viernes, 25 de septiembre de 2020

Crítica: Slither

MISSTERROR NOS HABLA SOBRE LA ESTUPENDA CARTA DE PRESENTACIÓN DE UN CONSUMADO MAESTRO DEL ENTRETENIMIENTO COMO JAMES GUNN


Hoy vamos a reflexionar sobre las raíces y lo que el sentimiento de pertenencia significa en nuestra visión de la vida. Yo hablaré desde el punto de vista de quien nunca ha echado raíces y a quien la pregunta ¿de dónde eres? le parece que tiene una de la respuestas más complicadas que uno puede imaginar. Soy de aquí y de allá, supongo. He vivido en muchas ciudades y nunca he sentido que perteneciera a ninguna de ellas, aunque en todas  me he sentido cómoda. Me gusta la sensación de nomadismo, de no deber nada a la tierra. Por otra parte, envidio cuando a mi alrededor hablan con orgullo de su ciudad. Lo importante es tu capacidad para “robar” lo que define a todos los  sedentarios de una misma ciudad. Todo se reduce a que una buena raíz solo sobrevive fuerte si está bien agarrada a la tierra. Lo demás es lo mismo que recolectar diferentes raíces, de diferentes formas, texturas y terrosidades y meterlas todas en la batidora. Sale un brebaje interesante aunque lo mismo da beber eso que cerveza sin alcohol. Pasa lo mismo en el cine, la solidez de una buena cepa cinematográfica en los primeros pasos en la industria, no cabe duda que definirán tus películas y si eres un chico Troma, con más intensidad aún. 


“una divertida gamberrada que sirvió para que James Gunn fuera considerado un director a tener en cuenta en el género” 


Todo este rollo, para deciros que Troma es la ciudad natal de James Gunn, nuestro director de hoy y siempre. En Troma,  el jovencito James dio sus primeros pasos y se encontró con sus primeras hostias. La serie Z regada de sangre, humor y surrealismo introducían en el mundo del celuloide a un joven escritor, director y productor  para que empezara a familiarizarse con una ambiente que claramente es su hogar. El guion de “Tromeo and Juliett” (1996) y sobre todo,  “The Tromaville café” (1997) fueron el bautismo que Gunn necesitaba para afinar bien sus habilidades y tener claro lo que quería contar. Bien entrenado con guiones para cortos y series de televisión, en 2004 maravilló al público con el guion del brillante remake de “Dawn of the dead” (2004). A partir de este año, Gunn se convirtió en una pieza muy importante del engranaje del cine de género. En 2006 dirigió su primer largometraje, “Slither”, dando rienda suelta a sus obsesiones, referencias y talento. A partir de aquí, el universo de los superhéroes le requirió, pero esto es ya otra historia. 

“Slither” se convirtió en la persona que pasa a tu lado y saludas porque sabes que la conoces pero no recuerdas muy bien de qué. En “Slither” hay referencias para parar un tren y todo lo que se muestra ya lo hemos visto. La plaga que nos propone Gunn son pedazos de “The night of the creeps” (Fred Dekker, 1988),  “Society” (Brian Yuzna,  “La Cosa” ( John Capenter, 1982), “The Faculty” (Robert Rodriguez, 1998) y muchas otras películas, pasadas por el tamiz de la Troma. Como resultado, una divertida gamberrada que sirvió para que James Gunn fuera considerado un director a tener en cuenta en el género.  “Slither” de rienda suelta a una sencilla historia en la que no hay demasiados matices, que peca de querer tocar demasiados palos en un tiempo limitado, pero que terminó por convertirse en uno de los grandes títulos del cine que mola


“cada segundo que Silther se convierte en una desquiciada monster movie, vale por cada minuto en el que hemos pensado que faltaba gasolina en el libreto” 

Cierto es que teniendo en cuenta que “Slither” contó con un holgado presupuesto, la culpa de determinados  altibajos que se perciben en la película, tiene que recaer también en Gunn, pues claramente se deben a un guion un tanto desordenado, que en  unas ocasiones prueba suerte con la comedia negra, en otras con el suspense y en algunas más con el surrealismo,  no destacando en ninguna de ellas. Pero, si bien es cierto que el humor no es mordaz y el suspense no consigue generar la tensión que se buscaba, los momentos locos de la película son suficientes para conseguir la atención completa del espectador. Podemos pensar en varias escenas con diálogos que no aportan apenas nada a la historia. Podemos pensar incluso que ese tiempo de cháchara debería haberse empleado en hacer un mejor dibujo de los personajes, pero cada segundo que “Silther” se convierte en una desquiciada monster movie, vale por cada minuto en el que hemos pensado que faltaba gasolina en el libreto.   

La plaga de James Gunn jugando con un universo zombificado, con una mente colmena y babosas humanas, está muy dirigido a un público que disfruta con  las múltiples referencias del cine de terror, la América profunda y la generosidad de unos buenos efectos artesanos, de los que sin duda saca todo el partido. No ocurre lo mismo con los efectos digitales, bastante reguleros, como la mayoría de los que teníamos que sufrir hace  casi 15 años.  


“un gran homenaje a la serie B de los ochenta, hecho por alguien que lo conoce, lo entiende muy bien y lo ama” 


Respecto al reparto, buena elección de intérpretes desarrollando sus personajes con bastante convicción, en especial Michael Rooker. Y aunque por momentos, parece que Nathan Fillion y Elizabeth Banks estén desubicados, no es nada grave y el resultado general es muy satisfactorio. Lo que les ocurre a estos dos intérpretes, es exactamente el mismo efecto que a mitad de película sufrimos los espectadores (aunque de manera  muy momentánea). El espíritu delirante de “Slither” se termina cohesionando muy bien. 

Como os comentaba al principio, la tierra tira y Troma es la ciudad natal de Gunn. Lo lleva dentro y lo muestra con orgullo en una película que seguramente hoy en día habría rematado de una mejor manera (claro, amigos, la experiencia es la experiencia). En cualquier caso, una película con tentáculos, babosas sexuales, nidos humanos y gigantescos embarazos de miles de larvas, bien regado con sentido del humor y desprejuicio, tiene que ser una buena opción para desconectar de la intensidad que nos come en muchas ocasiones. “Slither” es una película mucho más ligera de lo que cabría esperar, teniendo en cuenta algunas de sus escenas,  creo que incluso termina resultando más naive de lo que realmente es, pese a todo lo que desfila por pantalla, pero no cabe duda de que es un gran homenaje a la serie B de los ochenta, hecho por alguien que lo conoce, lo entiende muy bien y lo ama

Queda claro que las raíces tienen una gran importancia en todas nuestras acciones y en cómo esto filtra nuestra visión del mundo. También es importante sanear las raíces y dejarles espacio para que crezcan con mayor libertad. James Gunn lo hizo en un gran maceta decorada con personajes de Marvel. Yo sigo a la espera de encontrar una buena maceta. Viendo lo visto, ese universo Marvel lejos de La Tierra, no parece mala opción.


8 comentarios:

Guadaña dijo...

Una buena película en mi opinión con la que pasar un rato divertido. SPOILER- que risa cuando la "gordita" del granero dice "a mi me pasa algo" XD FIN SPOILER

Art0rius dijo...

No me puedo creer que aun no estuviera reseñada. Divertidisima, desvergonzada, y a la vez hecha con infinito amor al género. Magnífica reseña Missterror!

Spupydo dijo...

Una de mis peliculas favoritas del genero y que cada un tiempo revisiono. Hace unos meses estoy por hacerlo asi que voy a aprovechar su disponiblidad en Netflix para verla otra vez en estos dias. La presentacion del alcalde ya es desternillante y casi justifica el visionado.

Krueger dijo...

Tremendamente divertida. Me flipa el personaje del alcalde, quiero recordar, y Michael Rooker se sale!

El Rector dijo...

Al nivel de la mejor serie B de los ochenta. Una película deliciosa a todos los niveles y con todos los ingredientes que se le demandan a este tipo de propuestas: sangre, humor negro, efectos especiales tradicionales, bizarrismo y un montón de referencias a grandes hitos del género. En lo personal, soy incapaz de encontrarle una sola pega.

Gunn es uno de esos tipos a los que habría que hacerle un monumento. Todo lo que toca lo convierte en oro... muero de ganas de ver lo que es capaz de sacar de "Escuadrón Suicida". ¿Será tan buen nigromante como cineasta?

Y hablando de monumentos... ya puestos, otro para Rooker.

Saludos.

azero dijo...

Para mi este tio tiene todos mis respetos. No me canso de recomendar tambien "Super". Pero sobre todo por el buen talante con el que supo llevar el problema que hubo con Disney, se nota que tiene la cabeza muy bien amueblada y pocas veces en la historia de disney veremos como dan un paso atrás como tivieron que hacer con él. Sin contar con el apoyo incondicional que tuvo de las personad que trabajaron con él.

J dijo...

Me encantó Super. Conocí a Gunn en una entrevista, en Sitgesfilmfestival. Yo me encargaba de la fotografía.

Lo conocía por Amanecer de los muertos y después me sorprendió como jurado en Scream Queens, un reality donde eligen a una actriz para un film de terror.

Esta portada la confundo con Babosas, muerte viscosa. Es de esa clase; bichos viscosos. No me gustan esos bichos. Ni los topillos ni los ratones, pero sobre todo no me gustan las ratas. No se duchan. No se bañan.

Missterror dijo...

Hola Guadaña, la escena que mencionas es mi momento favorito de la película (y creo que el de la mayoría). No cabe duda de que "Slither" es una película muy divertida.

Art0rius, seguro que de haberte dado cuenta, ya te habrías puesto tú a escribir sobre ella ;)
Coincidimos en el veredicto!!

Spupydo- Aprovechando que está recientemente incluida en el catálogo de Netflix es lo que nos ha hecho volver a verla a muchísimos de nosotros y qué quieres que te diga, ha sido como un respiro en medio de estos tiempos inciertos y nocivos.

Krueger- El alcalde Macready es un personaje totalmente pensado para ser el centro de cada escena, pero Grant Grant es maravilloso también y como dices, Rooker se sale.

Rector- Lo cierto es que no deberíamos pedir más de lo que pedimos siempre a la serie B, pero creo que muchos de los diálogos no están lo suficientemente aprovechados.
Yo también tengo una curiosidad mortal con "Escuadrón Suicida" visión Gunn. La versión David Ayer no me gustó nada.
Y ojo a "Guardianes de la Galaxia 3". ¡Qué ganas!

Azero- Aún no he visto "Super" y no tengo excusa, la verdad. Gunn parece un buen tipo y sobre todo una persona carismática con las ideas muy claras. Creo que en el mundo de la dirección hay demasiados divos, por lo que imagino que cuando te topas con alguien como James Gunn, que parece que es uno de los mejores jefes que puedes tener en el mundillo, no queda otra que recular y aceptar que te has equivocado, por muy Disney que seas.

J-¿Hay alguien a quien no hayas conocido en el Festival de Sitges? Eres una caja de sorpresas.
No eres el primero que confunde "Slither" con "Slugs, muerte viscosa" (con nuestra querida Concha Cuetos) De babosas va la cosa y como dices, estos bichos viscosos dan mucho repelús, aunque nada tanto como las ratas. Yo les tengo auténtico pánico.

Un abrazo a todos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.