo por el camino parte de su encanto y traicionando su premisa inicial) la matanza con una suerte de crisis revolucionaria contra el deterioro (más bien la muerte) de la ciudad, provocada está por la invasión masiva de turistas y la gentrificación. De hecho, cuando la película muestra totalmente sus cartas y se entrega por completo a este enfoque, es cuando pierde totalmente el rumbo, hasta el punto de acelerar en exceso el tercer acto, cerrándolo de manera abrupta y poco satisfactoria: parece que la propia película termina pensando dónde coño me he metido… 

Sí es cierto que "Veneciafrenia" ofrece varios elementos slasher: máscaras, armas afiladas, alguna set piece de considerable crueldad (la muerte en el teatro es, de largo, lo mejor de la película) y muy especialmente un grupo de jóvenes totalmente irritantes que merecen la muerte cuanto antes; comentar aquí lo desequilibrado que resulta el grupo protagónico, con unas notables Alonso y García Johnson, junto a unos insoportables compañeros de reparto. 


"uno tiene la sensación de que hay algo de oportunidad perdida en la vuelta al género, puro y duro, de mi director favorito español de todos los tiempos" 


Si uno tiene claro que no va a ver un despiporre gore (aunque esté aparece de forma gozosa), "Veneciafrenia" se puede disfrutar cosa mala. De la Iglesia imprime un ritmo perfecto a la historia, salvo en el comentado tercer acto, y dota a las imágenes de un poderoso poder fascinante, a lo que ayuda la ambientación y el diseño de producción. En ese sentido resultan inquietantes los compases iniciales de la película, con el viaje en el taxi acuático y la llegada al hotel. Es imposible entender el film sin el poderosísimo encanto visual que ofrece Venecia con sus calles y máscaras; aspecto en el que sorprende como el director huye de la estampa turística en todo momento (tendría cojones que lo hubiera hecho, teniendo en cuenta el mensaje del film…), manteniendo la cámara pegada a los protagonistas y a ras de suelo. 

La tan publicitada influencia del giallo aparece en forma de unos maravillosos títulos de crédito, aspecto que el realizador siempre cuida y mima, que solamente pueden calificarse de excelentes, aunque cuentan con la ayuda de un Roque Baños que podría poner música a como me lavo los dientes y que sonará a acordes celestiales: dudo mucho que haya actualmente un compositor nacional que superé el talento de Baños. Más allá de este componente estético y algún que otro elemento temático propio del género (la trama policíaca, los gemelos…), además por supuesto de su ambientación italiana, pocas deudas veo con el giallo. Es muy fácil divertirse con "Veneciafrenia" y en aspectos técnicos pocas pegas pueden ponerse a la propuesta, pero uno tiene la sensación de que hay algo de oportunidad perdida en la vuelta al género, puro y duro, de mi director favorito español de todos los tiempos.


5 comentarios:

Tracy Kong dijo...

Muy divertida. The Fear Collection puede ser hoy tal vez lo que la Fantastic Factory significò hace 20 años, y correr ademàs similar suerte. Ahora Denostada, luego recordada y reivindicada.
Saludos!

MAX CADY dijo...

Buenas Krueger, enhorabuena por la critica pero no coincidimos en absoluto en nuestra valoración de la película.

Alex de la Iglesia es uno de los grandes directores de este país y uno de los grandes valedores del cine fantástico y de género patrio. Idolatro El Día de la Bestia y La Comunidad y me parecen estupendas 800 Balas, Perfectos Desconocidos y la serie de televisión 30 Monedas, y reconozco que en el resto de su filmografía, que siempre resulta interesante y entretenida, hay momentos de gran brillantez incluso en sus largometrajes mas flojos, por lo que siempre estoy expectante ante sus nuevas propuestas.

Veneciafrenia es un despropósito en todos los sentidos. Un guion simplón, falto de desarrollado y que da un giro en su ultimo tercio/desenlace impropio, incoherente y lamentable. Unos actores que en general no están a la altura de lo que se necesita (sobretodo sus protagonistas) y una realización plana y sin personalidad, sin atisbo de la fuerza visual de trabajos precedentes del mismo autor. De hecho, viendo como se precipitan las situaciones al final da la sensación de que se les agotó el presupuesto y rodaron lo que pudieron para cerrar la historia o bien, como mencionaba, que el guion estaba aun en una fase inicial y por pulir, pues es un desatino la sucesión absurda de acontecimientos y transiciones.

Si a todo ello, le sumas la falta de tensión, visceralidad y sangre que por momentos demanda la historia y el escaso interés que me produce cuanto veo y escucho, da como resultado, para quien escribe, uno de las peores películas del año. Alex de la Iglesia es un director al que hay que exigirle mucho más de lo que Veneciafrenia ofrece, no es digna del talento que atesora el cineasta vasco.

Con todo, agradezco el intento y ojalá la fabulosa idea de The Fear Collection nos ofrezca en un futuro magníficos productos que nos deleiten. Nadie lo celebrará más que yo pero por desgracia no es el caso de esta pobre Veneciafrenia.

Saludos enormes!!

Krueger dijo...

Tracy, me temo que está Fear parte con muchos millones (en presupuesto y distribución) de ventaja respecto a mi querida Fantastic. Espero que corra mejor suerte...

Max, reconozco que iba con expectativas bajas, pero considero que se ha intentando hacer una película lo más neutra posible, con ese éxito en cabeza; pero claro De la Iglesia es tan bueno y la película tan simple, que sabe a poco. Si considero que con el cerebro apagado y haciendo un esfuerzo por olvidar quién es el director, la película resulta entretenida...

Todavía recuerdo ver El día de la Bestia en el cine y sentir que todo empezaba a cobrar sentido en mi cerebro de infante por formar. Al respecto, creo que 30 monedas adolece del mismo fallo que está Veneciafrenoa, esa precipitación final, aunque 30 monedas cuenta con la ventaja de una segunda temporada.

Saludos!

Donnie dijo...

Creo que en este país somos demasiado benevolentes con aquellos a los que admiramos (yo el primero). Tanto Paco Plaza como Alex de la Iglesia han rodado dos cintas muy, muy discretas que si en lugar de venir firmadas por ellos fuera por otros habrían sido pasto de criticas feroces.. Está bien que los consideremos figuras de referencia dentro del género y que su legado es importante pero tampoco hemos de perder de vista que pueden meter la pata y que en este caso lo han hecho y creo que hasta el fondo. Sus obras pasadas no pueden servir como justificación o excusa para cintas malas.. simplemente esperar que esta 'Veneciafrenia' y 'La Abuela' sean solo un par de tropezones. En el caso de Plaza puede que así sea, en el de De la Iglesia, ya no estoy tan seguro..

Un Saludo!

donnie

Krueger dijo...

Hola Donnie, llevas toda la razón y entono el mea culpa. Si considero que Veneciafrenia es entretenida, sin más. No coincido con La Abuela, que tras un segundo visionado (en el que ya sabía a lo que le enfrentaba), sí ha logrado conquistarme, a pesar de la pobreza del guión.

Saludos!

Publicar un comentario

¿Tienes opinión? No seas tímido/a y compártela, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores/as siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.