domingo, 10 de julio de 2011

Crítica: The Orphan Killer

A los amantes del cine de terror y muy en particular a aquellos que sean usuarios habituales de la red social facebook, de seguro les sonará el título de “The Orphan Killer”, pues la nueva película del señor Matt Farnsworth (padre de aquella curiosa “Gacy” del 2003) se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas entre los “facebookeros” de todo el mundo, con casi 90.000 seguidores a sus espaldas y creando unas expectativas tales, que se ha convertido en uno de los estrenos mas esperados del año. Yo, inocente de mi, que le doy menos utilidad a las redes sociales (aunque estoy seguro de que deben de tener alguna) que a mis viejos discos de la infancia de Tino Casal (y reconozco que en su día me ofrecieron gratas experiencias a medio camino entre lo místico y lo folklórico), pues no tenía mas noticias del filme que la breve reseña que se hizo por estas páginas hará ya una burrada de meses, así que mis expectativas personales sobre un filme que a priori tiene tan poco que aportar como este, eran bastante bajas y digo lo de “poco que aportar” por que no hay que tener demasiado olfato para oler el tufillo a “Slasher” de manual que desprende el vástago de Farnsworth… pero si la propia portada es un calco a la de otro “Slasher” que pasó con mas pena que gloria como fue “Midnight Movie”, que a su mismo tiempo era otro ídem del remake de la de “Viernes 13”, por cierto. Y efectivamente, si algo le funciona bien a un servidor, es el olfato, y después del visionado, estoy en condiciones de confirmar todas mis sospechas sobre el producto, pero coño, me lo he pasado mejor que en su día con los discos de Tino Casal, ¿Cómo es posible semejante y blasfémica afirmación? os preguntaréis los millones de fans del amigo Casal, sencillo. “The Orphan Killer” ofrece ni mas ni menos, lo que precisamente hoy me pedía el cuerpo, sangre y heavy metal.

“The Orphan Killer” nos adentra en las siempre escatológicas entrañas de una institución católica, una en particular en la que hace años, dos niños huérfanos fueron acogidos después de perder a sus padres en un brutal asesinato. Pero Audrey y Marcus, no tardaron en ser separados, pues el pequeño, obsesionado por su hermana, comenzó a comportarse de forma violenta, siendo severamente castigado por los “empleados del señor”, torturado, humillado y marginado. En cambio, Audrey no tardó en abandonar el orfanato al ser adoptada en el seno de una buena familia. Ahora, la joven regresa al lugar como monitora de un grupo de teatro que tiene previsto actuar en el colegio, totalmente ajena a que Marcus, ha estado alimentando su odio contra la iglesia y todos aquellos que le hicieron daño en su día durante todos estos años y sigue vagando entre los oscuros rincones del edificio a la espera de llevar a cabo su venganza.

“The Orphan Killer” es un híbrido entre el “Halloween” de Carpenter y el “Seed” de Uwe Boll, aunque menos atmosférica que la primera (quizá en este sentido, mas cercana a la del propio Rob Zombie) y mucho mejor filmada que la segunda. Un “slasher” tradicional que pese a que no aporta absolutamente nada nuevo y ofrece justamente lo que cualquiera que domine un poco la materia, podría esperar de una película de tan concretas características, tiene precisamente en su nula capacidad de sorprender, su mayor baza. Y es que la película en ningún momento intenta maquillar su naturaleza con algo tan importante para algunos como pueda ser, una historia. Aquí no hace falta, cuatro flashbacks para que veamos lo putas que lo llegó a pasar el chaval en su infancia y justificar al cabrón en el que se ha convertido.

Vamos, lo justo y necesario para dar un poco de sentido a lo que en realidad es (y quiere ser) la película, un antológico festín de violencia desmesurada de manos de un gigantón enmascarado que se carga a todo bicho viviente con el que se cruza por los pasillos de un colegio católico. Aquí entran alumnos, policías, monjas, curas y por supuesto la “Screamqueen” de turno, quien al igual que ocurría en “Halloween”, es hermana del asesino, aunque el perfil psicológico del que nos ocupa es algo distinto, pues si bien Michael Myers era bastante timidillo y el tío no mediaba palabra (históricamente los “slashers” no han sido muy sociables), a este le gusta bastante darle a la sin hueso, y se marca unos monólogos que para que, sobretodo en el tramo final, cuando ya va cogiendo confianza. Tampoco es que sea nada del otro jueves ni que tenga demasiado carisma (ahí me quedo por ejemplo con un primo hermano suyo, “Chrome Skull” de “Laid To Rest”), Marcus podría pasar perfectamente por músico de los “Slipknot” esos, con su máscara, su mono y tal… pero tampoco le hace falta mucho mas, por que todo el peso en este sentido lo lleva su némesis, esta si que deja impronta, y no lo digo por la secuencia de la ducha eh, sino por que estamos ante un personaje con mucha fuerza y muy bien interpretado… además, todo está aderezado con una machacona pero efectiva banda sonora a base de metal que pega mucho con la estética del filme, de marcado aire independiente y evidente bajo presupuesto, aunque suplido con mucha personalidad detrás de las cámaras, lo que es de agradecer, además de otorgarle al filme ese toque diferencial con respecto a otros títulos similares.

Conclusión, “The Orphan Killer” es mas de lo mismo, si. Pero sin envoltorios, directa a la yugular desde el principio. Por lo tanto, el margen de decepción para aquellos que sepan lo que van a ver, es prácticamente cero. Una película violenta como pocas, con algunas secuencias gore que pasan con suma facilidad, de lo cómico, a lo incómodo, blasfema (si eres cristiano, claro… si dios y sus empresas te sudan la polla como a mi, dejémoslo en cachonda), con un asesino que cumple aunque a veces se ponga un poco pesado, una heroína que se sale, buena banda sonora (me gustó la versión que se cascan al principio del tema "Cry Little Sisters" de “Jóvenes Ocultos”, aunque la destrocen… y un precioso cambio de registro a modo de balada que ilustra una de las escenas finales en pleno zenit del filme) y en definitiva, un producto honesto, directo y sobretodo, muy entretenido. Uno de los mejores “Slashers” de los últimos años.

Por supuesto, los que esperen algo más que un homenaje a una forma de entender el terror y visceralidad en su estado más puro, se van a dar con un canto en los dientes. Pero bueno, siempre les quedará Tino Casal.

8 comentarios:

Missterror dijo...

pues si ya la tenía ganas,con tu reseña me la has terminado de vender!
El único pero que le pongo ,a priori, es que digas que Chrome Skull de Laid to rest tiene mas carisma que éste...es dejarle en muy mal lugar,porque lo del Chrome skull era de traca (asesino soso donde los haya,-50 de carisma...)
Por lo demás esta propuesta puede ser de las que me hagan disfrutar bastante.No pido mucho.

En cuanto la vea,te digo

El Rector dijo...

No, si Chrome Skull era un capullo de cuidado, pero por lo menos tenía algo de clase. El asesino huérfano este, es poco mas que un cacho carne, además, cutre salchichero y mas pesado que una vaca en brazos. Eso si, compartimos ideología religiosa.

Eso si, la peli es una salvajada. Me da a mi que esta te va a gustar.

Un saludo.

Missterror dijo...

Vista.Un gustazo!Esta vez no te puedo discutir ni una coma de tu reseña,creo que tienes toda la razón.
Un slasher que no tiene mas vuelta de hoja que un asesino en busca de su venganza personal para la que no deja títere con cabeza (y de qué forma!!!),
Una scream queen como las de antes,con momentos gloriosos,acción desde el minuto 1,una historia salvaje!!!
Qué mas se puede pedir???que hagan una segunda parte????
Bueno,algo te discuto,con todo lo caho de carne que sea este asesino,le prefiero mil veces antes que a Chrome Skull.

En definitova,TOK es 100% disfrutable,y ya era hora...

saludos

El Rector dijo...

Bien, en ese caso me agarraré a lo de Chrome Skull cual clavo ardiente, jaja!


Un saludo!!

osplva dijo...

Mañana la veré en la Maratón de Molins de Rei. Me alegra sobremanera tu entusiasta crítica!

El Rector dijo...

Osplva, si lo que buscas es un slasher de los de toda la vida, vas a flipar con The Orphan Killer, uno de los mejores exponentes del subgénero de los últimos años. Aunque yo me sigo quedando con Cold Prey 2 y con los Halloween de Rob Zombie.

Saludos.

Anónimo dijo...

Una película muy entretenida,aconsejable.

Por cierto que pongas "Casals" una vez tiene un pase, pero tres... ;)

El Rector dijo...

Anónimo, en realidad lo había puesto cuatro veces (espero sepa perdonarme), jeje. Lapsus total que ya ha sido subsanado gracias a tu estupendo ojo avizor.

La peli, sin duda, muy recomendable para quien le vaya este royo.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.