domingo, 13 de septiembre de 2020

Crítica: The Rental

RONETTE PULASKI NOS HABLA SOBRE LA PECAMINOSA CARNE Y LA PERSONAL VISIÓN DE DAVE FRANCO RESPECTO AL SLASHER DE MANUAL


Hace no demasiado tiempo escribía sobre una película en la que una pareja alquilaba un caserón en el campo. El objetivo no era otro que pasar un fin de semana romántico que les permitiese borrar las infidelidades del pasado y reconstruir un nuevo futuro juntos. Tal y como cabía esperar, los planes salieron mal, pero toda la situación permitía reflexionar un poco sobre Airbnb y un nuevo concepto de viajar que ahora ya está establecido como standar. "The Rental" no es en su trasfondo una película diferente, de hecho, tiene bastantes similitudes con aquella mediocridad titulada "Welcome Home". En el caso que nos ocupa hoy, que es bastante mejor, el protagonismo recae en dos parejas que también tienen ganas de pasárselo muy bien. La tensión sexual flota en el ambiente y las drogas están al alcance de la mano, poco más se podría pedir, pero por desgracia para ellos, todo lo que podía salir mal, saldrá peor.

"The Rental" (2020) es la típica película en la que en el momento en que dos de los protagonistas la cagan, sabes que todo lo que viene después va hacia abajo, cada decisión es peor que la anterior, cada hecho es más irreparable que el anterior, y así sucesivamente hasta meterse en un lío del que ya es muy difícil salir. ¿Y cuál es el origen de toda esa desgracia? Pues una infidelidad, como era de esperar. En sí, el argumento es tan sencillo que hasta podría ser un slasher, pero le falta sangre para serlo, y el director prefiere alejarse de lo explícito y explorar el componente psicológico. La historia está coescrita por el propio Franco y su colega Joe Swanberg ("Easy", "Drinking Buddies", 2013).


“podría ser un slasher, pero le falta sangre para serlo, y el director prefiere alejarse de lo explícito y explorar el componente psicológico”


Últimamente parece que todo el rollo Airbnb da mucho juego, dormir en casa de los demás, compartir vivienda, si no que me lo digan a mí, que pese a gustarme bastante poco esa forma de pernoctar, no consigo evitarla. Pero en palabras de Dave Franco, más allá del posible asesino fisgón, encuadrado en las "Home Invasion" de toda la vida, lo que más le interesaba en esta historia era desarrollar los caracteres de los personajes, con sus tensiones y sus problemas personales, en el contexto del "home sharing".

Volviendo al argumento de la película, SPOILER son dos parejas jóvenes, es la primera noche y hay que pasarlo bien, pero una de las chicas está cansada y no quiere fiesta, así que se va a dormir mientras los demás se colocan un poquito. Un yakuzzi, parejas cruzadas... gol cantado y polvo en la ducha. Desde el inicio de la película ya se intuye que las parejas no son firmes y de entrada ya no apostaba por la durabilidad de ellas. El segundo problema viene a la mañana siguiente, cuando se dan cuenta que hay una cámara en la ducha. Parece que están siendo espiados y todas sus sospechas recaen en el hombre que les alquiló la casa, que todo sea dicho, desde el inicio lo caracterizan como un personaje racista con malas pulgas (aunque breve, muy convincente la interpretación de Toby Huss) FIN SPOILER.


“pese a la sencillez del argumento, la película mantiene levemente la tensión, al menos en su justa medida para seguir adelante con el visionado”


Demasiado obvio todo, diría yo, así que el espectador se pasa el resto de la película esperando un giro, que tal vez no es suficiente como postre. De todas formas, y pese a la sencillez del argumento, la película mantiene levemente la tensión, al menos en su justa medida para seguir adelante con el visionado, que no llega a la hora y media. Dos parejas majas que acaban mirándose con recelo, y una casa preciosa frente al mar en la que se acaban destapando lugares sórdidos. Así es como evolucionan las cosas tras una primera mitad en la que todo se cuece a fuego lento.

Éste es el debut en la dirección del actor Dave Franco ("Neighbors", 2014, "The Disaster Artist", 2017), hermano de James Franco, que no sale mal parado del todo con esta película. Tampoco es que sea ningún alarde de originalidad, ni un producto sofisticado, pero como comentaba, de forma sencilla, con poco más de cuatro personajes (más un perro), y un escenario tan limitado como lo es una casa, consigue salir adelante de forma más o menos digna. Si la intención del director era diferenciar claramente las dos partes de la película, que todo hace indicar que sí, esto sí lo consigue. Tras una primera parte en la que presenta a los personajes, la segunda parte parece otra película, en la que sí se incursiona en nuestro género, a través del juego del gato y el ratón, y con la presencia de un adversario misterioso. También me gustaría mencionar que la película de Dave Franco tiene un visual promocional atractivo. En el tráiler, por ejemplo, se intuye una atmósfera que funciona bien como reclamo.


“Tras una primera parte en la que presenta a los personajes, la segunda parte parece otra película, en la que sí se incursiona en nuestro género”


El grupo de actores, las dos parejas, funciona bastante bien. La actriz más conocida del reparto es Alison Brie ("Glow", "Mad Men"), pareja en la vida real del director, que se queda lejos de acaparar todo el protagonismo esperado. También están Dan Stevens ("Apostle", 2018) y Jeremy Allen White ("Shameless"), que interpretan a dos hermanos cuyas personalidades están en las antípodas, uno es un emprendedor de éxito y el otro un bala perdida. Pero curiosamente el protagonismo se lo lleva la actriz que yo tenía menos controlada, Sheyla Vand ("A Girl Walks Home Alone at Night", 2014), que interpreta a un personaje bastante más interesante que el resto.

Independientemente de lo que yo pueda opinar, no le ha ido nada mal a "The Rental", este verano se colocó entre las películas más vistas en EEUU. A raíz de este inesperado éxito para una película de bajo presupuesto, leí por ahí que Dave Franco se plantea hacer una secuela... too much Franco, too much... yo creo que el argumento dio para una película, pero para dos, me parece demasiado estirar la idea.

Lo mejor: Me quedo con las secuencias iniciales, en ellas no es que pase nada trascendente, pero al menos invitan a una serie de posibilidades que podrían haber sido interesantes.

Lo peor: Todo es bastante obvio, y el final dista mucho de ser un gran cierre para la película.


3 comentarios:

El Rector dijo...

Yo he salido la mar de satisfecho. Se agradece que Franco se salga de los tópicos habituales del slasher y se atreva a ir mucho más allá de la sangre y las tetas para alejarse de la ligereza característica del subgénero y adentrarse en terrenos psicológicos, prestando mucha atención a los personajes y sus relaciones.

Una atmósfera lograda y un reparto estupendo. Lo de Dan Stevens empieza a ser una costumbre. Todo lo que toca este tipo lo convierte en oro. "The Guest", "Apostle", "Legion", incluso la comedia de netflix sobre eurovisión, que es una puta locura... uno de los grandes nuevos activos del género. Muy bien Brie, y excelsa Sheila Vand (no es nuevo, ya lo estuvo en la joyita de Ana Lily Amirpour).

En mi opinión y aunque le falte algo de fuerza al guion para meterse en las grandes ligas, una grata sorpresa.

Saludos.

Astinus dijo...

Coincido con la nota. A mí, personalmente, me gustó más la segunda parte que la primera de la película (pienso que el director hace, como dices, un hincapié especial entre ambas); de hecho, mientras se iba realizando la presentación de los personajes, yo iba un poco con la sospecha del "verás que esto al final se convierte en una resolución rápida después de no darnos ritmo". No fue así, aunque es cierto que la película tampoco hace eco de grandes alardes.

Yo iba buscando algo ligerito para una de estas noches perdidas y, visto así, funciona bien. Sin más. Quizás en la contención de lo visual podría aspirar más a pelis tipo "You should have left", donde la fotografía y el hogar juegan un papel fundamental; aquí parece que pretende dirigirse a otros temas, pero no dejaría de resultar igualmente interesante.

RONETTE PULASKI dijo...

Hola Rector, sin duda la película tiene detalles interesantes. No le falta atmósfera y cierta tensión, además de unas buenas actuaciones, como bien dices.
No está nada mal en su conjunto, y me gusta especialmente que dedique un tiempo a perfilar los personajes, pero para mí le falta cierta garra a la historia. O un pelín más de originalidad al guion, o ser un poquito más radical en esa parte final.
Abrazos

Hola Astinus,
Yo también me acerqué a la película esperando, simplemente, pasar al rato. No tener grandes expectativas y buscar entretenimiento sin más, es una buena forma de no llevarse decepciones.
A mí The Rental, sin parecerme gran cosa, sí me parece un película digna, con cosas interesantes. En la segunda parte hay un cambio bastante radical, y reconozco que es de agradecer, pese a que mí me haya sabido a poco.
No llegué a ver todavía You Should Have Left, a ver si cae un día de estos, que como bien dices, malo será que no valga para un domingo de tarde.
Abrazos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.