martes, 2 de julio de 2024

Crítica: Dune: Parte 2

ROLOS NOS HABLA SOBRE LA SEGUNDA PARTE DE LA NUEVA ADAPTACIÓN CINEMATOGRÁFICA DE LA CÉLEBRE NOVELA DE CIENCIA FICCIÓN ESCRITA POR FRANK HERBERT


Y es en este año que la gran opera espacial llevada a la pantalla grande en 2021 por Denis Villeneuve concluye. Lo hace como inició, de forma grandilocuente y espectacular, mostrando una soberbia lección de cine y dejando por lo alto la que en mi opinión es una obra seminal de la literatura de Ciencia Ficción. El director lo hace poniendo el pie en el acelerador para darnos un espectáculo visual de primer nivel y dejando todo listo para una tercera parte que todo parece indicar que estaría por venir en unos años


“hace empequeñecer a su antecesora y muestra de lo que es capaz el director canadiense cuando tiene los medios necesarios a su disposición” 


“Dune: Parte 2” es cine con mayúscula, película rebosante de virtudes y que debe disfrutarse por que lamentablemente es un tipo de cinta que cada vez veremos menos en cartelera, esto por el miedo de las grandes compañías a perder dinero. Esta obra hace empequeñecer a su antecesora y muestra de lo que es capaz el director canadiense cuando tiene los medios necesarios a su disposición. Villeneuve centra el filme en dos aspectos que son geniales en mi opinión. 

En primer lugar profundiza en la historia y cultura de los grandes villanos de este libro, me refiero a los Harkonnen, el director nos llevará a Giedi Prime planeta hogar de esta casa y nos ofrecerá un apartado visual supremo. Estas escenas son en mi opinión de lo mejor de la cinta, dándosenos una explicación de por que los Harkonnen tienen esa estética tan particular. Veremos un planeta iluminado por un sol negro donde ni siquiera hay color, un mundo gris, opresivo, asfixiante y por que no decirlo hermoso en cada plano que se nos muestra. Esto es lo que nos explica la palidez y calvicie de este pueblo, ¿para qué tener cabello si hasta el color es un privilegio del que se carece? Pero también se nos mostrará un planeta gobernado de forma despiadada y brutal por una poderosa casa feudal – espacial que tiene las intenciones de quedarse con el control del Imperio. Es magistral el cariz totalitario que le da el director a los Harkonnen, sobre todo con la escena del desfile militar que nos retrotrae a épocas oscuras de nuestra historia. Pero es necesario ya que termina evidenciando lo que los Harkonnen son: una potencia militar de primer nivel gobernada por una familia despótica que tiraniza a su pueblo. 


“Suele decirse que una película es tan buena como su villano, pues aquí se cumple esta regla ya que Butler se come la pantalla en todo momento” 


¿Qué puedo decir de Feyd Rautha? Es interpretado por un descomunal Austin Butler, su rol de un psicópata, ambicioso y sádico es tan convincente que hace empequeñecer al mismo Barón Vladimir Harkonnen en las escenas en que aparecen juntos (y eso que es interpretado por un Stellan Skarsgard). Suele decirse que una película es tan buena como su villano, pues aquí se cumple esta regla ya que Butler se come la pantalla en todo momento

El otro punto en donde hará énfasis el director será en las tensiones que surgirán entre Chani y Paul Atreides por el rol de líder religioso que ira adquiriendo entre los Fremen, y el fanatismo ciego que esto irá generando en este pueblo sencillo y valiente. Chani no está conforme con esto y no desea ver a su pueblo utilizado por una religión implantada que los ha llevado al oscurantismo. Este arco argumental rompe con el libro, pero es un acierto ya que muestra la tragedia en la que cae Muad´Dib al cumplir un destino que rechazó gran parte de su vida, ser un dios viviente que generará una guerra santa de escala galáctica donde perecerán millones de inocentes. La ruptura entre estos dos es un ejemplo de como el poder genera soledad y puede llevar a la destrucción del que lo posee. 


“Todos los premios que pueden entregarse a un interprete están aquí, hay ganadores del Oscar, Globo de Oro, Bafta, Emmys por lo que evidentemente este es uno de los puntos fuertes de la cinta” 


En cuanto al apartado técnico todo es monumental, soberbio y magnífico, algo que ya habíamos visto en la primera parte de esta saga. Los planos, los colores, la ambientación, las transiciones muestran un destacado trabajo de fotografía, iluminación y edición que dejan esta cinta por las nubes. Está tan bien dirigida y planteada que pese a durar casi tres horas no sentí en ningún momento que bajara el ritmo o se me hiciera larga. Las actuaciones son espectaculares como en la primera entrega, pero aquí aparecen personajes nuevos y su trabajo es de primer nivel. Obviamente tenemos un reparto coral formidable, todos se lucen y no es para menos al ver los nombres de los actores que integran esta película. Todos los premios que pueden entregarse a un interprete están aquí, hay ganadores del Oscar, Globo de Oro, Bafta, Emmys por lo que evidentemente este es uno de los puntos fuertes de la cinta

Especial mención quiero hacer a la ultima media hora de película, hago referencia a la batalla final entre los Fremen comandados por Paul Atreides y los Sardaukar al servicio del Emperador Corrino, es un final apoteósico donde veremos gusanos, miles de hombres luchando cuerpo a cuerpo y un duelo a muerte entre Feyd Rautha y Muad´Dib. Es un clímax épico y un final ideal para una dinastía que gobernó el Universo durante diez mil años. ¿Qué más puedo decir? Que deseo que haya Villeneuve para muchos años más y que siga agasajándonos con su arte. Que espero con ansias que el director estrene la tercera parte de “Dune”, con un Paul Atreides torturado por el poder y por los crímenes que se cometieron en su nombre. Que ojalá se hiciera más cine como el que nos presentó este director con “Dune”, obras destinadas a trascender y seguir maravillándonos con los años. Todo parece indicar que las grandes producciones van en caída libre y serán cada vez menos, por lo menos esta cinta puede servir para frenar este proceso.


4 comentarios:

Jason Myers dijo...

Sin duda una segunda parte brillante y como bien dices las escenas en el planeta de los Harkonnen, Giede Prime, son espectaculares, hasta los fuegos artificiales son en blanco y negro! También estoy de acuerdo contigo en que Austin Butler se come la pantalla como el malvado Feyd Rautha, el tío da verdadero miedo. Técnicamente un prodigio, ese sonido! y la batalla final yo creo que ya ha pasado a la historia del cine por su espectacularidad. Muchas ganas de ver la siguiente.

J dijo...

Siento decir esto que voy a escribir, porque sé la alegria que te ha dado ver esta película. Voy: es una historia, una versión y una película innecesaria y aburrida porque sus ideas no son importantes ni para el metacine, el cine o los paralelismos con la realidad. A ver si me explico. Pienso que podrían haber hecho otra cosa. A mi la actriz de Spiderman no la veo en ningún proyecto que valga la pena. Pero te repito, que soy consciente, de que a ti y a mucha gente le gusta esto y te pido lo siento porque quiero opinar por el curro de escribir tan profunda crítica que has hecho, que merece, por supuesto, muchos comentarios y mas. Concluyo: no me ha gustado ninguna de las películas, no pienso en esta saga y creo que Mad Max, Star Trek o Harry Potter serían sagas más interesantes de explotar, bien filmadas, que no esta historia de arena y agua. Saludos.

RoloS dijo...

Jason ¿cómo estás?
Veo que concordamos en todo, la escena en Geidi Prime me encantó, una cosa que no reseñe en las películas es que los Harkonnen y los Sardaukar tienen su propio idioma (en el libro cada planeta tiene su idioma y las elites hablan una lengua común llamada Galach que es la lengua del Imperio), esto nos demuestra hasta qué punto fueron detallistas en la producción de este filme.
Una verdadera maravilla.
No solo tengo ganas de ver la siguiente, sino la serie sobre las Bene Gesserit ambientada 10000 años antes.
J, no hay nada que disculpar, el cine como todo tipo de arte genera diferentes cosas a diferentes personas.
En mi caso después de Star Trek Discovery como que me "quemé" con esta saga.
Pero son gustos obviamente.
Gracias por sus palabras.
RoloS.

Krueger dijo...

Sin tener mucha idea del universo (no he leído la novela, aunque sí he visto el film de Lynch), reconozco que me gusto más la primera entrega. En mi opinión, todo en la película queda supeditado a la épica, lo que provoca que algunos fragmentos narrativos claves para la historia se solucionen echando hostias, para así poder pasar a la siguiente estampa de puro espectáculo.

No es una crítica, es una película que me encantó, pero si preferí el enfoque de la primera entrega, aunque hay que recordar que las películas puente siempre son muy peculiares.

Saludos!

Publicar un comentario

¿Tienes opinión? No seas tímido/a y compártela, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores/as siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.